EL-SUR

Miércoles 26 de Enero de 2022

Guerrero, México

Acapulco  

Familiares de desaparecidos se reúnen frente al mural borrado y anuncian que se volverá a pintar

El padre Jesús Mendoza demanda que se investigue quien lo destruyó, de lo contrario el Ayuntamiento cargará con ese estigma. Advierte que el hecho muestra la apatía e indiferencia del gobierno y la sociedad hacia la desaparición de personas

Argenis Salmerón / Karina Contreras /

Diciembre 04, 2021

Integrantes del colectivo Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, en la manifestación que realizaron junto al mural que fue borrado por personas desconocidas en la playa Papagayo, en donde había la imagen de los rostros de 52 personas desaparecidas Foto: Carlos Alberto Carbajal

Argenis Salmerón / Karina Contreras /

La presidenta del colectivo Familias Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, María Emma Mora Liberato, informó que el mural de los 52 rostros borrado el jueves de la pared del restaurante Los Anafres, ubicado en la avenida Costera y playa Papagayo, se volverá a reponer antes de la temporada de las próximas vacaciones.
En conferencia de prensa con integrantes del colectivo que asistieron al lugar donde estaba el mural, la dirigente expresó “no nos van a callar, quieren callarnos, o definitivamente qué quieren, que nunca los encontremos o por qué ese miedo a que los pongamos”.
“Que no nos digan que con esos rostros le estamos afectado al turismo, porque el turismo pase lo que pase sigue viniendo, turistas ha sido afectados por balas, entonces que no nos vengan con ese cuento”, acotó.
Mora Liberato recalcó que el objetivo de los rostros pintados era para que las personas pudieran aportar datos para su localización y tener una línea más de investigación.
Dijo que hay dos pintores que se ofrecieron a hacer el mural nuevamente y que solamente les hace falta el material como pinturas y andamios, “se va a lanzar la convocatoria para la donación”.
Aseguró que “tienen la sospecha” que fue el gobierno municipal el que ordenó el retiro del mural, “qué paso ayer (jueves) en La Diana, precisamente, porque quieren dejar limpio, quieren hacer de cuenta que en Acapulco no pasa nada, quieren decir en Acapulco hay una playa, hay diversión, que es de fiesta, pero es de sangre que se derrama todos los días”.
Afirmó que el gobierno municipal no va a tener el valor civil de que fueron los responsables de borrar el mural, pero “que les quede claro que lo vamos a volver a pintar, y si lo quitan lo vamos a volver a pintar”.
Ejemplificó que el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa se ha politizado y “con todo respeto, respeto a los padres de familia, porque tienen el mismo dolor que yo, y mis compañeros, pero por qué no han quitado su monumento, por qué no han hecho nada cuando han vandalizado, cuando toman las casetas o porque no quitan los rostros del Ayuntamiento y a nosotros no nos permiten y si ponemos una lona nos las quitan a pesar que están en iglesias”.
Precisó que el dinero para hacer el mural borrado no fue del estado ni del municipio, sino la donación de una organización internacional, “es increíble que quieran que no se sepa que en Acapulco corre sangre todos días, que en Acapulco hay desaparecidos todos los días”.
Criticó que el Estado mexicano no hace nada para buscar a los desaparecidos, “nosotros, las familias, nos hemos empoderado y a pesar del dolor nos hemos capacitado jurídicamente y forense con el fin de que las autoridades no nos mientan”.
Se quejó que el colectivo no alcanza a comprender la indolencia de la autoridad municipal, dijo que el restaurante no tiene nada que ver con los desaparecidos, “ellos no tenían conocimiento, no les pidieron permiso para pintar su pared”.
Aseveró que el mural se va reponer antes de las vacaciones y que si es necesario van a vigilar los trabajos, “tenemos miedo desde el momento que desaparecieron a nuestros familiares, pero también tenemos la necesidad, el dolor inmenso, que de verdad solamente lo vive una persona que tenga un familiar desaparecido”.
Pidió que la autoridad no “corte” la expresión de los integrantes del colectivo, porque aseguró que “esto es una forma también de buscar, buscamos de manera limpia, no afectamos a nadie”.
Informó que el colectivo lo integran 313 familias y está conformada la organización desde el 2015, y que este año han localizado con vida a ocho jóvenes y dos señoras, además 25 cuerpos en fosas clandestinas.sacerdote Jesús Mendoza Zaragoza y la investigadora de la Universidad Autónoma de Guerrero, Rosa María Gómez Saavedra indicaron que es necesario que el gobierno de Abelina López Rodríguez haga una investigación para saber quién borró el mural en honor a las víctimas de desaparición en la ciudad que estaba en una pared del restaurante Los Anafres en playa Papagayo, pues de lo contrario quedará el estigma que fue la administración de la alcaldesa surgida de Morena.

Es una oportunidad para reflexionar sobre las víctimas de la violencia

En declaraciones telefónicas, el padre Jesús Mendoza dijo que no quería especular sobre quién fue, pero lo que sí podía decir es que el que hayan borrado el mural manifiesta “la falta de atención que tiene en este tema tanto los gobiernos como en la sociedad. A los gobiernos no les interesan los desaparecidos ni tampoco a la sociedad. Entonces como que es incómodo tener un mural ahí en la playa con esos rostros de desaparecidos”.
El responsable de la iglesia San Isidro Labrador de La Sabana indicó que entonces como no interesa, como se quieren echar la margen entonces “esa actitud tan despectiva que hay de todos los gobiernos y de la sociedad, pues hay mucha apatía e indiferencia hacia la situación, el que haya borrado ese mural con los rostros de 52 desaparecidos refleja eso. Y eso duele a las familias de desaparecidos y es una llaga que tenemos en la sociedad que nos va doler a todos algún día. Yo pienso que es como una oportunidad para reflexionar sobre el lugar que le hemos dado a esa víctima de la violencia en el país y en este caso en Acapulco. Son incomodos entonces se anulan y plantear el asunto en esos términos: No nos interesa”.
Dijo que se necesita hacer una investigación y que el ayuntamiento tome esa responsabilidad porque si no “no se investiga y no se descubre la verdad, pues el ayuntamiento va a cargar con ese estigma porque es el responsable de la seguridad, porque lo borraron en la tarde a la vista de la gente, entonces hay cámaras en la zona, entonces se puede investigar, otra cosa es que no lo hagan. Así como no han investigado los casos de los desaparecidos así tampoco van a investigar el caso del mural”. La demanda es que se haga las investigaciones, aunque no se haga la denuncia formal, pero se tiene que saber la verdad para saber qué pasó.
Mientras que en declaraciones al concluir la conferencia de prensa donde se anunció el Congreso Internacional de Política que se llevará a cabo del 7 al 10 de diciembre en el Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) Ignacio Manuel Altamirano (IIEPA-UAG-IMA), Rosa María Gómez Saavedra dijo que la fotografía de portada de El Sur de este viernes es una denuncia “de esta violación que hubo a un proceso que han llevado los familiares de las víctimas de desaparecidos en Acapulco”.
Recordó que hace unos meses se tuvo una caminata y donde se develó el mural y se hizo un acto de todas las organizaciones sociales que han apoyado la lucha de la organización de desaparecidos en Acapulco. “Creo que es muy importante investigar” y agregó que ella ha hablado con la dirigente del colectivo Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, María Emma Mora Liberato, para que “solicite una audiencia con la secretaria General del ayuntamiento, Irma Lee González, y se haga una investigación. El restaurante ya se deslindó, ellos prestaron el espacio, y me parece que entonces habría que investigar quién lo mandó a cubrir, porque no podemos obviar que en Acapulco tenemos playas, es un área de diversión, pero Guerrero, Acapulco igual que muchas ciudades del país vivimos un problema de violación de derechos humanos que es la desaparición forzada”.
Subrayó que ante ello “no se puede ni se debe de obviar quitando un mural tan importante y, no es el costo económico, sino lo que significa el costo político, es querer borrar algo que no se puede borrar. Los desaparecidos políticos son, para nuestra desgracia, un problema que hemos tenido, que Guerrero lo trae desde la Guerra Sucia, desde los años 70, fuimos de las primeras entidades donde hubo desaparecidos políticos, hoy hay otro tipo de desaparecidos, pero es el mismo dolor de las familias, es la misma condición que tienen de no conocer la identidad, el lugar dónde se encuentran sus familiares”.
Añadió que por eso se tiene que hacer una investigación, “el gobierno municipal tiene que apoyar a esta asociación realizando esa investigación y sancionando a quién lo haya hecho”. Sobre los señalamientos de la organización contra el ayuntamiento de que fue quien lo borró para aparentar que no suceden los casos de desaparecidos y respondió: “Yo lo que digo es que hay que investigarlo y verdaderamente si debería ser preocupante que fuera el gobierno, pero tenemos que tener la certeza y en ese sentido hay que sentarse a dialogar con la secretaria General del municipio para que se pueda analizar la condición”.
Añadió que si fue el ayuntamiento tienen que generar una condición, pero si no lo fueron también tienen que hacer la investigación y “sobre todo resarcir el daño apoyando nuevamente el mural se vuelva hacer, eso debe ser el resarcir ese daño. No hay mejor forma de deslindarse que resarcir el daño. Es doloroso ver las imágenes de hombres y mujeres tan jóvenes desaparecidos”.
Indicó que fue doloroso ver a los familiares ese día que se inauguró el mural, pero “ahí se empezó a ver una justicia restaurativa en el sentido de no lo olvidamos, aquí están sus imágenes y aquí estamos todos aquellos que luchamos por la defensa de los derechos humanos”.