EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Mundo  

El ELN, dispuesto a retomar el proceso de paz con Petro siempre que no haga “más de lo mismo”

El presidente electo de Colombia baraja nombres de personajes del centro político y liberales para su gobierno. Juan Carlos Pinzón renuncia como embajador del país sudamericano en Estados Unidos. Blinken felicita al ganador de los comicios

Junio 21, 2022

Juan Carlos Pinzón, en imagen de archivo. El ex ministro de Defensa anunció ayer su renuncia como embajador de Colombia en EU. “No trabajaré con la siguiente administración, tan claro como eso”, dijo Foto: DPA

Europa Press

Madrid

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) reaccionó ayer a la victoria de Gustavo Petro en las elecciones de Colombia celebradas este domingo, declarando su intención de “avanzar” en un proceso de paz siempre que el primer presidente de izquierdas del país no caiga en “más de lo mismo”.
“El ELN mantiene activo su sistema de lucha y resistencia política y militar, pero también su plena disposición para avanzar en un proceso de paz que dé continuidad a las mesa de conversaciones iniciada en Quito en febrero de 2017”, ha señalado la guerrilla en un comunicado en referencia aquel proceso que tuvo su génesis durante la última etapa del gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos.
El ELN ha señalado que cualquier tipo de diálogo está sujeto a la puesta en marcha de algunas de las promesas que ha hecho Petro durante la campaña, como la reforma agraria, un nuevo plan de lucha contra las drogas, la implementación de los acuerdos de paz, o combatir el sistema clientelar que existe en el Congreso.
Así, sostiene la guerrilla que si el nuevo presidente lleva a cabo esos cambios, “Colombia tendrá un gobierno respaldado por el movimiento popular, pero si se instala para hacer ‘más de lo mismo’ tendrá al pueblo en las calles reclamando cambios con más vehemencia que en 2019 y 2021”.
A su vez, señala que “urge consensuar un modelo de transición energética para disminuir el cambio climático, así como prevenir los daños que causará el agotamiento de las reservas de hidrocarburos y garantizar que Colombia no pierda su “soberanía energética”.
El ELN defiende que el Estado continúe siendo dueño mayoritario de la petrolera Ecopetrol y al igual que ha estado sosteniendo Petro durante la campaña, hay que establecer un modelo económico que no se centre en la extracción de minerales.
Por otro lado, el embajador de Colombia en Estados Unidos, Juan Carlos Pinzón, presentó ayer su renuncia al cargo tras confirmarse el triunfo de Gustavo Petro en las presidenciales de este domingo: “no trabajaré con la siguiente administración, tan claro como eso”.
Pinzón justificó que su renuncia es “una declaración de logros y principios” y ha confiado en que el nuevo gobierno de Petro tome las decisiones que no solo den “tranquilidad” a Colombia y su instituciones, sino aquellas que no “echen para atrás los logros” hasta ahora logrados.
“En la vida hay que estar aferrado a los principios y valores en los que uno cree y creo que lo prudente es cumplir esa misión hasta antes de un día del término de la administración actual y que la próxima administración disponga de otras decisiones”, ha dicho Pinzón en una conversación con la emisora RCN.
“Hay que construir sobre lo construido y no dañar lo que funciona bien”, ha defendido el todavía embajador colombiano, quien ha pedido al nuevo gobierno que trabaje sobre la base de las relaciones bipartidistas que Colombia siempre ha mantenido con los diferentes administraciones de la Casa Blanca.
En ese sentido, Pinzón, que dejará el cargo tras once meses, ha señalado que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, “es alguien que quiere profundamente a Colombia”, como “ha demostrado” declarando, por ejemplo, al país “como aliado estratégico no miembro de la OTAN”.
El triunfo de Petro en la segunda vuelta con el 50.44 por ciento de los votos ha sido reconocido por la Casa Blanca a través de su secretario de Estado, Antony Blinken, quien ha felicitado al pueblo colombiano “por ejercer su derecho al voto y reafirmar la fortaleza de su democracia”.
Uno de los primeros anuncios que dio en la noche del domingo el que será nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, es que se reunirá con todos aquellos que están interesados en resolver los problemas del país y sumar así fuerzas en una suerte de gran acuerdo nacional, en el que parecen tener cabida figuras del centro político, así como antiguos ministros de la era liberal.
El que será nuevo presidente de Colombia a partir del 7 de agosto, Gustavo Petro, no se las verá durante los próximos cuatro años frente a una oposición unificada bajo un mismo líder, sino contra diversas fuerzas, que en algunos casos han señalado que darán libertad a sus congresistas para ser independientes.
Pocas horas después de que Gustavo Petro se impusiera en las elecciones a presidente de Colombia, varias figuras del uribismo se han apresurado a confirmar su intención de hacer oposición, no sin antes acusar ya al que será el primer presidente de izquierdas de la historia del país de poner en riesgo la libertad.
Los senadores electos más votados en las pasadas legislativas, Miguel Uribe Turbay y María Fernanda Cabal, ambos el Centro Democrático, han sido los primeros en evidenciar la beligerancia que se espera del uribismo durante los próximos años.
“Aquí estoy y soy oposición. No les voy a abandonar. Los socialistas sólo saben destruir y nuestra obligación es defender la libertad”, ha aseverado Cabal en su perfil de Twitter.
Por otro lado, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, ha enviado vía telefónica ayer su felicitación al presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, tras su triunfo en las elecciones presidenciales celebradas el domingo en el país latinoamericano y ha reiterado su compromiso con las relaciones bilaterales entre ambos países.
“El Secretario Blinken ha subrayado los valores democráticos que comparten nuestros países y se ha comprometido a fortalecer aún más la amistad de 200 años entre Estados Unidos y Colombia”, ha indicado el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Ned Price.
Mientras, la Unión Europea señaló ayer un resultado “limpios” en Colombia “a favor de un cambio político” y que la victoria de Gustavo Petro es “incuestionable”.