EL-SUR

Jueves 13 de Agosto de 2020

Guerrero, México

Mundo  

Miles celebran en EU el fin de la esclavitud y protestan por la injusticia racial en el país

El Juneteenth, también conocido como el Día de la Independencia Negra, da lugar a marchas y caravanas de manifestantes –con mascarillas por el coronavirus–, con carteles de reivindicación del movimiento Black Lives Matter revivido tras el asesinato de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis. Se reportaron concentraciones en Nueva York, Texas y Chicago, además de Birmingham, Inglaterra

DPA / Europa Press Madrid / Nueva York

Junio 20, 2020

Miles de personas se reunieron este viernes en el centro de Chicago, en la Plaza Daley, y en diferentes eventos a lo largo de la ciudad para celebrar el “Juneteenth”, que conmemora la emancipación de los esclavos afroestadunidenses.Foto: Xinhua

DPA / Europa Press

Madrid / Nueva York

Miles de personas se reunieron en varias ciudades de Estados Unidos este viernes para celebrar el “Juneteenth” (19 de junio), festividad que conmemora el fin de la esclavitud negra y que este año tiene una resonancia especial tras una ola de protestas y reflexiones sobre la historia de injusticia racial del país.
Dado la cancelación de la mayoría de los eventos formales de “Juneteenth” –también conocido como Día de la Emancipación o Día de la Independencia Negra–, por el coronavirus, hubo marchas y caravanas para dar a las personas una forma de mostrar su solidaridad en Nueva York, Chicago y Texas.
Además, se registraron concentraciones también este viernes en Birmingham, Reino Unido.
Pese a las limitaciones, la conmemoración de la emancipación negra hace un siglo y medio, tiene un significado particular este año. Se produce tras las protestas por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano que murió bajo custodia policial.
En la ciudad de Nueva York, unos pocos cientos de manifestantes, en su mayoría con mascarillas por el coronavirus, se congregaron afuera del Museo de Brooklyn con carteles que decían “Black Lives Matter” y “Di sus nombres”.
“Significa recordar a mis antepasados porque hemos peleado durante tanto tiempo, y todavía libramos la misma batalla que nuestros ancestros”, declaró Nia White, de 17 años, egresada de la escuela secundaria y organizadora del acto.
Una de las mayores marchas más grandes fue en Atlanta, donde el afroamericano Rayshard Brooks murió después de que un policía blanco le disparó por la espalda en un estacionamiento. Los habitantes de la capital de Georgia marcharon al Parque Olímpico Centenario, para un evento que sus organizadores esperaban tuviera un tono espiritual, más que de celebración.
“Únanse a nosotros para denunciar el racismo en todas sus formas y declarar la unidad de la iglesia a través de líneas de raza, clase, denominación y cultura“, pidió OneRace, grupo ecuménico que organizó la marcha, en un comunicado.
En Texas, donde se originó Juneteenth, Lucy Bremond supervisa la que se cree es la conmemoración pública más antigua del evento en el Parque de Emancipación de Houston, ubicado en el área de Third Ward, donde Floyd pasó la mayor parte de su vida.
Juneteenth, combinación de las palabras en inglés para “junio” y “19”, conmemora la abolición de la esclavitud en Estados Unidos bajo la Proclamación de Emancipación del presidente Abraham Lincoln de 1863, anunciada por un ejército de la Unión en Galveston, Texas, el 19 de junio de 1865, después de que terminó la Guerra Civil.
Texas lo convirtió en feriado oficialmente en 1980, y 45 estados más y el Distrito de Columbia desde entonces han seguido su ejemplo.

Quieren convertir el Juneteenth en celebración nacional

Este momento extraordinario ha impulsado un movimiento para conseguir que el gobierno estadunidense convierta el ‘Juneteenth’ en una fiesta nacional. Aunque son 46 los estados norteamericanos que reconocen el 19 de junio como un día de asueto, solo Texas lo reconoce como oficial y la iniciativa nacional se antoja muy difícil: el gobierno estadunidense tardó casi 30 años en adoptar el Día de Martin Luther King, la conmemoración oficial del asesinato del mayor activista por los derechos civiles de la historia del país.

Trump retrasa el mitin previsto para este viernes en Tulsa

El presidente del país, Donald Trump, tuvo que retrasar al sábado su esperada reaparición pública ante sus simpatizantes en la ciudad de Tulsa (Oklahoma), prevista inicialmente para este viernes, para no herir sensibilidades al comparecer en un día tan señalado en el escenario de una de las mayores masacres contra la población de raza negra de la historia del país.
Para buena parte de la población de raza negra del país, el ‘Juneteenth’ representa una festividad –que sin embargo no tiene carácter federal, sino que queda en manos de los estados y las compañías–, mucho más sentida que el Día de la Independencia, por las asociaciones negativas que esta última conlleva como prolegómeno del periodo de la esclavitud en Estados Unidos.

La ciudad de Tulsa declara el toque de queda parcial ante el temor a disturbios por Trump

La ciudad de Tulsa, en el estado de Oklahoma, declaró el toque de queda parcial a pocas horas de la celebración del primer mitin del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras el fin de su cuarentena social.
Se da la circunstancia añadida de que Tulsa fue en 1921 el escenario de una de las mayores matanzas racistas de la historia de Estados Unidos, cuando una turba de manifestantes blancos asesinó a entre 100 y 300 personas de raza negra en el mercado de Greenwood, considerado como uno de los núcleos económicos de la comunidad negra del país.
El presidente norteamericano calentó los ánimos avisando a “cualquier manifestante, anarquista, agitador, saqueador o muerto de hambre de que no será tratado como en Seattle o Nueva York”, ciudades donde el movimiento contra el racismo actuó con relativa libertad.
“¡Van a encontrar un escenario muy diferente!”, avisó el presidente a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.
El alcalde de Tulsa, G.T. Bynum, avisó de la existencia de “individuos que forman parte de grupos organizados, con un pasado violento y destructivo, procedentes de otros estados, que se disponen a viajar a la ciudad”, según un comunicado publicado por la Policía de la ciudad en su cuenta de Twitter.

Facebook baja campaña de Trump por contener símbolo nazi

Facebook retiró varios anuncios de la campaña del presidente estadunidense, Donald Trump, de cara a las elecciones presidenciales previstas para noviembre por violar las políticas “contra el odio” y contener un símbolo relacionado a los nazis.
Los anuncios en cuestión, que hacían referencia a lo que la campaña de Trump describió como “peligrosos grupos de izquierda extrema” incluían una imagen de un triángulo rojo boca abajo, similar a la que utilizaban los nazis para distinguir a los presos políticos en los campos de concentración.
La Liga Antidifamación señaló que el triángulo es “prácticamente idéntico al que se usaba entonces en los campos”. “Lo hemos retirado porque viola la política contra el odio. Nuestras políticas prohíben hacer uso de símbolos utilizados para identificar a presos políticos sin ofrecer un contexto que condene su uso”, aseveró Andy Stone, portavoz de Facebook, a la cadena CNN.
Estos anuncios tendrían como objetivo los grupos antifascistas norteamericanos, que no tienen una estructura definida en Estados Unidos, pero suelen aglutinarse bajo un logotipo formado por dos banderas, roja y negra, en homenaje a la Antifaschistische Aktion, la red militante antifascista en la Alemania de 1930 que inspiró el movimiento.
En respuesta a las críticas suscitadas por estos mensajes antes de su retirada, la campaña de Trump aseguró que el triángulo rojo era “un símbolo usado frecuentemente por Antifa”, al que Trump considera declarar grupo terrorista.