EL-SUR

Miércoles 29 de Junio de 2022

Guerrero, México

México  

La gobernadora de Chihuahua asegura que fueron recuperados los cuerpos de los jesuitas asesinados

María Eugenia Campos Galván dio a conocer en un video que se encontraron los restos de los sacerdotes Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como del guía de turistas Pedro Palma, quienes fueron identificados por medio de “medicina forense”. La Compañía de Jesús anunció que acudirá hoy jueves al lugar donde están resguardados los cuerpos para confirmar la información

Junio 23, 2022

El obispo de Tijuana, Francisco Barrón, y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, se reunieron ayer y conversaron sobre el apoyo del gobierno federal a la Compañía de Jesús tras el asesinato de dos sacerdotes en Chihuahua Foto: tomada de Twitter

Redacción y Agencia Reforma

El Sur / Ciudad de México

Los cuerpos de los dos sacerdotes jesuitas y de un guía de turistas, asesinados en el interior de una iglesia en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, fueron recuperados, informó la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván.
En un mensaje difundido en redes sociales, la mandataria dijo que los cadáveres de Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como del guía de turistas, Pedro Eliodoro Palma, habían sido encontrados y se confirmó que se trata de ellos a través de genética forense.
“Quiero compartir a la Compañía de Jesús, a la comunidad jesuita, a los chihuahuenses y por supuesto a todos los mexicanos que el día de hoy, gracias a un esfuerzo extraordinario de la FGE, comandado por el maestro Roberto Fierro, hemos logrado localizar y recuperar, y esto comprobado por medicina forense, los cuerpos de los sacerdotes jesuitas Javier Campos, de Joaquín Mora y del guía de turistas Pedro Palma”, dijo la gobernadora.
El lunes pasado en el interior de la parroquia de San Francisco Javier, en Cerocahui, las tres víctimas presuntamente fueron asesinadas por José Noriel Portillo Gil, El Chueco, quien entró a la iglesia persiguiendo al guía de turistas.
Uno de los sacerdotes trató de auxiliar a Palma, pero fue asesinado. Enseguida, otro cura se aproximó para tratar de tranquilizar al agresor y también lo mataron. Después, los cuerpos de las tres personas fueron subidos a la caja de una pick up y sustraídos.
Al momento siguen en calidad de desaparecidos Paul Osvaldo B., Armando B., así como una mujer y una persona menor de 18 años, quienes al parecer se encontraban con el guía de turistas al momento que éste fue privado de su libertad. Respecto a estas personas, el gobierno de Chihuahua no ha dado mayor información.
La Compañía de Jesús informó que acudirá hoy jueves 23 de junio al lugar donde están resguardando los presuntos cuerpos de los sacerdotes jesuitas.
“Nos trasladaremos al lugar donde están resguardando los cuerpos para su identificación, el día de mañana estaremos confirmando la información”, mencionaron en redes sociales.
La congregación jesuita detalló que, el provincial Luis Gerardo Moro Madrid recibió a las 16:15 horas comunicación de la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, sobre el hallazgo de tres cuerpos, entre los que probablemente se encuentran los dos sacerdotes. Por ello, pidieron que la investigación priorice la certidumbre científica y una comunicación respetuosa de las víctimas sus familiares y comunidades dolientes.

La SSPC difunde la fotografía de El Chueco, presunto responsable

La Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) difundió ayer una “cédula de búsqueda” con fotografía de José Noriel Portillo, alias “El Chueco”, señalado como presunto responsable del asesinato de dos sacerdotes jesuitas y un guía turístico en Urique, Chihuahua.
Rosa Icela Rodríguez, titular de la SSPC, indicó en un evento en Tijuana, Baja California, que la intención es alentar la denuncia ciudadana y capturar rápidamente a “El Chueco”.
En la ficha de búsqueda y localización se especificó que “El Chueco” es buscado por el delito de homicidio calificado por los hechos ocurridos el 20 de junio en Cerocahui.
También se detalló que Portillo, cuyos apellidos no fueron incluidos en la ficha, nació el 12 de mayo de 1992, por lo que tiene 30 años de edad, y que se le ha visto en las regiones de Cerocahui, Bahuichivo, Porochi y Poblado Rodeo.
Varias fotografías de “El Chueco” ya eran públicas debido a que es señalado como responsable de distintos ilícitos en la Sierra Tarahumara, como un ataque a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones en Urique, en 2017, y el asesinato del turista estadunidense Patrick Braxton-Andrew, en 2018.
Por acuerdo del gabinete de seguridad nacional, fuerzas federales desplegaron desde el martes un operativo especial para la búsqueda de “El Chueco”, en coordinación con autoridades estatales y municipales.
En presencia del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y la gobernadora de Baja California, María del Pilar Ávila, la secretaria reconoció que es responsabilidad del gobierno que las comunidades vivan seguras.
Durante el mismo evento, Adán Augusto López Hernández refrendó al Obispo de Tijuana el apoyo del Gobierno federal a la Compañía de Jesús por el asesinato de los sacerdotes, cuyos cuerpos fueron extraídos por gente de “El Chueco”.

Ofrece la Fiscalía de Chihuahua 5 millones de pesos por información para la captura de José Noriel

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua ofreció una recompensa de hasta cinco millones de pesos a quien aporte información veraz que conduzca a la captura de José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco.
“A él se imputan los delitos de homicidio, delincuencia organizada, además es probable responsable de los hechos ocurridos el pasado 20 de junio, en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, ya conocidos por la opinión pública”, informó el fiscal Roberto Javier Fierro Duarte.
El funcionario señaló que los operativos desplegados en la región han permitido obtener datos importantes que abonan a la investigación. Sin embargo, señaló que la participación de la ciudadanía es vital para lograr la pronta ubicación de Portillo Gil.
Esta es la recompensa más grande que se ha ofrecido en Chihuahua, dijo el fiscal.
Las personas que tengan información sobre el paradero de El Chueco pueden comunicarse al teléfono 614 429 3300 extensión 11457, o llamar al sistema de denuncia anónima 089 o bien a la línea de emergencia 911, así como a pasaeldato.gob.mx o al correo electrónico [email protected], agregó el fiscal.
A peticio?n de la Fiscali?a General del Estado de Chihuahua, el Instituto Nacional de Migracio?n (INM) emitio? una alerta migratoria para evitar que El Chueco se sustraiga de la accio?n de la justicia.
Se verificara? e informara? a las autoridades respectivas sobre los movimientos de ingreso-salida de la persona mencionada, a trave?s de los 194 puntos de tra?nsito internacional del territorio nacional, ae?reos, mari?timos y terrestres.

Disputa por un partido de
beisbol desató el ataque
de El Chueco: Fiscalía

Un pleito tras la derrota de un equipo de beisbol patrocinado por uno de los capos que controla la Sierra Tarahumara detonó el secuestro de dos jugadores y, posteriormente, el asesinato de los dos sacerdotes jesuitas y un promotor turístico de la zona.
El fiscal de Chihuahua, Roberto Fierro, explicó que el lunes ocurrieron dos hechos violentos en la comunidad de Cerocahui.
Relató que el líder criminal José Portillo Gil, alias El Chueco, llegó el lunes por la mañana al pueblo en busca de los hermanos Paul Osvaldo y Armando Berrelleza Rábago, quienes jugaron en el partido de beisbol del día anterior.
El Chueco, vinculado al Cártel de Sinaloa, fue a la casa de Armando y Paul, a quien hirió de un balazo, y después de prender fuego a la vivienda se los llevó con rumbo desconocido.
Horas después, El Chueco acudió al hotel de Cerocahui donde se topó con el guía de turistas Pedro Palma, a quien también secuestró.
Palma logró escapar y, herido, buscó refugiarse en la parroquia hasta donde llegó el líder criminal para ejecutar al guía y posteriormente a los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora.
Portillo y sus cómplices se llevaron los tres cuerpos, mismos que ayer fueron localizados en la comunidad de Pito Real, a unos 80 kilómetros de Cerocahui.
En tanto los dos hermanos Berrelleza siguen desaparecidos.

AMLO resalta que el presunto asesino debió haber sido detenido hace cuatro años

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la Fiscalía de Chihuahua y a la Fiscalía General de la República (FGR) a fichar oficialmente a José Noriel Portillo, identificado como presunto responsable de asesinar a dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en Urique, Chihuahua.
En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario dijo que no ha tenido comunicación con la jerarquía católica personalmente, pero aseguró que ya lo están haciendo funcionarios federales.
“Todo mundo ya sabe que fue esta persona el que incluso llevó a cabo la ejecución de manera directa, se está pidiendo que, si se tienen los elementos, la fiscalía de Chihuahua o la Fiscalía General puedan sacar ya una ficha para la búsqueda de los responsables, que ayuden en este asunto”, agregó.
Según López Obrador, hasta ahora no se tiene ninguna explicación sólida del móvil del crimen ni del porqué los homicidas se llevaron los cuerpos de los sacerdotes y del guía de turistas.
Al calificar de doloroso el crimen, el Ejecutivo federal aseguró que la violencia en la Sierra Tarahumara viene de tiempo atrás, cuando existía contubernio entre la delincuencia y las autoridades; “¿o el señor este acaba de empezar su carrera delictiva? No y seguramente fue tolerado”, comentó.
Aseguró que los habitantes de esa región, incluyendo a los jesuitas, saben cómo se fue creando y creciendo la organización criminal responsable del triple homicidio.
López Obrador informó que dos personas fueron reportadas como desaparecidas tras el asesinato de los sacerdotes jesuitas. Detalló que una de las dos personas desaparecidas es esposa de una de las tres víctimas.
El presidente lamentó el asesinato de los dos sacerdotes y envió sus condolencias a la asociación religiosa Compañía de Jesús.
Aseguró que ya se está haciendo una investigación y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional apoyan en la búsqueda de las personas desaparecidas, así como de los cuerpos de las tres víctimas, que fueron sustraídos por los asesinos.
-¿Son dos secuestrados?
“No, son más, se habla de cuatro o seis, incluidos los tres que se consideran que fueron asesinados.
-¿Hay niños?
“No, había una niña parece y la liberaron. Vamos a esperar la investigación porque si no no se ayuda, no se da la información. Estamos trabajando allá, está la Sedena y hay elementos suficientes del gobierno federal”, respondió.
López Obrador aseguró que ya se desplegaron elementos del Ejército en esa región y la Fiscalía General del Estado de Chihuahua es la encargada de llevar el caso.
Agregó que ya se tiene identificado al responsable del crimen, quien tiene una orden de aprehensión desde 2018 por el asesinato de un turista estadunidense en ese mismo año “lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables”.
Mencionó que la Sierra Tarahumara es una zona históricamente controlada por el crimen organizado.