EL-SUR

Sábado 15 de Diciembre de 2018

Guerrero, México

Mundo  

Macron decide suspender definitivamente el gasolinazo para tratar de calmar las protestas

Sin embargo, el presidente francés rechazó la exigencia del los “chalecos amarillos” de que se restablezca el Impuesto Sobre la Fortuna (ISF). La Asamblea Nacional aprueba la gestión del presidente por 358 votos a favor y 194 en contra

TeleSurParís

Diciembre 06, 2018

 

El gobierno francés suspendió el aumento del combustible para tratar de calmar las manifestaciones de calles organizada por los “chalecos amarillos”.
El gobierno francés anunció que no aumentará el precio de los combustibles en el país debido a las presiones que han ejercido los llamados “chalecos amarillos” (grupo de manifestantes independientes) a través de las diversas manifestaciones en las calles de París.
“El gobierno está listo para el diálogo y lo está demostrando porque este aumento de los impuestos se ha eliminado del proyecto de ley de presupuesto para el 2019”, aseguró este miércoles el primer ministro, Édouard Philippe ante el Parlamento francés.
Con el fin de calmar las protestas en las calles, el presidente Emmanuel Macron ya había anunciado este martes la suspensión por seis meses de la propuesta para aumentar los precios del combustible para el 2019, sin embargo, este miércoles el gobierno decidió suspenderla definitivamente.
La decisión supone una concesión más del Ejecutivo francés para intentar calmar las manifestaciones, movilizadas desde el pasado 17 de noviembre por la caída del poder adquisitivo
De igual forma, se tomó la decisión de congelar los precios de los servicios de gas y de electricidad, otras de las exigencias de los manifestantes.
Otras de las reivindicaciones de los chalecos amarillos es el restablecimiento del impuesto a la fortuna (ISF), tributo que pagan aquellos que poseen un patrimonio igual o superior a 1.3 millones de euros y que fue suspendido en 2018 con el fin de captar más inversionistas en el país; sin embargo, en el Consejo de Ministros celebrado este miércoles, Macron se mantuvo firme ante esta exigencia y decidió mantener la suspensión.
El ISF fue sustituido por el de la fortuna inmobiliaria (IFI), que tasa exclusivamente el valor neto del patrimonio inmobiliario.
Aunque estos aumentos no figurarán en el proyecto de ley de presupuesto, existe la posibilidad para que sean incluidos durante el curso del 2019 en una actualización del presupuesto.
El nuevo gesto de Macron a este movimiento contestatario sucede el mismo día en que la Asamblea Nacional francesa sometió a votación la gestión gubernamental, aprobada por mayoría absoluta, con 358 sufragios de los diputados de La República en Marcha (LREM) del presidente francés y sus socios centristas, frente a 194 votos en contra.
Ante el grito cada vez más extendido de “Macron dimisión”, el gobierno trata de desactivar el movimiento con el retroceso en el impuesto al combustible pero al mismo tiempo deja intacto el resto de las medidas impopulares y los ataques que llevó adelante en el último año, y las que planifica para el resto de su mandato.
Su objetivo es avanzar aún más no solo dejando exento del pago de impuesto a la fortuna a los más ricos, sino atacando las pensiones y el seguro de desempleo. Sin embargo el movimiento de los chalecos amarillos ya le asestó un golpe a su popularidad que está en su nivel más bajo desde que asumió (25%), y cuando aún le quedan cuatro años de gobierno por delante (Con información de Agencias).