10 julio,2024 9:12 am

Biden destaca la fortaleza de la OTAN ante quienes quieren “alterar el orden mundial”

 

Asegura que Ucrania “derrotará” a Rusia con el “total apoyo” de la Alianza Atlántica. EU y cinco países europeos enviarán sistemas de defensa antiaérea Patriot a Kiev. Zelenski agradece y considera el apoyo como un “resultado tangible”. Moscú asegura que “seguirá de cerca” la cumbre en Washington

 

Ciudad de México, 10 de julio de 2024. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha destacado ayer que la OTAN se encuentra “más fuerte que nunca” en un momento en el que “los autócratas quieren alterar el orden mundial”, tras lo que ha señalado a su homólogo ruso, Vladimir Putin, y su invasión de Ucrania, todo ello en el marco de su intervención en la Cumbre de la Alianza Atlántica celebrada en Washington.

“La OTAN es hoy más poderosa que nunca. (…) Es bueno que seamos más fuertes que nunca, porque este momento de la historia nos exige fuerza colectiva. Los autócratas pretenden alterar el orden mundial que en general se mantiene desde hace casi 80 años, y contando”, ha expresado Biden durante su dicurso.

En ese sentido, ha destacado que esta fortaleza ha llegado después de la adhesión de Finlandia y Suecia ante su temor a una agresión rusa contra su territorio y por el hecho de que 23 de los 32 miembros de la OTAN hayan alcanzado un 2 por ciento de gasto de su PIB en Defensa.

De igual forma, ha anunciado que espera que los miembros restantes llegarán “pronto” a esa cifra, y que algunos países gastarán un mayor porcentaje del mencionado.

“Los grupos terroristas siguen tramando el mal para causar caos y sufrimiento. En Europa, la guerra de agresión de Putin contra Ucrania continúa, y Putin no quiere nada menos que la subyugación total de Ucrania para acabar con la democracia de Ucrania”, ha afirmado Biden, que además ha recordado el carácter “democrático” de la Alianza.

Biden también ha aseverado que Ucrania “puede derrotar” y que “derrotará” a una Rusia que pretende “eliminar a Ucrania y su cultura del mapa” gracias al “total apoyo” de la OTAN, que ha aumentado sus envíos de armamento al país eslavo y aumentado su despliegue de tropas en el Flanco Oriental europeo.

El mandatario estadunidense ha vuelto a prometer más ayuda militar para el Ejército ucraniano con el objetivo de que pueda proteger tanto a los civiles en las ciudades como a sus tropas en el frente de batalla.

Ayer, Biden se ayudó de un teleprompter y habló con una voz fuerte y segura y evitó en gran medida los deslices verbales y los signos de confusión que marcaron su actuación en el debate.

Biden estuvo enmarcado por las paredes doradas de la sala federal donde se firmó el tratado por el que se creó la OTAN, y su discurso estuvo coronado por las conmovedoras interpretaciones musicales de la banda del Cuerpo de Marines de Estados Unidos.

Biden, de 81 años, ha soportado 12 días de preguntas fulminantes sobre su idoneidad para el cargo, ya que algunos de sus compañeros demócratas en el Capitolio y donantes de campaña temen que pierda las elecciones del 5 de noviembre tras su desastroso desempeño en un debate el 27 de junio.

Por último, ha agradecido al secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, por su trabajo al frente de la misma en un periodo de grandes dificultades y que, a pesar de ello, ha conseguido reforzarla.

Mientras, que Stoltenberg ha instado ayer a incrementar el gasto en defensa para ayudar a Ucrania tras la última oleada de ataques de Rusia, que han afectado a un hospital infantil en Kiev, en el marco de la cumbre de la Alianza Atlántica que se celebra en Washington.

Estados Unidos y cinco gobiernos europeos –todos ellos miembros de la OTAN– han anunciado ayer en el marco de la cumbre de la Alianza Atlántica que enviarán sistemas de defensa antiaérea Patriot a Ucrania tras la última oleada de ataques rusos que durante la jornada del lunes dejaron 43 muertos y 200 heridos.

El anuncio lo han realizado a través de un comunicado conjunto el presidente estadunidense, Joe Biden; el primer ministro neerlandés, Dick Shoof; el canciller alemán, Olaf Scholz; la primera ministra italiana, Giorgia Meloni; el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis; y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha afirmado haber empezado su primer día en la Cumbre de la OTAN con un “resultado tangible” tras el anuncio por parte de su homólogo estadunidense, Joe Biden, de que cinco países de la Alianza Atlántica enviarán sistemas de defensa antiaérea Patriot a Kiev.

“Agradezco a mis socios –Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, Italia y Rumanía– por haber adoptado una férrea declaración en apoyo al sistema de defensa aérea ucraniana para proteger a su gente, sus ciudades y su infraestructura crítica”, ha expresado a través de su perfil en la red social X.

Los líderes de la OTAN esperan acordar, en la cumbre que celebrarán en Washington entre el 9 y el 11 de julio, la ayuda financiera de 40 mil millones de euros anuales para Ucrania propuesta por el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, que confía en que esta cifra sea la referencia “mínima” para un apoyo que quiere que se revise y se amplíe de forma anual.

Mientras, las autoridades de Rusia han asegurado ayer que “seguirán de cerca” la cumbre que celebrará la OTAN en Washington entre ayer y el jueves, al tiempo que ha reiterado sus acusaciones contra la Alianza por su “participación directa” en la guerra en Ucrania.

 

Texto: Agencia Reforma / Foto: DPA