EL-SUR

Miércoles 10 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Educación  

Bloquean padres y trabajadores la caseta La Venta; piden un predio para un Cobach

Los manifestantes también solicitan la construcción del plantel, así como el cambio de modalidad financiera, pues actualmente es una escuela por cooperación. La medida de fuerza dura cuatro horas y turistas que se inconformaron fueron contenidos por agentes de la Guardia Nacional

Karina Contreras

Junio 18, 2022

Agentes de la Guardia Nacional y turistas se enfrentan en la caseta de La Venta, durante el bloqueo de padres de familia, alumnos y maestros Foto: Carlos Alberto Carbajal

Karina Contreras

Durante cuatro horas, padres de familia con sus hijos, así como directivos de un plantel del Colegio de Bachilleres (Cobach), bloquearon la caseta La Venta en la Autopista del Sol, para exigir una audiencia con la gobernadora Evelyn Salgado Pineda y pedirle la donación de un predio.
Los inconformes también solicitaron la construcción del plantel, así como el cambio de modalidad financiera, pues actualmente es una escuela por cooperación.
Los manifestantes portaban una manta, en donde se leía: “Cobach plantel La Máquina, solicitamos cambio de modalidad”. Mientras que, en un boletín de prensa, la dirección del Cobach precisa que no mantiene relaciones laborales o contractuales con esa escuela, que “el Cobach respalda al colegio La Máquina Asociación Civil, en lo concerniente a la validación, certificación de los alumnos que estudian en dicha escuela particular, tal como lo establece el convenio de colaboración, firmado por ambas partes el 14 de noviembre de 2019”.
Poco antes de las 10 de la mañana, los manifestantes llegaron a la caseta La Venta, donde ya eran esperados por elementos de la Guardia Nacional con equipo antimotines, quienes se apostaron en el área de cobro, por lo que los quejosos se quedaron a unos metros de ésta, bloqueando ambos carriles.
La protesta originó que decenas de carros quedaran varados y llegó en el momento en que hubo un enfrentamiento verbal, apunto de llegar a golpes, entre los manifestantes y turistas, pues los segundos exigían que los dejaran pasar, porque había niños, así como personas mayores y enfermas, bajo los intensos rayos del sol.
A los turistas y manifestantes los separaba los antimotines, pero se dieron empujones y les gritaban: “Si tuvieron huevos para exponerse, tengan huevos para agarrar un puto predio y dejen de chingar” o “agarren un puto terreno y ya dejen de mamadas acá”. Mientras, los manifestantes dijeron que no se moverían hasta que tuvieran una minuta de acuerdos, la cual llegó poco después de las 1 de la tarde.
La presidenta del comité de padres de familia, Sara Tacuba Borja, manifestó que estaban ahí para pedir una reunión con la gobernadora Evelyn Salgado, pues querían solución a sus demandas, porque ya habían estado en mesas de trabajo con representantes estatales y del municipio, así como de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), “ninguno de ellos está capacitado para resolver este problema. Son unos ineptos, porque nos orillaron a llegar hasta aquí, nos obligaron a traer a nuestros jóvenes”.
Manifestó que las autoridades tienen que ser sensibles a la demanda que hacen, porque es un tema de educación y que debe ser el más importante. Insistió en que no hay tenido solución en tres mesas de trabajo.
Cuando los ánimos se calentaban entre las partes, el que iba al frente de los antimotines de la Guardia Nacional, dijo a los manifestantes que estaban cometiendo un delito federal y se les iba a salir de control.
“En lo que llegan a la negociación, yo necesito que me permitan un paso intermitente, porque los que están aquí están cometiendo un delito que se sanciona. Apóyenme a que esto no escale”, mientras una madre de familia le reviró que lo que estaban demandando era una petición justa y le dijo al uniformado: “¿Usted cree que estamos aquí por gusto? No señor, llevamos años pidiendo un predio, un baño, y vayan al plantel para que vean que no es una mentira. Ya no queremos mesa de trabajo, ya nos cansamos y al Ayuntamiento ya fuimos, no nos hicieron caso”.
La minuta de acuerdo llegó poco después de la 1 de la tarde, donde se acordó una reunión con la gobernadora Evelyn Salgado, el secretario de Gobierno, Ludwin Marcial Reinoso Núñez; el secretario de Educación, Marcial Rodríguez Saldaña, y el director general del Cobach, Jesús Villanueva Vega, el lunes a las 11 de la mañana.
Otro punto a tratar en esa reunión, será el cambio de modalidad de particular por cooperación, con la finalidad de que el gobierno tenga la facultad de comprar un predio y ahí mismo construir aulas. Además, que no habrá represalias a los alumnos y plantilla docente. Luego de firmada la minuta por las partes, el bloqueo fue retirado por lo que la vía quedó libre.

Comunicado del Cobach

Mientras que el secretario particular de la dirección general del Cobach, Fernando Hernández Ramos, en un escrito, precisa que ese subssitema no cuenta con directivos adscritos al colegio La Máquina Asociación Civil, por lo que no mantiene relaciones laborales o contractuales con dicha escuela.
Informa que el director general del Cobach, Jesús Villanueva, tuvo una llamada telefónica con el director de La Máquina, Saúl Quiñónez Díaz, donde ambos acordaron que el próximo lunes la comunidad de la escuela particular tendrá una reunión con personal de la Secretaría General de Gobierno.
Antes de bloquear la caseta, los manifestantes estuvieron tres veces en el Ayuntamiento, para solicitar una audiencia con la alcaldesa Abelina López Rodríguez, que nunca se les concedió, y sólo fueron atendidos en mesas de trabajo, donde no les dieron alternativas, de acuerdo con los manifesantes.
En un boletín, el Ayuntamiento manifiesta que tuvieron reuniones donde se hablaba del pago a la platilla académica y la donación de un predio, donde lo primero se les dijo es que eso correspondia al estado y federación.
Mientras que sobre el predio, que no era posible donarlo a un particular y se debería pedir a la SEG el cambio de modalidad.
Hizo un llamado a conducirse dentro de la legalidad y solicitar la atención de manera pacífica y sin afectar a terceros. Añade que la actividad económica del puerto depende en buena medida de la llegada de turistas, y por eso se llamaba a respetar el libre tránsito a la ciudad.