EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Deportes  

Recupera el Tri el liderato, tras golear fácil a Honduras en el estadio Azteca

Con goles de Sebastián Córdova, Rogelio Funes Mori e Hirving Lozano, la selección mexicana se impone 3-0 a los catrachos y vuelve al primer lugar del octagonal en la eliminatoria de la Concacaf rumbo al Mundial de Qatar 2022 al llegar a 11 puntos. EU cae con Panamá y se queda con ocho unidades en segundo lugar

Édgar Contreras / Agencia Reforma Ciudad de México

Octubre 11, 2021

 

Hirving Lozano festeja su gol, el 3-0 definitivo de México sobre Honduras, ayer en la cancha del estadio Azteca Foto: Tomada de internet

México dio un golpe de autoridad en el Octagonal y recuperó el liderato al vencer 3-0 a Honduras. El Tricolor ganó, gustó y goleó en su último partido del año en el estadio Azteca y justo antes de las rocosas visitas ante El Salvador, Estados Unidos y Canadá, en la Eliminatoria rumbo a Qatar.
Sebastián Córdova, Rogelio Funes Mori e Hirving Lozano firmaron los goles en uno de los momentos de mayor presión en este proceso mundialista. Ahora el Tri ya le saca tres puntos a Estados Unidos y Panamá y cuatro a Canadá. Los estadunidenses perdieron 1-0 en su visita a los panameños.
Lo único que puede reprochársele a México fue el que el resultado se quedó corto; disparó 23 veces a gol.
El Tri mejoró en la elaboración de juego y en la presión alta, tal y como pidió Gerardo Martino. Asfixió al rival y mandó un mensaje claro: no cualquiera puede salir vivo de la cancha del Azteca, al que acudieron 44 mil 992 aficionados.
Un pequeño ajuste táctico marcó diferencia. El Tri pasó del 4-3-3 del partido pasado a un 4-2-3-1 en el que Héctor Herrera ayudaba al otro contención Edson Álvarez en labores defensivas, y en el que Sebastián Córdova tenía total libertad para moverse atrás de Raúl Jiménez y combinarse con los extremos Hirving Lozano y Jesús Manuel Corona, quienes también se botaban de su zona para marear al cuadro catracho. La línea defensiva se paró en la media cancha.
Un gran ajuste en la actitud cambió todo. Por eso México generó opciones de gol desde el primer minuto. Lozano falló dos muy claras, una en remate de palomita en el área chica y otra en la que el portero Luis López hizo una buena atajada. Raúl Jiménez estrelló el balón en el poste en un cabezazo. El partido fue una práctica de tiro a gol ante un Honduras aterrado, como en los viejos tiempos.
La ola, el “Cielito Lindo” y el ya popular cántico “¡Eeel Chucky Lozaaanooo!”, al ritmo de Seven Nation Army, le dieron combustible al Tricolor, que desde el 49’ jugó con superioridad numérica tras la roja de Maynor Figueroa, y que no le dio al rival un motivo para imaginar siquiera la posibilidad de un “Aztecazo”.
A pesar de que ayer en la cancha ningún futbolista sacó una nota no aprobatoria, en la tribuna no todos tuvieron un comportamiento ejemplar.
A diferencia del encuentro ante Canadá, en esta ocasión el grito homofóbico se escuchó de manera tenue en el Estadio Azteca gracias a la intervención del sonido local y de una mayoría de seguidores que se contuvieron e incluso encontraron distractores para no caer en el juego de los que siguen acompañando el despeje del arquero rival con el reprobable ritual.
En los lapsos flojos el encuentro, un alto porcentaje de los 44 mil 900 seguidores tricolores buscaron cómo sacar la tensión que provocó el raquítico 1-0, así que al poco rato comenzaron con las olas y después llegó el “Cielito Lindo”.
A estos le siguió un show de flashes orquestado por los propios seguidores y una prueba de lanzamiento de avioncitos de papel, que tuvo como ganador a uno que cayó en el área de Guillermo Ochoa.
Sin embargo, no todos liberaron la presión de la misma forma, pues al 48’ en la cabecera norte se escuchó, en bajos decibeles, el “Ehhh…¡Puto!”, algo que se replicó 12 minutos después. A partir de ahí, el sonido local comenzó a poner una grabación con el grito de “¡México!” para tapar los tenues alaridos que se escucharon.
Del otro lado, en la cabecera sur casi todo fue fiesta pues, salvo un conato de bronca que se presentó durante el juego, mismo que terminó pronto y con los protagonistas fuera del inmueble, el penado clamor no se apareció y menos con los goles de la recta final del partido.

Inédito triunfo de Panamá sobre EU

Por su parte, Panamá hizo naufragar por primera vez a Estados Unidos en tierras del canal. Gracias a un gol de cabeza de su mediocampista Aníbal Godoy, Panamá se impuso el domingo por 1-0, propinándole el primer revés a la selección estadounidense en partidos por las eliminatorias mundialistas.
Panamá sumó ocho puntos, al igual que Estados Unidos, y se instaló entre los primeros lugares del Octagonal de la Concacaf al Mundial de Qatar 2022.
La inédita victoria se dio justo al cumplirse cuatro años de la clasificación de Panamá a su primera Copa del Mundo, que se consiguió en la última fecha del hexagonal al derrotar a Costa Rica 2-1 y combinarse con la caída de Estados Unidos en Trinidad y Tobago que dejó a la selección norteamericana fuera de Rusia 2018.
Poco antes del silbato inicial se le rindió un homenaje a los jugadores panameños que lograron ese primer boleto mundialista.
Godoy marcó el tanto a los 54 minutos ante un estadio Rommel Fernández a su máxima capacidad. Esta vez se permitió que su aforo de algo más de 23 mil aficionados se ocupara completamente. Los asistentes debieron haberse vacunado con las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.