22 mayo,2020 8:55 am

Hay invisibilidad de los menores en la pandemia, señala el Sipinna

 

Ciudad de México, 22 de mayo de 2020. El reto para los niños, niñas y adolescentes no es la pandemia de Covid-19, es la invisibilidad que presentan durante la emergencia sanitaria, señaló el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), Ricardo Antonio Bucio Mújica.

En rueda de prensa, el funcionario informó que para revertir esta situación, se ha propuesto en el sistema nacional de protección integral una serie de acciones para proteger a los menores durante la epidemia de Covid-19 en México.

Estas acciones, detalló, buscan asegurar que tengan acceso a servicios, salvaguardar su integridad y protección contra la violencia, evitar riesgos sanitarios y minimizar los efectos secundarios que pueda dejar la pandemia a los 40 millones de niñas, niños y adolescentes en el país.

Por su parte, el representante de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud en México (OMS/OPS), Cristian Morales Fuhrimann, afirmó que si bien los menores son los menos afectados por el SARS-CoV-2 también pueden morir. Además de los impactos que sufren de forma indirecta.

Entre los impactos que sufren los niños, niñas y adolescentes por la pandemia, indicó que se encuentran las afectaciones a los servicios de vacunación, el aumento en la pobreza y en la violencia doméstica, así como el enfrentarse a la muerte a causa del virus de sus madres o padres.

Respecto al aumento de la violencia en los hogares, el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México, Christian Skoog, indicó que es fundamental que padres y madres se informen sobre el manejo de sus emociones durante el confinamiento para que se puedan evitar los actos violentos.

“El Covid-19 sí afecta a la infancia y de diversas maneras, pero podemos hacer mucho al respecto. Desde Unicef reiteramos nuestra disponibilidad para acompañar a México en la protección de su infancia y adolescencia”, expresó.

De las 6 mil 510 muertes por el virus en el país, 24 han sido de menores de 20 años, alertan

De las 6 mil 510 muertes por Covid-19 en el país, 24 han sido menores de 20 años, indicó la directora general del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, Miriam Veras.

“Nueve de ellos tenían comorbilidades. El 54 por ciento fueron niños y hay una distribución en siete entidades federativas”, precisó.

La funcionaria indicó, en la conferencia de prensa nocturna en Palacio Nacional, que de los 59 mil 567 casos acumulados de Covid-19, mil 471 son casos de menores de 20, es decir, 2.5 por ciento.

Dijo que las infecciones respiratorias agudas son causa frecuente de enfermedad y defunciones de niños, por lo que es necesario que la gente acuda a tiempo a las unidades de salud.

Los signos de alerta, puntualizó, son respiración rápida, hundimiento de costillas y coloración morada alrededor de la boca o en las uñas, así como fiebre que no se puede controlar fácilmente y dificultad para beber.

“En ese momento no hay que esperarse. Si bien es cierto, estamos diciendo ‘quédate en casa’, en ese momento, siguiendo las medidas de sana distancia, hay que buscar inmediatamente la ayuda médica”, recomendó.

Por otra parte, el director general de coordinación de Hospitales Regionales de Alta Especialidad, Juan Francisco Galán, dijo que el 90 por ciento de los niños que se infectan no va a presentar ningún síntoma.

El 10 por ciento registra síntomas que son completamente indiferenciables de otras enfermedades respiratorias.

Indicó que los niños que llegan a la terapia intensiva son del género masculino y con comorbilidades médicas complejas, como alteraciones congénitas, obesidad, diabetes y cáncer.

Señaló que Covid-19 puede desencadenar la enfermedad parecida a la enfermedad de Kawasaki, pero no es tan frecuente.

“La enfermedad de Kawasaki todavía no se tiene muy bien conocido cuál es el mecanismo disparador de esto, pero se ha asociado no sólo este SARS-CoV-2, sino con otros virus son desencadenantes de este proceso, es un proceso inflamatorio, es una respuesta inmune”, indicó.

Mencionó que las señales de alarma es la presencia de un exantema cutáneo.

Texto: Redacción / El Sur / Natalia Vitela / Agencia Reforma / Foto: Jessica Torres Barrera-Archivo