EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Deportes  

Juega el Tri a no perder ante Ecuador y rescata un insípido empate; reaparece grito homofóbico

El técnico Gerardo Martino modifica su planteamiento táctico con la selección mexicana con relación a lo que mostró en la derrota contra Uruguay, pero sigue padeciendo de idea y creatividad para generar peligro, frente a un rival que lo incomodó con muy poco y casi le saca la victoria. Cerca del final del partido, el árbitro detiene el juego por protocolo, tras el grito ofensivo de la afición en Chicago en contra del portero ecuatoriano

Junio 06, 2022

Lo único rescatable del empate de ayer entre México y Ecuador fue la gran entrada que se presentó en el estadio Soldier Field de Chicago, con un lleno total en sus tribunas, pese al pobre espectáculo Foto: Tomada de Internet

Staff / Agencia Reforma

Chicago

Con cuatro llegadas de mediano peligro se ve complejo que un equipo pueda destacar en Mundial porque ni siquiera alcanza para imponerse a un correoso representativo de Ecuador.
Si México estaba realmente interesado en enfrentar a un sinodal adecuado para analizar las carencias y necesidades rumbo a Qatar 2022, puede darse por bien servido porque el 0-0 ante la escuadra ecuatoriano levantó más preguntas sobre la inoperancia del Tri en el ataque y más dudas sobre si resistirá la presión ante rivales que sepan definir mejor, como ya lo demostró Uruguay y como podrían lograrlo Argentina, Polonia y en una esas Arabia Saudita.
Y lo peor no fue que la Selección Mexicana mantuviera el tono gris en su ofensiva sino que apareciera el grito homofóbico en las tribunas, que obligó a detener el encuentro.
El grito fue parte del reclamo que la afición mexicana en el Soldier Field de Chicago hizo por un presunto penal sobre Uriel Antuna a cargo de Pervis Estupiñán, jugada que los jugadores y el cuerpo técnico del Tri protestaron de forma airada.
En realidad la acción de Estupiñán no fue falta. Alcanzó a acariciar el balón ante de chocar con Antuna.
Poco antes Jesús Gallardo intentó de media distancia y el tiro se fue a un lado de la portería rival, y al 69’ se dio la mejor jugada de la ofensiva del Tri, con un envío de Raúl Jiménez que quiso colocar a segundo poste y pasó silbando.
Otra mala nota surgió para México justo en la que fue su mejor llegada en la primera mitad. Al 13’, Jesús Manuel Corona quedó pleno dentro del área para fusilar al arquero Alexander Domínguez, quien alcanzó a rechazar el que pudo ser el primer gol del Tri, y tras su disparo Tecatito chocó con el zaguero Piero Hincapié, lastimándose la rodilla derecha.
Aunque intentó seguir en la batalla, Corona salió al 27’ por la lesión. Su sitio lo tomó Antuna.
El otro buen avance de la selección mexicana en la primera mitad llegó con un trazo aéreo de Héctor Herrera que no pudo rematar de forma cómoda Alexis Vega.
Cuatro jugadas de cercano peligro y ya. No hizo más el Tri.
Y al contrario. Se salvó al 38’ gracias a los reflejos de Guillermo Ochoa a dos tiempos para evitar el tanto en disparo de Romario Ibarra.
Así, México está lejos de espantar sus rivales hacia el Mundial en Qatar.

“No jugamos mal”,
se justifica Martino

La selección mexicana hilvanó partidos sin ganar y sin anotar gol, pero el director técnico Gerardo Martino aseguró que el partido contra Ecuador no merece una calificación reprobatoria para su equipo.
Por el contrario, Martino considera que el Tri hizo lo suficiente para ganar el partido disputado en el Soldier Field de Chicago.
“Hoy es un partido que no merece la reprobación, es un partido que teníamos que haber ganado”, dijo el argentino. “Tenemos que tratar de jugar como hoy mucho tiempo”.
Tras la derrota por goleada de 3-0 ante Uruguay y el empate 0-0 con Ecuador, el Tri ligó partidos sin anotar por primera vez en su gestión, pero Martino defendió el nivel de su equipo y criticó que los aficionados hayan lanzado el grito homofóbico como protesta.
“Hoy no cabía (lo del grito) porque México no jugó mal”, sostuvo.
Para Martino, los últimos partidos le han permitido al Tri sacar conclusiones positivas.
“Una de ellas es saber que hay un sistema de juego que nos queda mejor, que nos hace sentir más cómodos”, dijo.
Además, Martino descartó que la lesión de Jesús Manuel Corona sea de gravedad.