EL-SUR

Lunes 21 de Enero de 2019

Guerrero, México

Mundo  

Asume Maduro segundo mandato presidencial y dice “Viva México” en la toma de protesta

La ceremonia se realizó en el TSJ en Caracas en lugar de la Asamblea Nacional con mayoría opositora. Asistieron a la juramentación los presidentes Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Daniel Ortega, de Nicaragua; Evo Morales, de Bolivia; y Salvador Sánchez, de El Salvador. Además, representantes de México, Uruguay, Rusia, Turquía y China, entre otros. Se abstiene México en la OEA contra Maduro y ofrece ser puente de comunicación entre ambos. Por su parte, EU y la UE advierten con tomar represalias contra el líder chavista

Agencia Reforma / Europa PressCiudad de México / Washington

Enero 11, 2019

 

Imagen del presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante el acto de reconocimiento y juramento por parte la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en la Academia Militar del complejo Fuerte Tiuna, en Caracas. Entre los asistentes se encuentran el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel y el presidente de Bolivia, Evo Morales . Foto: Xinhua

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, inició ayer un segundo mandato desafiando un cerco diplomático de gobiernos que cuestionan la legitimidad de su reelección
El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) llamó a sus simpatizantes a congregarse en una avenida céntrica de Caracas que desemboca en el Tribunal Supremo de Justicia, donde el Mandatario prestó juramento a las 10:00 horas para regir la nación petrolera hasta 2025.
La ceremonia que ha tenido lugar en la sede del TSJ en Caracas porque la Asamblea Nacional, institución venezolana que según la Constitución debía acogerla, se ha negado a servir de escenario por considerar que el líder chavista es un “usurpador” del cargo.
“Juro, a nombre del pueblo de Venezuela, por el legado de nuestros antepasados (…), de nuestro amado comandante Hugo Chávez (…), que no daré descanso a mi brazo ni reposos a mi alma y que cumpliré y haré cumplir todos los postulados de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, señaló ante el jefe del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Maikel Moreno.
Maduro ha completado su juramento prometiendo “defender la independencia e integridad absoluta de la patria”, “procurar llevar a la prosperidad social y económica a nuestro pueblo” y “construir el socialismo del siglo XXI”.
A continuación, Moreno le ha proclamado Presidente para el periodo 2019-2025 y le ha impuesto los atributos presidenciales de Venezuela, el collar y la banda, en medio de los gritos de “victoria” del público, que ha estallado en aplausos con las menciones a Chávez.
La toma de protesta llega después de unas elecciones del pasado 20 de mayo que no fueron reconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y el llamado Grupo de Lima, que lo instaron a organizar nuevos comicios.
A su juramentación asistieron los presidentes Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Daniel Ortega, de Nicaragua; Evo Morales, de Bolivia; y Salvador Sánchez, de El Salvador. Además, estaba programada la asistencia de representantes de México, Uruguay, Rusia, Turquía y China, entre otros.
Durante su discurso, Maduro destacó la relación de su administración con el gobierno mexicano, mientras enlistaba a los asistentes.
“Alto representante del gobierno de Egipto, de la India, de Nigeria, de Qatar, de República Dominicana, de Sudáfrica, Vietnam, Irak, el Líbano, de los Estados Unidos Mexicanos. ¡Que viva México!”, dijo. Los asistentes respondieron gritando al unísono “¡Viva!”.
Trece países del Grupo de Lima — Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía–, Estados Unidos y Canadá, así como la UE y sus estados miembro, incluido España, han decidido no acudir.
El Grupo de Lima ha anunciado que, a partir del 10 de enero, iniciará una ofensiva diplomática contra Maduro y su gobierno para forzarle a celebrar unas elecciones “creíbles”. Estados Unidos ya ha ampliado su lista de sanciones contra la cúpula venezolana y la UE se mantiene a la expectativa.
Por otro lado, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha expresado ayer su reconocimiento al presidente, Nicolás Maduro, horas después de que jurara el cargo para un nuevo mandato de seis años, en medio de las críticas y el vacío internacional.
En el acto, celebrado en la academia militar de la FANB en Fuerte Tiuna, en la capital, Caracas, Maduro ha agradecido al organismo su lealtad al pueblo. “Gracias por tanta lealtad, por tanta disciplina, por tanta entrega (…) la FANB tiene la admiración y el cariño del pueblo venezolano”, ha dicho.
El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, ha resaltado que la FANB “acata sin vacilación su mando único e indiscutible liderazgo para dirigir los destinos de la patria en los próximos seis años y le reconocemos como comandante en jefe”.
La Asamblea Nacional de Venezuela se ha reivindicado como la única institución legítima y, como tal, se ha propuesto restaurar “el hilo constitucional”, pidiendo para ello a las Fuerzas Armadas que den “un paso al frente” contra Nicolás Maduro, que ayer ha tomado posesión de un segundo mandato ampliamente cuestionado.
Desde la mañana de ayer varios cientos de seguidores del gobierno y empleados públicos, con sus características camisetas rojas, se concentraron en los alrededores del máximo tribunal, ubicado al noroeste de Caracas, para acompañar al Mandatario en la ceremonia.
Maduro luego se dirigió a una ceremonia en la academia militar en Caracas, en un gesto que destaca la importancia de las fuerzas armadas en su gobierno.
El Mandatario asume de nuevo el gobierno en un país donde la profunda crisis económica ha empujado a millones a emigrar.
Los venezolanos viven agobiados por una recesión que ya lleva cinco años y una hiperinflación que se traduce en la escasez de productos básicos, frecuentes cortes en los servicios de agua y luz, ausencia de transporte público y suministro de gas doméstico. Ayer un salario mínimo no alcanza para comprar un cartón de huevos.
De acuerdo con las Naciones Unidas, la crisis ha provocado la migración de unas 3 millones de personas desde 2015 y generado una emergencia humanitaria en países vecinos.
En tanto, la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron que tomarán nuevas medidas contra Venezuela, luego de la juramentación de Nicolás Maduro, ayer como presidente para el periodo 2019 – 2025.
Así también, las puertas de la embajada venezolana en Argentina se concentraron ayer decenas de personas de diferentes organizaciones del país para mostrar su apoyo a Maduro y su rechazo al que denominan “cártel de Lima”.
En República Dominicana, alrededor de un centenar de personas se manifestó frente a la embajada de Venezuela en Santo Domingo en apoyo al presidente Maduro.
El Consejo Permanente de la OEA no reconoce la legitimidad del segundo mandato de Maduro

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha decidido ayer en sesión extraordinaria “no reconocer la legitimidad” del segundo mandato de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, que ha comenzado oficialmente ayer, pese al amplio rechazo internacional.
“Con 19 votos a favor, seis en contra, ocho abstenciones y una ausencia, el Consejo Permanente de la OEA acuerda ‘no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019’”, ha anunciado el bloque regional en Twitter.
Por su parte, el gobierno de México emitió ayer un voto de abstención en la OEA sobre una resolución en la que por mayoría el Consejo Permanente del organismo decidió no reconocer la legitimidad de Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela.
“Si bien (…) México se abstuvo en la resolución adoptada el día de hoy (ayer), hacemos un llamado a todos los actores involucrados, principalmente al gobierno de Nicolás Maduro, a crear un entorno favorable al establecimiento de un diálogo genuino”, dijo la Consejera Mariana Olivera West, Representante Permanente Alterna de México ante la OEA.
El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tomó distancia del de Enrique Peña Nieto, que repetidamente votó para condenar al régimen de Maduro. México ofreció ser puente de comunicación entre la OEA y el gobierno de Venezuela.
En tanto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) confirmó ayer que continuará trabajando con el gobierno de Venezuela.

Cientos de protestas en AL en la toma de protesta del líder
bolivariano

El gobierno brasileño declaró ayer ‘ilegítimo’ el nuevo mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y reafirmó su “pleno apoyo” al Parlamento, de mayoría opositora y al cual “en este momento le incumbe la autoridad ejecutiva” en el país caribeño.
En Brasil el grupo Soy Venezuela, que integran reconocidos opositores como el ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma y la ex diputada María Corina Machado, presentó junto a una veintena de personas una carta al gobierno de Bolsonaro en la que reitera un “fraude” y pide acciones concretas.
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha reprochado ayer a su homólogo venezolano, Maduro, que se presente como una “víctima”, al que ha acusado por el contrario de liderar una “dictadura”, coincidiendo con el inicio de su segundo mandato como presidente de Venezuela, ampliamente cuestionado.
Por su parte, el gobierno de Mario Abdo Benítez dio a conocer ayer la ruptura de relaciones de Paraguay con Venezuela inmediatamente después de que Maduro tomó posesión del cargo para un segundo mandato que la mayoría de la comunidad internacional no reconoce.
Decenas de venezolanos protestaron también en los exteriores de la embajada de Venezuela en Perú, en rechazo a la nueva toma de mando de Maduro y pidieron al gobierno de Perú que expulse a los funcionarios de la embajada de su país, como señalaron ya han hecho otros países.
Asimismo, más de un centenar de venezolanos se reunió frente al consulado de su país en Bogotá para rechazar la nueva investidura así como para apoyar al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, quien dijo no reconocer la legitimidad del nuevo gobierno.
Unas 150 personas también se manifestaron, pero en Miami, contra la “usurpación del poder” por parte de Maduro.
En Santiago un centenar de personas, muchos de ellos venezolanos, partidarios y detractores de Maduro, se criticaron mutuamente frente a la embajada de Venezuela en Chile, mientras Carabineros ponía paz de por medio para que ningún grupo pudiera acceder al otro. (Con información de Agencias).