EL-SUR

Lunes 15 de Julio de 2024

Guerrero, México

Guerrero  

Marchan madres guerrerenses en la Cdmx para exigir la presentación de sus desaparecidos

Frente a Palacio Nacional exigen al presidente Andrés Manuel López Obrador que no minimice la desaparición forzada de personas, que la pare, “queremos seguridad para nuestros jóvenes, para nuestros niños, para toda la sociedad en general, que se pongan a trabajar”, exige una de las mamás

Mayo 11, 2024

Frente a Palacio Nacional en la Ciudad de México, familiares de desaparecidos que estuvieron en la manifestación Foto: Juan Luis Altamirano

Juan Luis Altamirano Uruñuela

Ciudad de México

Alrededor de 50 madres y familiares de personas desaparecidas del estado de Guerrero pertenecientes a distintos colectivos, participaron este 10 de mayo en la marcha de buscadoras en la Ciudad de México.
Los colectivos guerrerenses se unieron a la marcha organizada a nivel nacional y que tuvo participación de madres de distintos estados de la República, para partir desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo de la capital del país.
El recorrido transcurrió por la avenida Paseo de la Reforma para posteriormente dirigirse a la avenida Juárez y al hacer conexión con Eje Central, caminaron por avenida 5 de Mayo e hicieron una desviación en la calle Simón Bolívar, para tomar 16 de Septiembre y llegar a la plancha del Zócalo, debido a las obras que se realizan en el centro de la capital.
Durante el recorrido, madres y familiares exigieron al gobierno la presentación con vida de sus hijos y gritaron consignas como, “no somos uno, no somos 10, presidente cuéntanos bien”, “¿Dónde están, ¿dónde están?, nuestros hijos ¿dónde están?”, “la gente nos pregunta y esas quiénes son, somos buscadoras y buscamos con amor”.
Al llegar a la plancha del Zócalo, un grupo de madres se acercaron del lado de Palacio Nacional que está cercado con vallas, colocaron lonas con fotos de los y las desaparecidas, mientras que del otro lado agentes de seguridad se formaron. Las madres colocaron sin mayor problema sus lonas.

“El camino más difícil que me ha tocado recorrer”, dice madre buscadora

La integrante del colectivo Memoria, Verdad y Justicia, Socorro Gil Guzmán, madre de Jonathan Guadalupe Romero Gil quien tiene a su hijo desaparecido desde el cinco de diciembre de 2018 en Acapulco, dijo, “ha sido el camino más difícil que me ha tocado recorrer, desde que se llevaron a mi hijo, pues mi vida quedó en un alto. Lo único que sabemos hacer es andar buscándolo de un lado para otro”.
Frente a Palacio Nacional, la señora Socorro expuso que le pediría al presidente Andrés Manuel López Obrador que no minimice la desaparición forzada de personas, como fue el caso de sus hijos.
“Que paren la desaparición, que queremos seguridad en las calles, que queremos seguridad para nuestros jóvenes, para nuestros niños, para toda la sociedad en general, que se pongan a trabajar”, exigió.
En un día simbólico como el Día de las Madres, la señora Socorro admitió sentirse triste debido a que no debería estar en una situación como la que vive, y dijo que en caso de ver a su hijo le diría que lo ama y lo extraña.
“Le diría que lo amo, que todo este tiempo lo he extrañado, que me hace mucha falta. Ahora tiene dos sobrinos a los que no conoce, pero ellos sí lo conocen a él porque yo se los muestro todos los días, mis niños lo abrazan. Le diría que lo amo y que no lo voy a dejar de buscar hasta que yo lo encuentre. Si no lo encuentro en esta vida y hay otra vida, en esa otra vida lo volveré a buscar”, externó.
La señora Gloria Hernández es madre de Pablo César Miranda Hernández. Él desapareció en 2007 en Barra Vieja en Acapulco, a los seis meses su hermano Armando lo buscó y desapareció en 2008.
Gloria dijo que en casi 17 años de la desaparición de Pablo no ha tenido una respuesta positiva de las autoridades, incluso dijo que el expediente donde se registró el caso de su hijo no se lo prestan.
“Nunca me han dado respuesta de nada, el gobierno ni nada. Incluso me desaparecieron el expediente de mi hijo, ya no cuento con el expediente de mi hijo, no lo tengo, lo ando pidiendo y no me lo dan, me lo niegan, me dicen que no está”, denunció.

È 6
colectivos esperan que el gobierno federal les ponga atención y ayude, pues afirmó que en el momento en que su hijo desapareció, una parte de ella murió.
“Queremos que ya nos ayuden, que nos pongan atención, que se compadezcan de nuestro dolor porque cuando nos desaparecen un hijo, también a nosotras las mamás nos matan en vida”, agregó.
Indicó que en caso de encontrar a su hijo, “pues le daría un abrazo” y que se mantiene en la búsqueda tanto de Pablo como de Armando y que no parará hasta que los logre encontrar.
Lucila López es del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera, originaria de Iguala y madre de Lucila Josefina Fernández López, desaparecida desde el siete de mayo de 2020.
Lucila informó que su hija dejó a su hijo con tres años y actualmente tiene siete, afirmó que su nieto le ha “dado las fuerzas necesarias para seguir buscando a mi hija” y es quien la impulsa para salir adelante.
“Como madre ya no soy la misma de antes, me siento incompleta. Me siento como si faltara una parte de mí, un brazo, una mano, un ojo, que sé yo, así me siento y la lucha es diaria. Yo le pediría el gobierno que mirara nuestra situación”, suplicó.
La señora recordó que ella fue madre justamente un 10 de mayo y que su hija cumple años el Día de las Madres, aprovechó el marco de esta festividad para indicar que le hace falta Lucila Josefina.
“El día de hoy Dios me dio la dicha de ser madre, ella nació un día 10 de mayo de 1997. Le diría que me hace falta, cómo la extraño y que su lugar en mi casa siempre va a estar, todas sus pertenencias ahí las tengo, se las he cuidado, y que la amo mucho”, expuso.
Juan Sebastián García Antúnez desapareció el 27 de febrero de 2011 en Chilpancingo. Desde entonces para su madre Gema Antúnez Flores, la celebración del Día de las Madres se ha convertido en un “duelo” y su participación en la manifestación es para exponer que seguirán en pie de lucha.
“Demostrarle al gobierno que las madres vamos a seguir luchando, las familias vamos a seguir unidas, trabajando hasta encontrar a nuestros desaparecidos”, dijo.
A su hijo Juan la señora Gema confesó que le diría que el 10 de mayo se convirtió en una fecha vacía desde hace 13 años, y que está dispuesta a seguir en su búsqueda aunque sea lo último que haga.
“Hoy le diría que me hace falta que cada año llegaba y me abrazaba, me llevaba serenata, y pues este día está vacío para mí, y que me hace falta escuchar sus palabras de amor, de cariño, y también quiero que sepa él que donde quiera que esté lo voy a seguir buscando, porque ese es mi compromiso como madre, que voy a seguirlo buscando hasta el último instante de mi vida”, dijo también entre el llanto.
La señora Guadalupe Vicario tiene a Agustín y Héctor, sus hijos, desaparecidos desde el 2013 además de a su esposo Agustín, relató que policías ingresaron a su casa en Chilpancingo y se los llevaron.
“No es un día de fiesta, es un día de dolor porque recuerdo a mis hijos, que siempre me decían que siempre íbamos a estar juntos y los perdí”, dijo la señora.
Guadalupe Vicario indicó que ella está dispuesta a continuar la búsqueda de sus familiares hasta encontrarlos y sin importar las consecuencias, incluso “así me lleve conmigo la vida, pero los tengo que encontrar”.