EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Guerrero  

Respalda la CRAC a la Comunitaria de Xalpatláhuac pero se compromete a depurarla

El coordinador de la Casa de Justicia de Espino Blanco, Plácido Dolores, reconoce que hay quejas pero dice que permanecerá dando seguridad porque hay gente que la avala

Octubre 27, 2021

Antonia Ramirez Marcelino / Zacarías Cervantes

Tlapa / Chilpancingo

El coordinador de la Casa de Justicia de Espino Blanco, Plácido Dolores Gálvez, informó que la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) se compromete a que se realizará una depuración de los policías comunitarios de Xalpatláhuac por las quejas que se han suscitado, de que andan encapuchados porque de acuerdo a su reglamento interno, eso no está permitido y genera desconfianza y miedo con la población, pero que permanecerá brindando seguridad porque hay gente los avala.
Relató que el pasado lunes, acudieron al municipio de Xalpatláhuac a petición de la presidenta, Selene Sotelo Maldonado, porque el 20 de octubre fue a Espino Blanco municipio de Malinaltepec a pedirles que se agendara una reunión porque los policías comunitarios cometen arbitrariedades contra la población.
Agregó que andan encapuchados y acuden a las oficinas del tlayakanki, Nicolás Villareal Dircio, porque están sujetos a él, por ser la máxima autoridad tradicional en la cabecera y su oficina se ubica dentro del Ayuntamiento, y esa situación intimidaba a la presidenta.
Y por esa petición acudieron el lunes a las 10 de la mañana, cuando llegaron observaron que había dos grupos, uno del tlayakanki que estaba en el corredor del Ayuntamiento, el otro que es del Ayuntamiento estaba colocando sillas en la explanada, pero la gente llegaba y optaba por ir con el tlayakanki.
A las 11:7 minutos llegó la presidenta, Sotelo Maldonado, pero para ese entonces ya la gente se sentía molesta y los enojó más porque llegó con varios periodistas que inmediatamente empezaron a grabar, sin pedir permiso a la asamblea. La gente exigió que no se grabará y no se respetó.
Dijo que apenas la alcaldesa se acercó dónde estaba el Tlayakanki y los coordinadores de la CRAC, para que se pusieran de acuerdo cómo serían las mesas de trabajo, la población empezó a gritarle y empezaron los empujones, entonces la Policía Municipal se acercó y la sacó del lugar.
Comentó que no podía corroborar quién empezó los disparos, pero supuso que los comunitarios porque inmediatamente desarmaron a la Policía Municipal, después los comunitarios dispararon al aire y la gente se dispersó.
Señaló que los coordinadores trataron de explicarle a la gente que las mesas de trabajo se tenían que hacer, pero no hicieron caso.
Adelantó que a las 6 de la tarde estaba programada una reunión con una comisión de la población con el subsecretario Ludwin Marcial Reynoso Núñez, pero le pidieron que les diera protección porque temían por su seguridad y que por eso una patrulla de lo Policía Estatal se trasladó a Xalpatláhuac para que los custodiara de venida y regreso a su comunidad.
Se le preguntó si la Policía Comunitaria ya estaba avalada mediante asamblea por la población del municipio, respondió que sí, fue el 5 de agosto que se hizo su presentación oficial porque reunieron los requisitos y procedimientos adecuados para su conformación.
Como lo marca su reglamento, los policías se eligen en una asamblea, aunque está pendiente su depuración porque algunos no están cumpliendo al taparse la cara, “no está permitido andar encapuchado, eso no lo mandata”.
Detalló que hay cuatro consejeros, dos de Justicia y dos de Seguridad y en cada grupo tiene 23 policías comunitarios, pero que no tenía a la mano sus nombres y que estos consejeros están a la disposición del tlayakanki por ser la máxima autoridad tradicional.
Agregó que la Policía Comunitaria continuará brindando seguridad porque hay gente que los respalda y en la reunión presentarán los nombres y las firmas que están de acuerdo de su permanencia.

Error de la alcaldesa y del tlayakanki

Autoridades de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de la Casa de Justicia de Espino Blanco, municipio de Malinaltepec, explicaron ayer que el enfrentamiento del lunes en Xalpatláhuac fue por “un error” de la presidenta municipal, Selene Sotelo Maldonado y del tlayakanki, Nicolás Villareal Dircio, quienes convocaron a la reunión a la gente que apoya a la alcaldesa y la que respalda a la Policía Comunitaria.
El coordinador Silvestre Castro Agustín y el consejero y vocero de la Casa de Justicia de Espino Blanco, Taurino Reyes Leyva, aclararon por teléfono que las autoridades comunitarias de la CRAC asistieron a la reunión convocados por la presidenta municipal y deslindaron a la institución comunitaria del conflicto.
Reyes Leyva dijo que como institución comunitaria respetan a la presidenta municipal (del PRI), porque “es nuestra autoridad” y en nombre de la CRAC la llamó a dialogar para resolver el conflicto.

Informó que lunes, los coordinadores de la CRAC de la Casa de Justicia de Espino Blanco asistieron a la reunión a Xalpatláhuac, a solicitud de la presidenta municipal, quien en un documento se manifestó en desacuerdo con la presencia de la Policía Comunitaria en la cabecera municipal.
Dijo que los coordinadores asistieron a la asamblea para establecer la mesa de diálogo con la presidenta y analizar los problemas que planteó en su escrito.
Añadió que al llegar a la cabecera municipal se enteraron de que un día antes (el domingo), la presidenta municipal convocó mediante voceo a todos los ciudadanos de Xalpatláhuac para que asistieran a la reunión.
Reconoció que en la cabecera hay dos grupos de ciudadanos; uno que simpatiza con la presidenta, que es la autoridad municipal y que está en contra de la Policía Comunitaria y otro que respalda al tlayakanqui, Nicolás Villareal Dircio, que es la autoridad indígena (nahua) del pueblo y que respalda a la Policía Comunitaria.
El consejero añadió que cuando el tlayakanki escuchó que la alcaldesa convocó a toda su gente a la asamblea que se supone sería sólo entre autoridades comunitarias y municipales, también convocó a los ciudadanos que apoyan a la Policía Comunitaria.

Las 10 armas de los municipales quedaron en resguardo del tlayakanki

Silvestre Castro Agustín informó que, efectivamente, la inconformidad de la presidenta municipal es porque ya no quiere ver a la Policía Comunitaria en la cabecera municipal.
“Pero lamentablemente, el lunes, la multitud que se reunió respaldó a la Policía Comunitaria y ratificaron su presencia en Xalpatláhuac”.
Incluso, informó que después de que se fue la presidenta municipal, la CRAC, con el apoyo de la mayoría del pueblo continuó la asamblea y sesionó hasta casi a las 12 de la noche y el acuerdo fue mantener a la Policía Comunitaria en la cabecera municipal porque así lo pidió la mayoría de la gente.
Aseguró que la CRAC como institución “le estamos poniendo atención a los problemas porque no deseamos que se desestabilice nuestro trabajo en el municipio, eso es sobre todo, lo que cuidamos”.
El coordinador rechazó que haya heridos de bala, explicó que los policías municipales que resultaron lesionados fue “por los empujones” que hubo con la gente que rechaza a la alcaldesa cuando ésta se retiraba del Palacio Municipal.
Celebró que “afortunadamente no hubo problemas mayores” porque la Policía Comunitaria intervino a tiempo y evitó el encontronazo entre los policías municipales y los inconformes con la edil.
Argumentó que también por eso la Policía Comunitaria recogió las 10 armas a los policías municipales “para prevenir que hubiera más problemas o un enfrentamiento y garantizar la paz”.
Aseguró que las 10 armas están bajo resguardo del tlayakanqui y que, en su momento, cuando el conflicto se haya resuelto las van a entregar a la autoridad municipal.

El Palacio no está tomado, sólo hubo una asamblea

Con respecto a las acusaciones en contra de la Policía Comunitaria por parte de la alcaldesa, dijo que el único cuestionamiento es que sirven de “mensajeros” del tlayakanki, quien por usos y costumbres de la mayordomía presta dinero a la gente y cuando los deudores hacen caso omiso para pagar va la Policía Comunitaria a requerirles el pago.
Sin embargo rechazó el señalamiento de que cobren multas a los detenidos, como lo denunció la presidenta.
El coordinador rechazó igualmente que el Palacio Municipal haya sido tomado por la gente que apoya a la CRAC. Explicó que el lunes se quedaron ahí por la asamblea que continuó hasta cerca de las 12 de la noche y porque la oficina del tlayakanki está ahí mismo en el Palacio Municipal.
Explicó que es otra causa por la que la alcaldesa está inconforme con la Policía Comunitaria, pues éstos por la tarde acuden a la oficina de la autoridad indígena y ella no los quiere ver en el Palacio Municipal.
El coordinador informó que por la tarde del mismo lunes recibieron una llamada del delegado de Gobernación del estado en la región de la Montaña, José Bazán González quien le dijo que el secretario general de Gobierno, Saúl López Sollano, ya tenía conocimiento del asunto y que van a intervenir para resolver el problema.
Agregó que ayer por la mañana también hubo un acercamiento de parte de la Secretaría de Gobierno con la presidenta municipal y que a las s6 de la tarde habría otra reunión con la gente del tlayakanqui para destrabar el problema.
“La CRAC nos deslindamos de cualquier hecho que no sea lo que realmente ocurrió el lunes, la intención de la CRAC es que se instale una mesa de diálogo con la presidenta, el lunes no se dio precisamente porque hubo ese error de convocar a los dos grupos, tanto ella como Tlayakanqui”, explicó.