EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Acapulco  

Deja Blas a su paso inundaciones, caída de árboles, bardas, postes, deslaves y basura

Se mantiene vigilancia sobre los caudales de ríos y arroyos a fin de alertar a la población ante el riesgo que se pudiera presentar algún desbordamiento, dice Protección Civil del estado

Argenis Salmerón / Jacob Morales / Karina Contreras

Junio 17, 2022

El muro que colapsó sobre la calzada México-Acapulco, en la colonia Loma Bonita, por el reblandecimiento del terreno causado por el huracán Blas Foto: Carlos Alberto Carbajal

Argenis Salmerón / Jacob Morales / Karina Contreras

Desbordamiento de arroyos, drenajes colapsados, inundaciones de vialidades, suspensión de energía eléctrica, caída de árboles, automóviles y personas varadas, y cientos de toneladas de basura arrastrada dejó esta madrugada del jueves los remanentes del huracán Blas.
El director de Promotora de Playas, Alfredo Lacunza de la Cruz, informó que hasta las 5 de la tarde había recolectado 27 toneladas de basura en las playas y previó que en total serían unas 45.
La directora de Saneamiento Básico, Rosa Gómez Martínez, informó que recolectaron 550 toneladas de basura en la ciudad, debido a las lluvias por los remanentes de Blas.
La Policía del Estado auxilió a una mujer embarazada, en la unidad habitacional El Coloso, debido a que no había transporte público y la patrulla la llevó hasta el hospital de El Quemando.
Del mismo modo, policías municipales trasladaron a personas en sus patrullas desde las paradas del transporte público en diferentes puntos de la ciudad.
En el bulevar Vicente Guerrero, automóviles quedaron varados por la inundación y bomberos municipales los arrastraron con pipas de agua.
Las inundaciones fueron en la avenida Costera, Cuauhtémoc, Ruiz Cortines, Lázaro Cárdenas, bulevar Vicente Guerrero. Las calles que van a la parte baja de la colonia Ciudad Renacimiento se convirtieron en ríos, el agua rebasaba la banqueta y camellón.
En la avenida Costera, trabajadores del Ayuntamiento retiraron la tierra que se esparció en la vialidad, frente al Club de Golf.
Los desbordamientos de arroyos fueron en la colonia Emiliano Zapata, el Canal del Perro y en la colonia Llano Largo.
Además hubo árboles caídos en diferentes puntos de Acapulco al igual que la suspensión de energía eléctrica.
Los árboles caídos fueron en la calle Circuito Interior, en Ciudad Renacimiento, en la avenida Cuauhtémoc, colonia Simón Bolívar, en calle Ejido Las Playas, también en Ciudad Renacimiento.
Además, en la colonia Sol Azteca, colonia 5 de Mayo, en el fraccionamiento Costa Azul y el Mercado Central.
La caída de una barda en la colonia Leyes de Reforma y el colapso de un muro en la calle 16 de la colonia Juan R. Escudero, y otro socavón en la avenida Insurgentes.
Además cayó un muro de contención en la carretera federal Acapulco-México, en el sitio conocido como la Llave de Agua.

Se inundan entradas de fraccionamientos en la zona Diamante

En un recorrido por la colonia Llano Largo el acceso a los fraccionamientos Ceiba y Miramar, estaban cerrados por inundación, mientras que el cauce del arroyo aumentó por la lluvia de anoche por el huracán Blas.
Asimismo, el acceso principal de Costa Dorada, atrás de plaza El Patio, estaba inundado, incluso había tres automóviles varados.
También el acceso de la Escuela Secundaria Bicentenario estaba inundado y los automóviles tienen que usar el otro sentido para circular.
Además, un tramo de la carretera Cayaco-Puerto Marqués estaba lleno de agua, de la entrada de Navidad de Llano Largo hasta plaza El Patio.
Los vecinos pidieron mayor vigilancia en la zona para cualquier emergencia de inundación y alertar de las próximas lluvias.
Pidieron rutas de evacuación y más refugios temporales y transporte para el traslado de vecinos.
Solicitaron al Ayuntamiento el retiro de basura, arena y el desagüe del agua acumulada en las vialidades.

Autos varados, borbollones de agua de las alcantarillas y basura

Desde la noche del miércoles el drenaje de la zona suburbana de Acapulco, que conforman las colonias Emiliano Zapata, La Sabana, Ciudad Renacimiento, entre otras, se saturó de agua, y de las coladeras que están en las avenidas y calles el agua salía a borbollones.

En el bulevar Vicente Guerrero el agua subió más de medio metro en algunas zonas, como en la esquina de la calle 14, que es la principal de la colonia Emiliano Zapata.
Todas las calles de Ciudad Renacimiento que dan al río de La Sabana parecían ríos, ni autos ni gente podía transitar en ellas. En la calle Osa Mayor, esquina con la avenida Lázaro Cárdenas el agua se estancó y casi llegó al metro de altura, ahí quedaron varados dos automóviles y una camioneta repartidora de productos.
La calle fue cerrada a la circulación, y durante la mañana policías viales, con ayuda de una grúa sacaron los vehículos. Después soldados del Ejército retiraron la arena y basura que se acumuló y tapó las coladeras.
El río de la colonia Sinaí que baja de la parte alta de la colonia, arrastró la basura que se encontraba en el caudal, porque el único tramó que se limpió fue el que pasa por la colonia Postal.
La basura fue a dar hasta el río de La Sabana. En un recorrido por los márgenes del río, los vecinos indicaron que la basura que estaba acumulada en el contenedor ubicado la calle Canal del Arroyo fue arrastrada por la corriente de agua.
Desde el puente ubicado en esa zona se observó a lo largo de los márgenes del río la basura que quedó atorada en arbustos que crecieron dentro del cauce del afluente.

El Ayuntamiento informó que hubo inundaciones menores

En un boletín de prensa, el Ayuntamiento informó que tras el paso de los remanentes del huracán Blas hubo caída de árboles, bardas, postes, deslaves e inundaciones menores en diferentes puntos de la ciudad.
Indica que el huracán Blas estuvo en categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, a 300 kilómetros al suroeste de Punta San Telmo, Michoacán, con vientos máximos de 140 kilómetros por hora, rachas de 165 kilómetros por hora y movimiento hacia el oeste-noroeste.
Se informó que en 15 horas de lluvia, la Coordinación de Protección Civil de Acapulco, en la ciudad se produjeron fuertes inundaciones pluviales por saturación del sistema de drenaje en 11 puntos de la ciudad, además de cinco caídas de árboles en Costa Azul, dos en Ciudad Renacimiento, Los Lirios y colonia Del Valle.
Añade que además de cuatro bardas caídas en Arroyo Seco, Paso Limonero, Leyes de Reforma y en la colonia Juan R. Escudero en la calle 16 y la caída de un poste en la colonia Loma Hermosa.
El Ayuntamiento informó que según el último reporte de la Comisión Nacional del Agua, se formó la depresión tropical Tres-E en el océano Pacífico nororiental, aproximadamente a 360 kilómetros, al sursureste de Puerto San José, Guatemala, y a 485 kilómetros al sur-sureste de la desembocadura del río Suchiate, frontera entre México y Guatemala.
La secretaría de Protección Civil del estado indicó, en un boletín, que tres viviendas resultaron afectadas por la introducción de agua y la caída de cuatro bardas en Acapulco, así como la caída de nueve árboles en diferentes municipios del estado y varios encharcamientos a nivel de banqueta.
Informó que se brindó auxilio a 27 automovilistas que quedaron varados y se hizo el desazolve de coladeras, siendo ésta la principal causa de las inundaciones en vía pública, principalmente en el puerto de Acapulco.
Afirmó que se mantiene vigilancia sobre los caudales de ríos y arroyos, a fin de alertar a la población ante el riesgo que se pudiera presentar algún desbordamiento.
Se quejan vecinos de Renacimiento de falta de desazolve de alcantarillas

Vecinos de andadores de la colonia Ciudad Renacimiento se quejaron de que el gobierno municipal no ha desazolvado las alcantarilla por lo que con la lluvia del huracán Blas estuvo brotando el agua.
La situación provocó que el agua subiera casi 40 centímetros, lo que les preocupó y no pudieron dormir durante toda la noche.
En el andador Miguel Ávila, la señora Juana Gabino manifestó que con las fuertes lluvias las coladeras parecían fuentes y el agua estaba estancada por lo que empezó a subir por lo que con sus vecinos se asustaron, pues en anteriores ocasiones se han inundado sus casas.
Indicó la señora Juana que con sus vecinos no pudieron dormir por estar viendo que el agua no se metiera a sus hogares. La señora exigió al ayuntamiento que mande a desazolvar las alcantarillas para que el agua ya no se estanque y no se inunden, pues ellos también pagan impuestos y merecen ser atendidos por el ayuntamiento.
Mientras en la calle Isidro Montes de Oca les faltan las tapaderas en las alcantarillas, pero no se va el agua porque tiene basura atorada y lo mismo sucede en el andador Pedro Ascencio Arquiciras. Los vecinos tuvieron que dejar sus carros en otra calle para evitar que fueran arrastrados al río por la gran cantidad de agua que se originó en la calle.
Por las calles Nicolás Catalán y Paseo Río de La Sabana corre un arroyo que cae en el río donde había grandes cantidades de basura. El río alcanzó un nivel alto, pero durante el día fue bajando su caudal. Hay varias casas que pegan al río y donde la mayoría tiene muros de piedra con malla para evitar de alguna manera que el caudal de agua socabe la tierra.
Una de las vecinas reconoció que tiene miedo cuando crece el río, pero cuando llegó a vivir ahí fue porque no tenía dónde vivir. Manifestó que ya tiene más de 15 años ahí viviendo y, aunque sabe el riesgo que corre con su familia, no tiene otro lugar donde vivir, pues se mantiene juntando basura lo que no le alcanzaría para comprar un terreno en otro lugar.
Añadió que cuando llueve fuerte y se empieza a escuchar el caudal del río nada más se encomienda a Dios, “porque él es quien decide nuestra vida”.
Como esa hay decenas de casas, la mayoría bajarques hechos de madera y lámina, a orilla del río de La Sabana.