EL-SUR

Sábado 28 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Acapulco  

Falla del sistema del cobro del predial deja sin pagarlo a cientos que hacían fila

Reclama la gente que en las oficinas del Viejo Ayuntamiento antes había sillas y toldos para que se cubrieran del sol y esperaran sentados, pero esta vez no hubo nada, además que tardaban en atender a una sola persona una hora o más y nadie les daba una explicación

Daniel Velázquez

Enero 04, 2022

Larga fila de personas que acudieron al Viejo Ayuntamiento a pagar el impuesto predial Foto: Jesús Trigo

El primer día del cobro del impuesto predial de 2022 para la nueva administración municipal fue un desastre debido a que el sistema no funcionó: en el mejor de los casos estuvo lento y en el peor dejó de funcionar por horas.
Cientos de personas que fueron puntuales en acudir a hacer su pago sufrieron las consecuencias de las fallas del sistema en las oficinas de Ciudad Renacimiento, Garita, Progreso, Palacio Federal y el antiguo Palacio Municipal que está atrás del Zócalo donde hubo personas formadas sin poder hacer el pago debido a las fallas.
Apenas el pasado 1 de enero la alcaldesa, Abelina López Rodríguez, pidió a los ciudadanos que le ayuden a gobernar el municipio con el pago de impuestos y el pasado 30 de diciembre la alcaldesa alardeó de que el gobierno municipal es dueño de un software que costó 22 millones de pesos con el que podrían hacer cobros mediante internet y el cual está completamente en manos del gobierno municipal.
Ayer, como parte de sus actividades públicas la alcaldesa tenía previsto asistir al antiguo Palacio Municipal a una actividad denominada “Evento Protocolario del Ejercicio Fiscal 2022”, pero a último momento canceló su asistencia.
Se entendió que la decisión de López Rodríguez de no acudir al antiguo Palacio Municipal fue para evadir la inconformidad de los ciudadanos que a esa hora estaban molestos porque “el sistema” para el cobro del impuesto predial del gobierno municipal no funcionó y había largas filas de los ciudadanos que acudieron puntuales a pagar el impuesto predial.
La molestia de los ciudadanos fue porque llegaron a las 4 de la mañana y hasta las 9 y media les abrieron la puerta, señalaron que antes había sillas y toldos para que se cubrieran del sol y esperaran sentados, pero esta vez no hubo nada: “venimos a pagar, no es justo que nos traten así”.
Otra de sus molestias es que no recibieron ninguna comunicación oficial de parte de los trabajadores del gobierno municipal del porqué la demora en los pagos, sino que se enteraron porque anduvieron preguntando y fue así como se enteraron que “el sistema” no está estable, que se cae y regresa y en promedio sólo puede procesar un pago cada hora.
Durante todo el tiempo que se estuvo en el lugar, de las 12 del día a las 4 de la tarde, fueron constantes los reproches de los ciudadanos a la administración municipal que no previó la llegada de contribuyentes, que no dispuso de sillas ni toldos para que pudieran esperar por las fallas del sistema.
De acuerdo con las versiones de los contribuyentes, al antiguo Palacio Municipal llegaron ciudadanos a pagar desde las 4 de la mañana, pero abrieron las oficinas a las 9:30 horas, a esa hora les dieron la liquidación que es el monto total de pago y después se fueron a formar a caja, pero no avanzaron debido a que el sistema estaba lento, contaron que una persona era atendida cada hora o más tiempo.
En el antiguo Palacio Municipal los vecinos que acudieron a pagar informaron que el año pasado había toldos y sillas para que los contribuyentes esperaran su turno para el pago, pero esta vez no pusieron nada.
También los contribuyentes se percataron que los sellos no fueron actualizados, a los vecinos se les aplicó un sello de pagado con fecha “03 de enero de 2021”, una vecina fue la que notó el error y regresó a que le corrigieran y fue por ella que a los trabajadores municipales enmendaron la falla, ella fue la numero 14 en la fila, lo que significa que al menos a 13 personas les entregaron recibos de pago con fecha de 2021. Ella llegó a las 5 de la mañana y salió a la 1:30 de la tarde.
El descuido del gobierno municipal en procurar una atención de calidad a los contribuyentes que acudieron a hacerv el pago del impuesto predial fue evidente hasta en la hora en que fueron a hacer el aseo, a las 12:30 del día llegaron los trabajadores de la Coordinación de Servicios Públicos a barrer los espacios donde ya estaban formados los ciudadanos y entre medio de las personas arrastraron los cestos de basura que estaban rebasados en su capacidad. La presencia de los trabajadores de la Coordinación de Servicios Públicos fue porque estaba prevista la presencia de la alcaldesa en ese lugar, cuando supieron que no iba, se retiraron.
Otra de las quejas de los vecinos que estaban formados en la fila fue que ningún trabajador del municipio salió a decirles que había fallas en “el sistema” sino que se enteraron por medio de los policías.
Sólo estuvieron en servicio dos cajas, anteriormente funcionaban tres.
Una turista que iba con su hijo y un adulto mayor se retiraron a las 2 de la tarde después de esperar horas en la fila, se escuchó que dijo “¿Ya ven porque no pago al gobierno? se hace wey cuando quiero pagarle”.
Por la tarde en un boletín de prensa, el gobierno municipal informó que el problema de las largas filas en el pago del impuesto predial se debía a una falla en el servidor.
El director de Catastro, Jaime Galeana Alvarado, dijo que ayer “iniciaron los trabajos para la restauración del servidor y se espera que a partir de mañana (hoy) la atención en cajas sea más fluida”.
El funcionario invitó a los ciudadanos a pagar por internet, en tiendas Oxxo o en bancos.
A los ciudadanos que se les preguntó por qué no acuden al banco, dijeron que no acuden a los bancos a pagar porque ahí no les aplican el descuento del 12 por ciento y por internet el pago no es automático sino que deben hacer el trámite y esperar cinco días a que su pago se registre en la plataforma y si no sucede deben ir otra vez al Ayuntamiento.

Las tres filas

En el antiguo Palacio Municipal que está atrás del Zócalo, había tres filas para el pago del impuesto predial, una para las liquidaciones que es el resumen del pago que debe hacer el contribuyente, una vez que le dan ese documento puede pasar a caja para hacer el pago, esa era la segunda fila y la tercera fila era de los adultos mayores.
En la fila de cajas, cada vez que se terminaba un pago las personas que estaban en fila aplaudían como si se tratara de un logro.
A las 3:30 de la tarde, en la fila de cajas había unas 70 personas formadas, quienes se movieron del pasillo hacia la sombra de un árbol para evitar el sol.
La fila de las liquidaciones fue disuelta por los trabajadores de la dirección de Catastro, el centenar de personas que estaban ahí les pidieron sus cuentas catastrales y les dijeron que hoy a partir de las 10 de la mañana pueden ir a recoger los documentos para que puedan pasar a pagar a la caja, dos trabajadores hicieron la recolección de datos y así disolvieron la fila.
En esta fila hubo altercados entre los vecinos que acudieron a pagar debido a que algunas personas se querían meter en la fila y los trabajadores del municipio daban preferencia a sus conocidos y les permitían evadir la fila lo que provocó que las personas gritaran y pidieran que los sacaran de la oficina con la amenaza de que se iban a meter todos a la fuerza, porque el acceso estaba restringido a tres personas.
Los adultos mayores fueron los que la pasaron fatal el primer día del pago del impuesto predial debido a que al auditorio, que es el espacio donde se les atiende a los adultos mayores, estuvo limitado el acceso y un policía cerraba la puerta en la nariz de las personas cuando le hacían reclamos y decía que él sólo obedece órdenes.
Los adultos mayores tuvieron que esperar de pie afuera del auditorio en espera de que la ficha que les había tocado se les permitiera el paso, a las 3 de la tarde una señora tenía los pies hinchados de estar parada, otra señora se quejaba del dolor de la rodilla y se le pidió al policía que vigilaba la puerta que les permitiera el paso, pero dijo que era una falta de respeto hablarle y cerró la puerta sin atender la petición.
A esa hora se vio a los adultos mayores sentados en el piso, en las escaleras, algunos llevaron sus propios bancos o sillas y otros permanecían de pie apoyados en su bastón. También entre ellos comentaban que no podían ir a comer porque no traían más dinero que fueron temprano para salir luego de la fila.
Algunas personas que acompañaban a sus padres a hacer el pago dijeron que los adultos mayores tienen problemas de diabetes, hipertensión, problemas en las articulaciones, que no pueden malpasarse y criticaron el mal servicio.
Agencias recaudadoras

En la Garita, a las 11:30 de la mañana en la agencia recaudadora de La Garita había unas 70 personas la mayoría adultos mayores que acudieron puntuales a pagar el impuesto predial, hasta las 11:50 de la mañana no había información del porqué no avanzaba el servicio, la instrucción era que sólo se darían fichas hasta las 12 del día. A la gente que esperaba afuera bajo un improvisado toldo no se les decía nada, una persona dijo que llegó a las 7:45 de la mañana y tenía la ficha 46 y a las 11:30 no podía salir.
Los comentarios de las personas fueron similares, otros llegaron a las 9 de la mañana y tenían la ficha 106 y no podían avanzar, apenas iba la ficha 17 y las demás personas esperaban algunos en la sombra otros bajo la escasa sombra del jardín.
En la Garita se vio principalmente a adultos mayores, algunos buscaban cubrirse del sol bajo la sombra de palmeras, las sillas no fueron suficientes, muchas personas se quedaron de pie, otros se sentaron en las jardineras, una persona que llegó desde las 8 de la mañana a hacer el pago del predial a las 11:30 de la mañana pidió que le devolvieran sus documentos porque buscaría ir a pagar a otro lado pues ya tenía que retirarse y no podía esperar más.
A las 11:44 salió un trabajador de la agencia recaudadora de la Garita a avisarle a una persona que él conocía y que estaba afuera sin hacer fila que no había sistema y que sólo podría hacer la liquidación, que es el resumen de pago y que más tarde le avisaría cuando podía ir a hacer el pago, al resto de los ciudadanos no se les decía nada, sólo los tenían en espera.
En la agencia recaudadora de la colonia Progreso sólo había unas 20 personas. En la fila un adulto mayor contó que no había sistema, que llegó desde las 6 de la mañana y decidió esperar, pero otras personas se fueron cuando les dijeron que no había sistema.
A las 2 de la tarde, en las cajas del Palacio Federal había 27 personas formadas, acá la mayoría estaban sentadas y en la sombra, se quejaron de que sólo una caja se habilitó para el pago del impuesto predial y a las dos de la tarde abrieron otra caja, pero “el sistema” estaba lento y en promedio una persona avanzaba cada hora. Las personas formadas contaron que llegaron a las 10 de la mañana y a las 2:30 de la tarde no salían.
Una señora adulto mayor relató que ella acudió a la agencia recaudadora de Ciudad Renacimiento, pero cuando llegó le dijeron que ya no alcanzó ficha porque sólo repartieron 100 y decidió ir al centro, pero a las 3:30 de la tarde la molestia en su rodilla le impedía estar de pie y se quejaba constantemente del dolor, se pidió al policía que está en la puerta permitirle pasar al auditorio para que se sentara, pero el policía cerró la puerta sin atender nada.