EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Guerrero  

Detienen al líder de UPOEG Bruno Plácido por robo y daños en 2016; lo encarcelan en Tlapa

En días recientes, el subsecretario de Seguridad federal señaló que esta organización social tiene vínculos con la delincuencia organizada. Se enfrentó con policías ministeriales y el vicefiscal en Acapulco, con efectivos del Ejército y GN en Marquelia y antes con marinos

Lenin Ocampo Torres Chilpancingo

Agosto 10, 2022

Lenin Ocampo Torres

Chilpancingo

La Fiscalía General del Estado (FGE) detuvo al dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, por los delitos de “robo específico y daños en agravio de diversas víctimas” ocurridos en Tlapa de Comonfort en el año 2016.
Mediante un boletín la FGE informó que fue detenido en la ciudad de Chilpancingo y enviado al penal de Tlapa, donde será puesto a disposición del Juez Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Morelos.
La Fiscalía no informó en qué hechos se cometieron los delitos que le imputan a Bruno Plácido en 2016.
Una fuente que fue testigo de la detención señaló a El Sur que el dirigente fue aprehendido cerca de las 3 de la tarde en la avenida Ignacio Ramírez cerca del Ayuntamiento de Chilpancingo.
El testigo mencionó que Bruno Plácido participaba en la actividad cultural del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se llevaba a cabo en el Zócalo capitalino y que al retirarse fue perseguido por agentes ministeriales sin uniforme y subido a una camioneta blanca de doble cabina.
En una fotografía que hizo circular la Fiscalía General, se observa al fundador del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) sentando en medio de dos hombres, vestido de guayabera blanca, con las manos adelante y mirando a la cámara.
A las 5 de la tarde comenzó a circular el rumor de su detención y a las 7 de la noche fue confirmada por la FGE mediante un boletín de tres párrafos.
La detención se da en medio de la polémica y declaraciones en los medios de comunicación donde el dirigente indígena señaló que “la Fiscalía del Estado pretende desestabilizar el gobierno de Evelyn Salgado Pineda”, después de que la semana pasada el vicefiscal Ramón Celaya Gamboa, fue atacado presuntamente por miembros de la UPOEG y señaló que esta organización social tiene nexos con el grupo de la delincuencia organizada Los Rusos.
El miércoles pasado en conferencia de prensa en Acapulco, el vicefiscal reveló que había dos órdenes de aprehensión en contra de dos dirigentes de la UPOEG, aunque no dio los nombres.
Desde el inicio del sexenio de Evelyn Salgado, Bruno Plácido había denunciado la falta de atención de las autoridades a su organización.
A finales de diciembre y en enero de este año denunció los ataques a la comandancia de Buenavista de la Salud, municipio de Chilpancingo, el desarme de sus elementos en filtros de la Costa Chica y el asesinato de comandantes que fundaron el Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) que es la autodefensa de la UPOEG.
El 28 de junio en el municipio de Marquelia, la UPOEG se enfrentó con el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, y fueron detenidos ocho integrantes entre ellos su último comandante visible, Jesús Calleja Clemente, el Chucho, al cual la Fiscalía General de la República (FGR) señaló como operador de Los Rusos en la Costa Chica.
Un mes antes, el comandante Calleja retuvo a un grupo de marinos que intentó desarmar a un elemento y los amenazó con “amarrarlos del puente” del río Marquelia. Además, los elementos de la UPOEG golpearon con palos a los elementos de la Marina Armada.
Bruno Plácido Valerio es indígena mixteco, nació en Buena Vista municipio de San Luis Acatlán y en el año 2010 fundó la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) con el objetivo de pelear a la Comisión Federal de Electricidad tarifas justas de luz para las comunidades.
Con la UPOEG y la lucha contra la CFE comenzó a tener presencia en los municipios de la Costa Chica, parte de la Montaña y la Región Centro, donde ganaron juicios y lograron tarifas más baratas para las comunidades pobres de Guerrero.
Durante tres años la UPOEG fue agremiando a indígenas, campesinos, comerciantes, estudiantes y dirigentes sociales, para crear una de las organizaciones más grandes de la entidad a finales del gobierno de Zeferino Torreblanca Galindo y el inicio de Ángel Aguirre Rivero.
Al mismo tiempo era consejero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC), donde en los últimos años era el promotor de destruir enervantes y enfrentar al crimen organizado, algo que en los estatutos de la CRAC no está escrito.
La ruptura con la CRAC-PC se dio en Ayutla, donde gente cercana a Plácido Valerio fundó junto con Gonzalo Molina y Arturo Campos la Casa de Justicia de Ahuacachahue, en diciembre de 2012, el grupo de Bruno era encabezado por Ernesto Gallardo Grande y fue expulsado en una asamblea en la comunidad de La Concordia y posteriormente se fundó la Casa de Justicia de El Paraíso.
Desde ese rompimiento los grupos de la CRAC-PC señalaron a la UPOEG como un grupo paramilitar que era manejado por el gobierno de Aguirre para dividir a las organizaciones de la Montaña y Costa Chica.
El 7 de enero de 2013 la UPOEG encabezada por Ernesto Gallardo tomó las cabeceras municipales de Ayutla de los Libres y Tecoanapa, donde detuvo a 56 presuntos delincuentes, vendedores de droga y desplazaron al grupo de Los Rojos que operaba en esa localidad.
Posteriormente, en ese mismo mes se fundó el Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) que se convirtió en el brazo armado de la UPOEG y comenó a tomar los municipios de la Costa Chica replegando principalmente a los grupos de la delincuencia que controlaban las zonas.
En el 2014 la UPOEG entró al Valle del Ocotito donde continuó replegando al grupo delictivo de los Rojos y posteriormente por divisiones internas fue expulsado por el Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG).
En 2017 la UPOEG encabezada por Bruno Plácido entró a las comunidades de la sierra de Chilpancingo, Leonardo Bravo y Heliodoro Castillo para pelear territorio al grupo de Ángel Villalobos, el señor de la A; Onésimo Marquina Chapa, el Necho y Juan Castillo Gómez, el Teniente, logrando quitarles parte de sus territorios que posteriormente recuperaron a finales de 2018 con el grupo de Los Tlacos y la Policía Comunitaria de Heliodoro Castillo.
En octubre del 2020 fue asesinado su comandante Ernesto Gallardo, lo que ocasionó el declive y la división de la organización en diferentes zonas del estado.
El 7 de julio de este año el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, señaló que la UPOEG es aliada del grupo criminal de Los Rusos que opera de Acapulco a Pinotepa.
Desde ese día, Bruno Plácido Valerio denunció constantemente el hostigamiento de las autoridades a su persona y a su organización que en un principio fue creada para combatir la delincuencia y recuperar los territorios tomados por los grupos del crimen organizado.