EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Economía  

Inauguran fábrica comunitaria de mezcal en Atlixtac para venderlo dentro y fuera del país

Es un proyecto que forma parte de un programa de fomento a la economía y el medio ambiente del INPI en el que participan 64 productores

Junio 14, 2022

Trabajadores de la mezcalera ubicada a la entrada de Atlixtac, en el proceso de producción de la emblemática bebida de Guerrero Foto: Luis Daniel Nava

Luis Daniel Nava

Chilapa

Productores de mezcal de Atlixtac inauguraron una fábrica comunitaria para vender su producto a nivel nacional e internacional.
El proyecto inició en 2019 y es parte de un programa de fomento a la economía y el medio ambiente del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).
El presupuesto autorizado por la dependencia federal fue de un millón 110 mil pesos, pero los 64 productores que son parte inicial de este proyecto aportaron 498 mil 810 pesos y la mano de obra.
En total se han invertido un millón 608 mil 810 pesos, informó Tonatiuh Carreño, responsable del programa de fomento a la economía del Centro Coordinador del Inpi en Chilapa.
La fábrica está ubicada en la entrada a la cabecera, cerca de las oficinas de la Comisaría de Bienes Comunales.
La construcción es de 40 metros cuadrados, cuenta con una cisterna de 5 mil litros, ocho tinas de fermentación, una desgarradora de maguey, cuatro alambiques, así como un área para envasar.
Este proyecto pretende aglutinar a productores del municipio de Atlixtac y de municipios aledaños para trabajar ahí su piña, producir mezcal y venderlo a la misma empresa.
Y busca tener acceso a la certificación de la bebida dentro de las normas del Consejo Regulador de Mezcal a nivel estatal para venderlo en el mercado estatal, nacional e internacional.
El nombre de la marca que buscan certificar es “Llévame contigo”.
La fábrica fue inaugurada el pasado viernes por el delegado estatal del INPI, Manuel Vázquez Quintero y por la directora del Centro Coordinador en Chilapa, Esperanza Ignacio Matías, así como por los maestros mezcaleros del municipio.
Ese día, María Concepción Casarrubias, maestra mezcalera, dijo en su participación que en un inicio pensaron que no iban a lograr concluir la mezcalera pero que con esfuerzo y colocando ladrillo por ladrillo fue posible.
“Cada vez las mujeres vamos avanzando, progresamos, si podemos, es simplemente tener ganas de trabajar”, expresó.
En tanto, Esperanza Ignacio Matías de la oficina regional del Inpi en Chilapa, comentó que el mezcal es la síntesis de todas las técnicas ancestrales.
“Esa historia de poder sostener a sus familias, de poder labrar, sembrar la tierra a pesar de todas las dificultades porque el maguey se da en una tierra que para mucha gente no es productiva de maíz, pero sí de maguey”.