EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Deportes  

Error de Pumas abre la puerta al América para ganar en el Azteca

Con goles de Richard Sánchez y Mauro Lainez, las Águilas se imponen 2-0 y recuperan el liderato del torneo al llegar a 25 puntos, mientras que el equipo universitario se hunde en el penúltimo lugar de la tabla con apenas ocho unidades, luego de 12 jornadas de la Liga MX

Édgar Contreras / Agencia Reforma Ciudad de México

Octubre 04, 2021

Con un contragolpe letal en el tiempo de compensación del final del partido, Mauro Lainez anotó el 2-0 definitivo a favor de América sobre Pumas, ayer en la cancha del estadio Azteca Foto: Agencia Reforma

La siempre fiel afición de los Pumas se negó a realizar la Goya con los jugadores auriazules al finalizar el clásico capitalino. Esa fue la primera señal de alerta de la violencia posterior en el Azteca. Los jugadores auriazules se acercaron a agradecer a su gente. Pensaron que era una buena idea tras perder 2-0 contra el América, que con goles de Richard Sánchez y Mauro Lainez recuperó el liderato del torneo “Grita México A21”. Pero ni La Rebel ni otros aficionados acompañaron a los futbolistas. Esperaron a que los jugadores les dieran la espalda para, ahora sí, lanzar una estruendosa Goya. Estaban irritados y dolidos, por perder contra el archirrival y ver a su equipo hundido. Del otro lado estaban los orgullosos azulcremas, esos que enloquecieron con el golazo de Richard Sánchez, ya acostumbrado a las pinturas de larga distancia. El paraguayo robó el balón en la salida a Jerónimo Rodríguez y tomó adelantado a Alfredo Talavera, al 35’. Esa acción quebró a los Pumas, que habían jugado mejor hasta ese momento. Higor Meritao había fallado un mano a mano y Favio Álvarez un cabezazo. Casi nadie se acercó a reanimar a Jerónimo, salvo Alan Mozo. Aún así los auriazules resistieron. Sacaron el amor propio (porque en futbol aún están en deuda) para hacer sudar a Guillermo Ochoa con los disparos de Mozo, Sebastián Saucedo y el tiro de Cristian Battocchio al poste. Los 8 minutos de compensación le dieron una esperanza a la afición auriazul que, una vez más, demostró que se siente en casa en el Azteca, más ruidosa y entusiasta que la local. Los seguidores azulcremas lamentaron tanto tiempo agregado, más allá de que el árbitro tuviera argumentos tras acudir un par de veces al VAR a revisar una posible expulsión a Miguel Layún y un gol de Henry Martín, anulado por fuera de lugar. En esa recta final entró un espontáneo a la cancha. Minutos después, Lainez organizó un contragolpe letal, ese que culminó con el segundo gol que afianzó a las Águilas a la cima, con 25 puntos, y que mostró que hasta el amor de los aficionados de Pumas tiene un límite. Arman barras zona de guerra La violencia ganó en el clásico capitalino entre América y Pumas y ya tendrá su castigo. Las gradas del estadio Azteca fueron zona de guerra al finalizar el partido. El primer episodio se produjo en la Cabecera Sur. Una nueva barra azulcrema ha nacido, como documentó Grupo REFORMA desde el clásico nacional. Se advertía ya que era un riesgo que estuviera tan cerca de la zona de la afición visitante. Ayer explotó la bomba. Americanistas y auriazules se enfrascaron en una pelea. Sólo los dividía la Policía y una malla; quebraron la resistencia de ambas. El terror invadió a otros aficionados. En tanto, en la parte alta de la Cabecera Norte, los barristas del Ritual del Kaoz también querían entrar a la batalla. Para ello necesitaban salir de esa zona, custodiada por elementos policiacos. Fue tal la resistencia de los uniformados que los hinchas respondieron con agresiones. Las directivas del América y del estadio Azteca no se tentaron el corazón contra los rijosos: estarán vetados el resto de la fase regular. Los barristas no podrán ingresar a los partidos frente a Santos (19 de octubre), Tigres (23) y Monterrey (6 de noviembre). Y se realizará una investigación a fondo que podría arrojar nuevas sanciones, aun cuando anoche la barra se deslindó de los hechos.