EL-SUR

Sábado 20 de Enero de 2018

Guerrero, México

Cultura  

Confronta el artista plástico Oswaldo Germán Santos a niños con su entorno

Marzo 19, 2014

*Con el proyecto ¡1, 2, 3 por mi barrio! alumnos de Barra Vieja plasmarán una realidad idealizada de su comunidad

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Utilizar la imaginación para cambiar el entorno y plasmar esos cambios con el arte pictórico, fueron las premisas del artista plástico Oswaldo Germán Santos Pita, quien este fin de semana inició en el poblado de San Andrés Playa Encantada, en Barra vieja, una intervención artística acompañado por treinta niños, en su mayoría alumnos de primaria.
En entrevista, explicó que el proyecto denominado ¡1, 2, 3 por mi barrio! “es un proyecto que trata sobre el rescate del entorno dirigido a niños y jóvenes, realizamos recorridos con libreta y lápiz en mano para averiguar lo que hay a nuestro alrededor y al llegar al salón de clases de una escuela que nos lo facilita (la primaria rural Emiliano Zapata) los niños dibujan su entorno como es”.
Y es que a decir del artista, este tipo de proyectos son necesarios por lo que se vive en Acapulco: inseguridad y abandono;  “uno va a las comunidades y uno se da cuenta de que no hay programas que lleguen por allá, no es común que vayan personas y ofrezcan talleres de pintura de manera gratuita, sobre todo porque es una actividad humana, necesaria porque los niños deben desarrollar la creatividad, alimentar el alma…”.
Explicó que el proyecto está en una primera fase ya que “en una nueva visita será el hacer el mismo recorrido pero en este caso para ver lo que no les gusta y dibujarlo; luego, en una tercera etapa se plasmará en papel, en base a lo que ya saben, y mediante dibujos la respuesta a la siguiente pregunta: ¿qué es lo que me gustaría tener en mi entorno?”.
Asimismo, agregó que todos los dibujos serán expuestos en la escuela a la vista de todos, en papel grande; “y algunos dibujos irán a parar cerca del lugar que les gustaría cambiar, interviniendo los espacios…”.
Al final, reveló el artista, “el proyecto no termina en la intervención ni en que los niños aprendan a dibujar, al final del proyecto les pasaré unas hojas a los padres para que digan lo que harían para cambiar el entorno de sus hijos, e incluso cabe la posibilidad de que no lo escriba, que mejor lo exprese ante todos porque en ese momento nos reuniremos todos: niños, padres, vecinos, con la idea de concientizar también a los adultos y sepan que los niños saben de los problemas pero en los adultos está el hacer los cambios…”.
Santos Pita recordó que ya ha trabajado algunos talleres parecidos, por ejemplo en Taxco, pero que en esta ocasión y con ayuda del programa Alas y Raíces del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el apoyo de la Secretaría de Cultura de Guerrero logró obtener un estímulo para hacerlo más formal, ya que se realizan varias visitas a la semana al poblado, y más efectivo.
Actualmente, el artista que además está colaborando con al Estudio Municipal de Artes Plásticas de Acapulco y ofrece cursos de grabado en la Casa de la Máscara, viajará a la ciudad de México pues fue invitado a colaborar a lado de 200 grabadores en un proyecto nacional llamado TIR: Taller la Imagen del Rinoceronte, “donde haré la edición de  diez grabados”, por lo que se dijo emocionado por haber sido tomado en cuenta.