EL-SUR

Sábado 08 de Mayo de 2021

Guerrero, México

Guerrero  

Aumentan en Iguala las ejecuciones, de 23 en los primeros cuatro meses de 2020 a 87 en este año

El incremento equivale a cuatro veces más que el año anterior, indica un recuento de la información publicada en El Sur. Hubo de enero a abril ocho enfrentamientos entre presuntos miembros de la delincuencia organizada y policías estatales y ministeriales, con un saldo de cinco civiles muertos. De las víctimas cuatro son mujeres y hay 14 heridos

Alejandro GuerreroIguala

Mayo 04, 2021

 

Agentes de la Guardia Nacional y de la Policía del Estado resguardan la zona en la que ayer en la tarde un joven de 23 años fue asesinado a balazos en la colonia Heberto Castillo de Iguala Foto: El Sur

En el primer cuatrimestre de este año la violencia en Iguala casi se cuadruplicó en comparación con el año pasado, aumentando de 23 a 87 homicidios dolosos, 278 por ciento más, a pesar del reforzamiento de la seguridad con la llegada de efectivos de la Guardia Nacional y Policía del Estado que desde el 18 de marzo asumieron el control y vigilancia del municipio.
A diferencia de la disminución del 6 por ciento de homicidios que hubo en términos generales en el estado en el primer cuatrimestre de este año en comparación con 2020, de 418 casos a 393, en Iguala la tendencia de la violencia va a la alza y ha repuntado en el último año por la presunta disputa por el control del territorio entre grupos antagónicos de la delincuencia organizada, por una parte Guerreros Unidos, ahora llamado La Bandera, contra Los Tlacos, originario de la sierra de Tlacotepec, de acuerdo con un recuento de notas periodísticas publicadas en El Sur.
En el primer cuatrimestre de este año ocurrieron 87 homicidios en Iguala, 17 en enero, 13 en febrero, 31 en marzo y 26 en abril, de éstos cuatro fueron mujeres, un menor de edad y además resultaron 14 personas heridas en los distintos ataques.
Entre enero y abril de 2020 ocurrieron 23 homicidios; cinco en enero, ocho en febrero, cuatro en marzo y seis en abril, una diferencia de 64 asesinatos, que representa un aumento de la violencia del 278 por ciento en comparación a este año. Mientras que en 2019 en el mismo periodo de tiempo hubo 18 asesinatos; tres en enero, seis en febrero, seis en marzo y tres en abril.
En lo que va de este año se han dado ocho enfrentamientos a balazos entre civiles armados, presuntos miembros de la delincuencia con policías estatales y ministeriales, en los que suman cinco civiles muertos. El primero el 3 de enero dejó dos detenidos y otro cuatro días después. Otro enfrentamiento entre policías estatales y civiles ocurrió el 3 de marzo en el que también fueron detenidos dos pistoleros y uno más con policías ministeriales el 15 de marzo en el poblado de Tepochica.
Asimismo el 26 de marzo hubo dos enfrentamientos distintos, uno en la colonia Chapultepec con Policías Ministeriales y otro con policías estatales en la calle Nicolás Bravo del centro, en ambos casos hubo un civil muerto. También el 15 de abril policías estatales fueron agredidos a balazos por pistoleros en la céntrica calle Celestino Negrete y en un enfrentamiento dos civiles murieron y en otro enfrentamiento con estatales el 22 de abril en la calle Ignacio Comonfort del centro, otro civil fue abatido.
Entre los asesinados en esta ola de violencia hay transportistas, entre ellos los hermanos Omar y Martín Ocampo, ex funcionarios municipales hallados torturados y asesinados el 20 de enero, mientras que el 3 de febrero fue ejecutado el abogado Eloy Flores Carreto, quien había sido detenido junto al entonces alcalde perredista de Cocula, Erik Ulises Ramírez Crespo bajo investigación de delincuencia organizada.
El subdirector de tránsito municipal César Carranza Rosales fue asesinado el 10 de febrero y nueve días después fue hallado embolsado el empresario Miguel Martínez en la comunidad de Santa Teresa, luego de una semana que había desaparecido. Asimismo el 3 de marzo fue asesinado a balazos el ex comisariado ejidal, Bernardo Erazo Salgado y un día después fue hallado decapitado y desmembrado un policía municipal en la entrada a Iguala.
El 18 de marzo los efectivos de la Policía Municipal fueron desarmados y acuartelados, y cuatro días después fueron enviados a un curso de capacitación y adiestramiento a Tlaxcala junto con agentes de vialidad. Ese día asumieron el control y la vigilancia de Iguala efectivos de la Guardia Nacional y Policía del Estado; desde ese día han ocurrido 42 asesinatos considerando el de este lunes.
También el 20 de abril fue asesinado el jefe de licencias y permisos de la dirección de tránsito, Humberto Carranza, así como taqueros, propietarios de tortillerías, pollerías, talleres, hojalaterías y vulcanizadoras.