EL-SUR

Miércoles 19 de Enero de 2022

Guerrero, México

Mundo  

Dos grandes grupos con decenas de migrantes atraviesan la frontera Bielorrusia-Polonia

Las tensiones entre ambos países han ido aumentando en las últimas semanas debido al creciente flujo de personas procedente de suelo bielorruso hacia las fronteras exteriores de la UE. La OTAN se solidariza con Polonia por el “inaceptable” uso de migrantes como ataque “híbrido” desde Bielorrusia

Noviembre 10, 2021

Europa Press / DPA

Madrid

Varias decenas de migrantes han atravesado en la noche de ayer la frontera entre Bielorrusia y Polonia al conseguir romper las vallas cercanas a los municipios polacos de Krynki y Bialowieza, según ha informado un portavoz de la fuerzas fronterizas de Polonia a la emisora local de la ciudad Bialystok.
El portavoz ha indicado que en ambos casos los migrantes han derribado las vallas y se han vivido momentos de violencia, mientras algunos de los que han intentado cruzar han sido interceptados y devueltos a territorio bielorruso y otros han conseguido huir.
Las tensiones entre Bielorrusia y Polonia han ido aumentando en las últimas semanas debido al creciente flujo migratorio procedente de suelo bielorruso hacia las fronteras exteriores de la UE.
La decisión de abrir las fronteras ha sido vista por muchos como una represalia por las sanciones impuestas desde Bruselas contra el gobierno de Lukashenko a raíz de la crisis postelectoral que siguió a las elecciones de agosto de 2020.
Este mismo lunes, las autoridades fronterizas polacas denunciaron más de 300 intentos de cruzar la frontera ilegalmente. Por su parte, Minsk rechazó en la misma jornada las acusaciones de Varsovia sobre presuntas violaciones fronterizas por parte de agentes de las fuerzas de seguridad bielorrusas, así como criticó a la UE por negarse a sostener consultas sobre la crisis migratoria y fronteriza, algo que vienen pidiendo desde el pasado mes de abril, según el portavoz del Ministerio de Exteriores bielorruso, Anatoli Glaz.
Además, el presidente polaco, Andrzej Duda, ha denunciado ayer “un ataque híbrido masivo sin precedentes” en la frontera polaca, algo para lo que, no obstante, estaban “preparados”, ha asegurado.
Posteriormente, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, compareció ante la Cámara Baja del Parlamento de Polonia, conocida como Sejm, y ha avanzado que el gobierno propondrá en la reunión del Consejo Europeo sanciones “más duras” contra Bielorrusia, recoge el portal de noticias Interia.
La UE ya está planeando nuevas sanciones, principalmente contra la aerolínea estatal Belavia por el supuesto transporte de migrantes a Bielorrusia, informa la agencia de noticias DPA.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, consideró ayer “inaceptable” el uso por parte del régimen de Alexander Lukashenko de la migración irregular para desestabilizar a países vecinos como Polonia, a quién expresó la “solidaridad” de la Alianza Atlántica.
“El uso de migrantes como una táctica híbrida por parte de Bielorrusia es inaceptable. La OTAN se solidariza con Polonia y todos nuestros aliados en la región”, escribió Stoltenberg en un mensaje difundido a través de su cuenta oficial en Twitter.
En tanto, el Ministerio de Defensa de Bielorrusia rechazó ayer las acusaciones del Polonia de presuntas violaciones fronterizas por parte de agentes de las fuerzas de seguridad bielorrusas, que describió como una incriminación “infundada”, mientras que propuso a Varsovia celebrar una reunión para “discutir las preocupaciones” de ambas partes.
Tras la escalada de tensiones en la frontera, Minsk acusó a Polonia de “no tener como objetivo una resolución constructiva del problema” y elevar “deliberadamente” al nivel político “la situación de conflicto actual”.
Por otro lado, Minsk reprochó a su vecino el despliegue de más de 10 mil soldados en la frontera compartida, según las propias cifras del Ministerio de Defensa de Polonia, y alertó de que “llevar a cabo esta actividad sin notificar a la parte bielorrusa es una violación de los acuerdos bilaterales adicionales sobre medidas regionales de confianza y seguridad.
Alemania se sumó ayer a una declaración para dejar de financiar proyectos de combustibles fósiles en el extranjero a finales de 2022.
La alianza, a la que se adhirieron 28 países el pasado jueves, estipula que los firmantes dejarán de invertir fondos estatales en proyectos de combustibles fósiles fuera de sus territorios para finales de 2022.
El Parlamento de Lituania declaró el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia, una medida que entra en vigor en la medianoche de ayer y estará vigente durante un mes, en respuesta a la petición del gobierno lituano.
Con 122 votos a favor y uno en contra, el estado de emergencia afecta todo el tramo fronterizo y cinco kilómetros tierra adentro, así como en las instalaciones de alojamiento para migrantes en Kybartai, Medininkai, Pabrade, Rukla y Vilnius.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, abordó ayer la situación migratoria en la frontera entre Bielorrusia y la UE, que sufrió una escalada de tensiones en las últimas semanas, especialmente en la frontera con Polonia.
Putin y Lukashenko “intercambiaron puntos de vista sobre la situación con lo refugiados en la frontera” entre Bielorrusia y Polonia, indicó en un comunicado la Presidencia bielorrusa. En la conversación, la situación fronteriza “ocupó un lugar especial, así como las duras acciones por parte de Polonia en relación con los civiles”.
Los Veintisiete acordaron ayer endurecer las condiciones de tramitación de los visados de entrada a la UE para los altos cargos del régimen que preside Alexander Lukashenko, en respuesta a los intentos de “desestabilizar” el bloque comunitario por ejemplo facilitando el paso ilegal de miles de migrantes a suelo europeo.
La Comisión Europea planteó a finales de septiembre esta medida a la que los Estados miembro dan ahora luz verde, tras lo que consideran un “ataque híbrido” dirigido contra la frontera exterior de la UE desde Minsk, a quien acusan de instrumentalizar la migración y traficar con seres humanos para presionar al bloque.
En concreto se trata de suspender las disposiciones del acuerdo de facilitación de visados que la UE mantiene con Bielorrusia de modo que altos cargos y otros funcionarios relevantes del gobierno de Lukashenko pierdan la reducción de costes y otras ventajas que les ahorran muchos trámites al solicitar este documento para viajar a territorio comunitario.