EL-SUR

Jueves 18 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Deportes  

Gana Liverpool al Atlético de Madrid por primera vez en Champions League

En un gran partido, el club inglés se impone 3-2 con un doblete de Mohamed Salah, uno de penal, y un golazo de Naby Keita. Los reds ganaban 2-0 y los colchoneros empatan momentáneamente con un par de tantos de Antoine Griezmann, que después sale expulsado. Anula VAR penalti a la escuadra española, que hubiera significado el empate para los dirigidos por Simeone

Europa Press Madrid

Octubre 20, 2021

Con un gol de penalti de Mohamed Salah, el Liverpool se impuso 3-2 al Atlético de Madrid en la cancha del estadio Wanda metropolitano de la capial de España Foto: Tomada de internet

Europa Press

Madrid

El Atlético de Madrid encajó su primera derrota de la temporada en la Liga de Campeones a manos del Liverpool 2-3 en un partido digno de la mejor competición del mundo y que tuvo todos los ingredientes posibles: penaltis, actuación del VAR, un doblete de Griezmann y la expulsión del francés, que condicionó todo el choque con una acción desafortunada al comienzo de la segunda parte.
El vigente campeón de Liga tuvo que afrontar una noche cuesta arriba, sobre todo por cómo concedió al Liverpool en los primeros compases, pero reaccionó a las mil maravillas en la media hora final del primer acto e incluso buscó la portería rival siendo un jugador menos. La inferioridad numérica fue un espaldarazo para los reds, que ganaron por inercia -sigue invictos este curso- con un penalti muy riguroso.
Los de Simeone salieron con la tostada pese al impresionante ambiente del Metropolitano, que acogió su primera gran noche de Champions tras la pandemia. Una grada repleta, El Cholo pidiendo más leña y un público entregado dispuesto a calentar la hoguera. Ahora sí que sí, el futbol vuelve a parecerse al que fue. Y el Atlético también pese a que comenzase de la peor manera.
Los de Jurgen Klopp se pusieron por delante con un golazo de Mohamed Salah, que aprovechó hasta tres quiebros con su cadera para despachar a la zaga colchonera y lograr el 0-1. Para suerte del egipcio, que es el jugador con mejor racha anotadora -nueve partidos seguidos- en la historia del club, su disparo lo rozó Milner y terminó de despistar a un dormido Oblak.
Pero lo peor para los colchoneros no fue ese mazazo, fue el que llegó después, a los cinco minutos, merced a una vola de Keita que reventó la redes. El mal despeje de Felipe dio alas a los ingleses, que dominaron a su gusto -más por el marcador- que por su habitual juego de rock and roll. La noche exigía mucho más de los locales y acabó llegando.
Griezmann fue quien desperdició un mano a mano clarísimo, pero tuvo su primera gran noche -desde que volvió a Madrid- gracias a la media hora final, una actuación apoteósica que culminó con dos golazos. El primero fue más de pícaro, metiendo la bota a un disparo raso de Koke, y el segundo ajustando el cuero al palo más alejado tras una asistencia exquisita de Joao Félix.
El portugués se fue de Van Dijk, ganó el espacio y habilitó al Principito, que definió como los ángeles. La noche no sólo se había equilibrado (2-2, min.34), sino que se pudo completamente de cara para los rojiblancos, venidos a más por el empuje en el centro del campo, sobre todo de Rodrigo de Paul, otra vez uno de los mejores.
Sin embargo, el guion cambió de la noche al día a los cuatro minutos de la reanudación. Griezmann peleó un balón con Firmino y elevó el pie hasta su cabeza ganándose la consecuente tarjeta roja. El francés casi ni protestó, todo lo contrario que sus compañeros, que eran conscientes de la dificultad de la empresa siendo un guerrero menos.
Pese a la expulsión, el Atlético no varió su forma de entender el partido y trató de hincar el diente a su rival con varias jugadas de Carrasco, una de ellas tras una combinación con Trippier que sorprendió a la liviana zaga del Liverpool. Con el paso de los minutos, los del Cholo optaron por condurar el marcador aunque sus intenciones siempre fueron ir hacia delante.
Cuatro cambios de golpe, entre ellos Suárez, Correa y Llorente para ir a por el partido, pero un inocente penalti de Hermoso impidió ejecutar el plan. El árbitro no dudó y Salah, con mucha sangre fría, marcó el definitivo 2-3 a falta de 15 minutos para el final. No podían pasar más cosas, o eso pensaba el colchonero, que todavía pudo ilusionarse en los diez minutos finales.
Una jugada de Diego Jota sobre Giménez fue señalada como penalti a favor del Atlético, pero el VAR corrigió al colegiado alemán. Su decisión dejó al campeón español sin premio y con la primera derrota europea de la temporada. Sin embargo, los de Simeone seguirán en la segunda posición, eso sí, con 4 puntos, los mismos que el Porto y muy lejos de su verdugo de ayer.

“Me sorprendió que el
árbitro anulara el penalti”

El entrenador del Liverpool, Jurgen Klopp, se mostró muy contento por conseguir la victoria en el Metropolitano (2-3), en la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions, y destacó el esfuerzo de sus futbolistas, además de mostrar su sorpresa por el cambio de opinión del árbitro tras señalar un penalti a favor del Atlético.
“En estos partidos siempre hay dramatismo. No es nada fácil meter dos goles al Atlético en 15 minutos, pero a veces tu propia cabeza es el mayor enemigo. Y creo que no hemos sabido controlar el partido. Hemos concedido y hemos encajado dos goles, uno de ellos a balón parado, y son cosas que sabíamos y podíamos haber defendido mejor”, indicó en rueda de prensa.
“El primer penalti fue claro y el del Atlético no era penalti, según mi opinión. Aún así me sorprendió que el árbitro lo anulara. Y en cuanto a la tarjeta roja es mala suerte, pero es roja. Es un pie en la cara de mi jugador y por esas cosas te expulsan. A nadie le gusta, pero son cosas que pasan. Hemos tenido que defender porque incluso con 10 jugadores han jugado un futbol muy intenso. Los tres puntos es lo más importante, hemos dado un gran paso adelante”, espetó el germano.
Por su parte, el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, aseguró que no puede estar contento cuando pierde tras caer ante el Liverpool, pero subrayó la fortaleza de sus jugadores para replicar al buen inicio del conjunto inglés.
“No me quiero quedar con la suerte o no suerte. Otro equipo se hubiera desmoronado con este comienzo y aquí pasó todo lo contrario. El equipo respondió muy bien, ganó duelos y atacamos al espacio para hacerles daño. Apareció el 1-2 y el 2-2, pero luego también la ocasión de Joao, de Lemar y de Griezmann”, analizó el argentino en rueda de prensa.
“En el segundo tiempo también tuvimos la ocasión más clara pero su portero vuelve a parar en dos ocasiones. Y llegó la expulsión, el penalti, el otro penal no cobrado y ya está. Fue un partido lindo con protestas de cada lado. Los árbitros nos favorecieron la semana pasada en Milán y hoy (ayer) –posiblemente– pasó lo contrario”, señaló.
“No me siento perjudicado por el árbitro. Yo puedo protestar, enojarme en el campo pero de la misma manera que aciertan también se equivocan. A nosotros nos pasa lo mismo. ¿El penal de Giménez? Dijo que no era, pues no era. Y la roja dice que fue, no pasa nada más allá de que -obviamente- nosotros reclamáramos lo que podíamos”, dijo.