EL-SUR

Sábado 01 de Octubre de 2022

Guerrero, México

Acapulco  

Presenta Marco Suástegui queja ante Derechos Humanos por la agresión en oficinas de la FGE

El vocero del Cecop fue retenido y golpeado por un comandante de la Policía Ministerial cuando acudió a pedir información sobre la desaparición de su hermano Vicente

Jacob Morales Antonio

Agosto 05, 2022

El vocero del Cecop Marco Antonio Suástegui y la delegada de la Comisión Derechos Humanos del Estado en Acapulco, Fanny Ruth Lara, durante la denuncia que el líder social presentó contra policías ministeriales Foto: Carlos Alberto Carbajal

El vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades opositoras a la presa a la Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Muñoz, puso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos en contra de los policías ministeriales que lo agredieron.
Ayer al mediodía el dirigente acudió a las oficinas del organismo, ubicadas en la calle Vasco Núñez de Balboa, para poner la queja, luego de que la noche del miércoles cuando acudió a la Fiscalía Regional de Acapulco, a solicitar avances de las investigaciones de la desaparición de su hermano Vicente Suástegui Muñoz, fue retenido y golpeado por un mando de la Ministerial.
El dirigente señaló al coordinador de la Policía Ministerial, Adalberto Arana Cruz, quien le tendió una trampa porque tenía una hora y media esperando información de los avances de las investigaciones, cuando 20 agentes de la Fiscalía lo rodearon y preguntaron si él era Vicente.
Narró que después lo tomaron del brazo y se lo llevaron a una oficina donde estaba el coordinador de la Policía Ministerial, quien le dijo que iba a quedar detenido porque tenía una orden de aprehensión por homicidio, y a pesar de que le pidió conocer más, el mando no le dio información.
Dijo que fueron entre 30 y 40 minutos los que estuvo retenido, y fue hasta que dejaron entrar al abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Isidoro Vicario Aguilar, pudo salir del lugar donde lo tenían. Indicó que logró hablar con la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, para informarle de lo que le estaba ocurriendo.
Fue entonces cuando el comandante, para intimidarlo, agarró el arma que tenía en la cintura, y le dijo que iba a quedar detenido por faltarle el respeto a la autoridad, pero dijo que fueron ellos los que los privaron de la libertad, “eso es grave e ilegal”.
También señaló que uno de los policías ministeriales le dijo que a su hermano le pasó lo que le pasó por “revoltoso, y si no te pones cabrón lo mismo te va a pasar a ti”, por esa razón, responsabilizó al coordinador de la Policía Ministerial de lo que le pueda suceder a él y su familia.
Él pensó que con el cambio de gobierno y la llegada de una fiscal militar, las cosas iban a cambiar pero no fue así, “y las cosas se están volviendo más hostiles para nosotros, se está volviendo más difícil”.
Indicó que una vez que se subió a su automóvil tres patrullas de policías ministeriales se le atravesaron en la calle y no lo dejaban salir, por esa razón una vez que pudo retirarse de la zona se refugió en otro lugar y no fue a su casa, por temor.
El dirigente opinó que cree que los policías están enojados por las acciones, y jornadas de búsqueda que han impulsado para localizar a su hermano. Además, denunció que luego de que colocaron los carteles con el rostro de su hermano en la Costera, estos fueron retirados la misma noche de ayer.
“Este hostigamiento debe de terminar”, sostuvo.