EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Mundo  

Reprimen con bombas de humo y granadas protesta en Roma contra el pasaporte Covid

Nancy Pelosi y su esposo, el empresario Paul Pelosi, fueron evacuados de una misa el sábado en la Iglesia de San Patricio por la cercanía de los disturbios. Al menos una docena de personas fueron detenidas, entre ellas, el líder y el jefe del partido neofascista italiano Fuerza Nueva

Europa Press Madrid

Octubre 11, 2021

 

Manifestantes contra el pasaporte COVID se han enfrentado este sábado a la policía en Roma durante una marcha no autorizada que ha derivado en graves disturbios y en el asalto a la sede del principal sindicato italiano.
Los incidentes han comenzado a la entrada del parque de Villa Borghese y se han reproducido en otros puntos de la capital italiana con lanzamiento de objetos contra la policía, que ha respondido con bombas de humo y granadas aturdidoras. Al menos una docena de personas han sido detenidas.
“¡Asesinos!” o “¡Queremos la dimisión de Draghi y Mattarella!”, han coreado los manifestantes en referencia al primer ministro Mario Draghi y al presidente Sergio Mattarella, según informa la prensa italiana.
Un grupo de manifestantes ha ocupado la sede nacional de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), cerca de Villa Borghese. El sidincato ha denunciado ya este “asalto fascista” en palabras de su secretario general, Maurizio Landini. “Es un ataque a la democracia y a todo el mundo del trabajo que queremos rechazar. Nadie quiere en devolver nuestro país a los veinte años de fascismo”, ha remachado.
La manifestación ha culminado en la calle del Tritón, muy cerca del Palacio Chigi, sede del gobierno.
“Los dispositivos de orden público están gestionando las distintas manifestaciones en las que se utiliza la violencia con intervenciones proporcionales a las acciones de los manifestantes”, ha informado la policía. “Se utilizaron gases lacrimógenos y bocas de incendio para dispersar a los grupos violentos”, añadió.
El presidente italiano, Sergio Mattarella, habló por teléfono con el secretario general de la CGIL para expresarle su solidaridad tras el ataque.
También el primer ministro, Mario Draghi, telefoneó a Landini para expresarle a él y a todo el sindicato la plena solidaridad del gobierno. “Los sindicatos son una defensa fundamental de la democracia y los derechos de los trabajadores. Cualquier intimidación contra ellos es inaceptable y debe ser rechazada con absoluta firmeza”, ha apuntado en un comunicado.
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y su marido, el empresario Paul Pelosi, abandonaron la celebración de la misa en la Iglesia de San Patricio de Roma el sábado por la noche debido a un “incidente de seguridad”, según ha informado el rector de la iglesia, Steven Petroff.
Cerca de la iglesia se produjeron enfrentamientos entre policías y manifestantes contrarios al pasaporte COVID en los que fue asaltado la sede nacional del sindicato Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL).
Al menos una docena de personas terminaron detenidas durante la manifestación en Roma contra el pasaporte COVID, y que derivó en graves disturbios y en el asalto a la sede del principal sindicato italiano, entre ellas el líder del partido neofascista Fuerza Nueva, Roberto Fiore, y el cabecilla de su sección romana, Giuliano Castellino.
Según imágenes recogidas por ‘La Repubblica’, tanto Castellino como Fiore se separaron de la procesión para atacar la sede de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL). La detención de ambos ha sido confirmada al diario italiano por fuentes policiales.

Rusia vuelve a registrar un máximo histórico de muertos diarios

Rusia ha confirmado este sábado un nuevo máximo de fallecidos diarios por coronavirus, con 968 decesos en las últimas 24 horas, de un total de 29 mil 362 nuevos positivos registrados desde la víspera, según el centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus.
El país suma ya 7.7 millones contagios, detectados en su mayoría en la capital.
Con las defunciones del último día, el total de fallecidos por coronavirus en Rusia aumentó a 215 mil 453. La víspera fueron notificados 27 mil 246 casos adicionales de infección por el virus y 936 decesos asociados.