EL-SUR

Viernes 24 de Junio de 2022

Guerrero, México

Economía  

La autosuficiencia alimentaria, primer paso para la recuperación del país, plantean

En el Segundo Congreso Internacional de Investigación abogan por la economía social y ponen de ejemplo una cooperativa de Acatepec, en Ayutla

Karina Contreras

Mayo 20, 2022

La directora general de Posgrado e Investigación de la UAG, Berenice Illades, durante su participación en el Congreso Internacional de Investigación, organizado por el Ciriet México, en el Campus Llano Largo Foto: Jesús Trigo

Karina Contreras

Durante la inauguración del Segundo Congreso Internacional de Investigación organizado por el Centro Internacional de Investigación e Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa (Ciriet), Capítulo México, se planteó que la recuperación del país, luego de la crisis económica que ha dejado la pandemia del Covid-19, puede darse a través de consumir lo local y producir lo que se necesita, pues “la autosuficiencia alimentaria es el primer paso a seguir”.
Ahí, se indicó que las economías solidarias son algo que tiene una gran tradición en Europa y es algo que se debe seguir impulsando en el país. El acto de inauguración se llevó a cabo en la sala de usos múltiples del edificio de gobierno ubicado en el campus Llano Largo de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), donde el presidente nacional del Ciriet y coordinador de la maestría en Economía Social, Roberto Cañedo Villarreal, señaló que la economía social ya tiene una gran tradición en Europa, esta muy consolidada en España, en Italia, también en América como en Canadá o en Costa Rica, “son economías, que son empresas sociales, cooperativas, comunidades que están organizadas con el fin de lograr el bienestar de las personas y la conservación de la naturaleza más que la utilización de la ganancia por medio de la competencia”.
Cañedo Villarreal ejemplificó que en Ayutla en la comunidad de Acatepec, hay una cooperativa que ha venido generando las condiciones para que los pequeños productores vean primero por la autosuficiencia alimentaria de sus comunidades y después la comercialización de sus productos: “Eso es muy importante para nosotros porque así reconstruimos la economía, pero desde las comunidades”.
Sobre la inflación, dijo que si suben los productos entonces la gente tiene que aprender a tener un traspatio, como es su caso, donde la gente tiene que aprender a construir una producción de autoconsumo alimentaria.
Señaló que se puede pensar en otro tipo de economía basada en la producción local, en el vecino para comprarle, en reconstruir el tejido social no solo para platicar bien, sino para producir, para comercializar, es decir, consumir entre ellos mismos es una forma, pero se tiene que trabajar en recuperar los principios y valores de la cooperación y solidaridad. Añadió que esta nueva forma de hacer economía con solidaridad y cooperación es un modelo que ya esta muy fuerte en otros lugares y que en México apenas se esta empezando a construirlo.
El investigador dijo que la maestría en Economía Social es la representación académica-científica, dentro del grupo de trabajo multidisciplinario en la construcción de la “cuenta satélite de la economía social” para las cuentas nacionales con el Inegi. Señaló que se está trabajando en una nueva edición de las cuentas satélites que son muy importantes porque “las políticas públicas se construyen con información, sin esto no hay forma de hacer políticas fundamentadas”. Indicó que esa labor es muy fuerte, donde se requiere especialistas.
Señaló que la crisis económica es mundial y ejemplificó que con la caída del dólar Estados Unidos esta entrando en un “proceso de recesión muy fuerte”, y no solo del país y que se desató a partir de la pandemia del Covid-19 que paralizó los mecanismos en la estructura comercial y productiva del mundo ensu conjunto. Para el investigador dijo que las crisis pueden golpear mucho a la gente, pero también pueden ser oportunidades de construir de otra manera.
Añadió que en el país se ha vivido el neoliberalismo que ha traído como resultado que una gran mayoría de la población esta en pobreza y pobreza extrema con niveles altisímos de marginidad y lo que “hacemos nosotros es proponer la recuperación el mercado interno, pero a partir de lo local, no a partir de quién puede exportar”. Señaló que ya no se puede seguir construyendo la economía de esa manera y primero se tiene que ver como satisfacer los problemas de la gente y “la autoduficiencia alimentaria es el primer paso a seguir, hoy estamos en una oportunidad, a pesar de esta crisis terrible de la economía, de mirar nuevos caminos para hacer otro tipo de economía”.
Señaló que han ido mostrando con mucha dificultades la importancia de la cooperación y solidaridad como herramienta para la construcción de una nueva sociedad autogestiva, democrática y autosustentable. La directora general de Posgrados e Investigación e integrante de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Berenice Illades Aguiar señaló que la pandemia del Covid-19 no solo causó muchas muertes, que ha sido terrible, secuelas a los que se enfermaron, causó daños emocionales, afectó la salud mental, no solamente la salud fisica, pero también afectó mucho la economía.
La también investigadora dijo que se perdieron muchos empleos, se descuidaron otras áreas de la salud por atender el Covid-19, y también están habiendo problemas por otras enfermedades que no se atendieron a tiempo. Añadió que sobre todo en las comunidades rurales, en las poblaciones indígenas aumentó mucho la discriminación porque si falta dinero y se pierden empleos empiezan a haber problemas de violencia.
Señaló que el evento era importante, pero no en sí el acto, sino el trabajo que se hace de la economía solidaria, de la social o en cooperativas, ¿por qué?, pues involucra a una población, a una comunidad entera y entonces entre todos buscan la manera de salir adelante porque la inflación es fuerte y dijo que cuando se va al mercado “casi da el infarto porque todo está carísimo” por lo que hay que imaginar qué está pasando en esas poblaciones, “está pasando exactamente lo mismo, pero ellos están padeciendo de los víveres y las cosas esenciales de la vida, pues si no tienen dinero, cómo mejoran su vivienda, adquieren comida”.
Illades Aguiar señaló que el trabajar de manera comunitaria, de trabajar en equipo es mejor que solos, porque al hacerlo solos hay una economía formal se enriquecen algunos y bañan a algunos cuántos, pero no hay un trabajo social para decir que toda la comunidad esta en las mejores condiciones y si se trabaja juntos y les enseñan cómo hacerlo, sin vulnerar costumbres, se pueda hacer comunidades autosuficientes, autogestivas.
Agregó la funcionaria que la investigación genera posibilidades de respuestas a los problemas de todo tipo y este es un problema social, económico donde se pueden generar propuestas y el gobierno tiene que generar las políticas públicas por “lo que hay que proporcionarle herramientas y resultados que puedan de mayor utilidad para dirigir mejor las cosas. La universidad apoya mucho y eventos como estos darán resultados hacia ello para contribuir a formular propuestas que pueden ser tomadas por el gobierno para ejecutarlas a través de políticas públicas”.
Señaló que la pandemia tiene efectos grandes y negativos por lo que tienen que hacer equipo de trabajo de académicos, científicos y los demás sectores de empresas y gobierno así como la sociedad porque “tenemos que restituir toda esa problemática que nos dejó. La economía en México tiene una serie de problemas porque tenemos pobreza extrema y hacer que la comunidad sea parte de ello, que la economía solidaria y la formación de cooperarivas es sumamente importante”. Señaló que generando empleos para la comunidad se puede empezar a restituir todo lo que se rompio del tejido todo este tiempo, se esta en la etapa de la recuperación.
La directora de la escuela de Economía, Elena Zaragoza Martínez dijo que en las economías se deben tener alternativas y señaló que las cooperativas bien organizadas transforman las vidas de los que la integran y si se quiere mejorar la economía en las diferentes comunidades del estado, las sociedades cooperativas son una opción y la academía pueden ir de la mano. Señaló que con la llegada del campus, con sus cinco escuelas, han contribuido a un desarrollo diferente para la zona.
Añadió que la llegada del campus ha mejorada a la misma comunidad de Llano Largo, el desarrollo mobiliario se ha fortalecido gracias al campus y “yo considero que la economía social y solidaria es una excelente alternativa para mejorar la economía de las familias”.
Estuvieron en el acto, la coordinadora general de la Zona Sur, María Xóchilt Astudillo Miller; la diputada federal, Rosario Merlín García; el diputado local, Joaquín Badillo; el coordinador del Campus Llano Largo, Justiniano González González, entre otros.