EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Economía  

Mientras no haya otras indicaciones sigue el aforo máximo permitido, asegura Turismo municipal

“Nuestra función es reactivar la economía, pero si el Periódico Oficial lo cambia, lógicamente tendremos que respetar los protocolos y los cambios de porcentajes”, dice David Abarca

Karina Contreras

Diciembre 04, 2021

Trabajadores del Condominio Lunada y integrantes de la CTM, en la protesta por el despido de varios trabajadores de manera injustificada Foto: Carlos Alberto Carbajal

Karina Contreras

Luego de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que la nueva cepa Ómicron ya se encuentra en México, el director de Turismo municipal, David Abarca Rodríguez, afirmó que mientras el Periódico Oficial del Estado no dé otras instrucciones, se continuará con el aforo máximo permitido de la ocupación hotelera para fin de año, que es del 70 u 80 por ciento.
Aunque precisó que si se cambia “tenemos que cumplir, por el bien de nosotros. Nuestra función es reactivar la economía, pero si el diario oficial lo cambia, lógicamente tendremos que respetar los protocolos y los cambios de porcentajes, tanto en restaurantes como hoteles”.
En declaraciones a reporteros, al funcionario se le preguntó si habrá cambios, luego de que el subsecretario Hugo López-Gatll informó que la nueva cepa Omicrón ya se encuentra en México, a lo que respondió que se continuará con los aforos permitidos y llamó a la población a respetar los protocolos sanitarios, incluyendo el cubrebocas obligatorio y la sana distancia, pues seguir las medidas es muy importante.
Indicó que no importa que se tenga las dos vacunas, que se deben seguir las medidas con todas sus reservas, pero también se necesita reactivar la economía y ya, “sabemos lo que sucedio en la pandemia, se paró todo, se paró la economía. Entonces, la gente tiene que entender que tenemos que crecer mentalmente, en el aspecto de que tenemos que cuidarnos y seguir con los protocolos, que son muy importantes”.
Abarca Rodríguez agregó que Acapulco, como centro turístico necesita la reactivación económica y que es muy importante mantenerse en semáforo verde. “Llamo a la prudencia en la gente y a que continúen con los protocolos sanitarios, para evitar contagios, para que Acapulco siga reactivando la economía”, dijo el funcionario municipal.
Indicó que es importante la participación de todos, para seguir en semáforo verde y comentó que hablando con los hoteleros esperan tener una ocupación mínima del 60 o 70 por ciento.
Indicó que ya se habló con la Dirección de Reglamentos y Espectáculos, para permitir a los hoteles tener la cena de Navidad y Año Nuevo en la playa, con los protocolos de salud; y adelantó que habrá vigilancia para que se cumplan, pero “tenemos que aprender a vivir con la pandemia, tenemos que aprender a vivir con los protocolos de salud. La gente también se tiene que enseñar a ser responsable de lo que pueda suceder. Acapulco necesita permanecer en semáforo verde, Acapulco necesita reactivar la economía”.
Indicó que la gala de pirotecnia está aceptada por el gobierno estatal y los hoteleros tienen sus restricciones “con quienes no hemos tenido problemas, porque siguen cuidando los protocolos, van a vender sus cenas como lo hacen, cuidando la distancia que debe ser”.
“La gente de fuera tiene que entender y seguir los protocolos. Acapulco vive del turismo y tenemos que cuidarnos y mentalizarnos, de que tenemos que cuidarnos nosotros e invitar al turismo a que cumpla con los protocolos, donde el uso del cubrebocas es completamente obligatorio”.
Sobre la violencia, luego del ataque a un chofer de un camión urbano en la avenida Costera, indico el funcionario que se está cuidando y se tiene “toda la carne en el asador”. Precisó que no es un problema de ahorita sino de antaño, pero “lo importante es que no se recrudezca todo esto, por el bien de Acapulco”.
Reconoció que no se puede tapar el sol con un dedo, se sabe cómo están las cuestiones y lo importante es que la misma ciudadanía entienda que “nos estamos dando un balazo en el pie si no cuidamos nosotros nuestro destino turístico, que nos da de comer a muchos”.