EL-SUR

Jueves 26 de Mayo de 2022

Guerrero, México

Mundo  

Rusia y EU mantienen sus posturas en temas como la OTAN, Ucrania y seguridad

Tras ocho horas de intensas conversaciones en Ginebra, Moscú reitera que no pretende invadir Ucrania mientras Washington rechaza la propuesta rusa de que este país no ingrese a la OTAN. La Casa Blanca autorizó una ayuda adicional de 200 millones de dólares a Ucrania antes de la reunión

Europa Press Madrid

Enero 11, 2022

Los representantes de Estados Unidos y Rusia reunidos ayer en Ginebra concluyeron la reunión sin desplazarse de sus planteamientos iniciales y con el único acuerdo de seguir dialogando.
El representante ruso, el viceministro de Asuntos Exteriores Sergei Riabkov, reiteró a la delegación americana que Rusia no tiene intención de invadir Ucrania a pesar de la alarma causada por el incremento de tropas rusas en la zona fronteriza.
“No hay motivo para temer ningún tipo de escalada”, afirmó Riabkov en declaraciones a la prensa tras el encuentro. Riabkov calificó las conversaciones de “difíciles, largas, muy profesionales, profundas, concretas y sin intentos de evitar las cuestiones conflictivas”. “Creemos que los estadunidenses se tomaron muy en serio las propuestas rusas y que las estudiaron en profundidad”, añadió.
Por su parte, la vicesecretaria de Estado norteamericana Wendy Sherman, máxima responsable de la delegación estadunidense, explicó que rechazaron “propuestas que Estados Unidos sencillamente no puede contemplar” como la propuesta rusa de que Ucrania no ingrese en la OTAN o que la alianza acabe con la cooperación en materia de seguridad con Kiev.
“No vamos a permitir que nadie ataque la política de puertas abiertas de la OTAN que siempre fue fundamental para la alianza”, explicó Sherman en la rueda de prensa posterior al encuentro. “No vamos a renunciar a la cooperación bilateral con Estados soberanos que deseen colaborar con Estados Unidos y no vamos a tomar decisiones sobre Ucrania sin Ucrania; sobre Europa sin Europa; sobre la OTAN sin la OTAN”, remachó.
Sherman aseguró que mantuvo una conversación “sincera y directa”, con el ministro de Asuntos Exteriores ruso sobre las propuestas de seguridad en Europa esbozadas por Moscú.
“Tuvimos una discusión sincera y directa durante las casi ocho horas en la misión estadunidense en Ginebra”, dijo Sherman y agregó: “Estados Unidos ofreció reunirse nuevamente para discutir estos asuntos bilaterales con más detalle”.
Así, ambas partes rebajaron las expectativas de hitos importantes en estos contactos. “Hoy hubo un diálogo para comprendernos mejor mutuamente y también nuestras prioridades. No es lo que se podría llamar una negociación”, apuntó Sherman.
Riabkov destacó que el tono de los contactos “da pie al optimismo (…), pero las cuestiones principales siguen en el aire y no vemos que los americanos comprendan la necesidad de tomar decisiones que nos puedan satisfacer”.
Sherman explicó que se trató la posibilidad de reactivar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Medio del que se retiró Estados Unidos en 2019 tras años de acusar a Moscú de incumplimiento.
Así, Washington planteó abordar la ubicación de los misiles de alcance medio y manifestó su disposición a abordar “fórmulas de establecer límites recíprocos sobre el tamaño y el alcance de las maniobras militares”.
De las más de 70 mil tropas estadunidenses estacionadas en Europa, aproximadamente 6 mil están desplegadas en el este de Europa, en su mayoría de forma rotatoria, incluidas unas 4 mil en Polonia. Otros países de la OTAN también tienen miles de tropas en despliegues rotativos en la región para reforzar el flanco este de la alianza.
Mientras tanto, el viceministro ruso advirtió que los intentos de Estados Unidos de chantajear e intimidar a Rusia son “inaceptables”.
El vicecanciller expreso su preocupación por posibles provocaciones conjuntas de Kiev y países occidentales, que podrían derivar en enfrentamientos. Reiteró también que Moscú necesita garantías concretas de que Ucrania y Georgia nunca se convertirán en miembros de la OTAN.
El pasado 17 de diciembre, el Ministerio de Exteriores de Rusia publicó sus propuestas para Estados Unidos y la OTAN sobre las garantías de seguridad en Europa en las que se plantea a los países de la Alianza Atlántica comprometerse a contener la ampliación del bloque y excluir la adhesión de las ex repúblicas soviéticas, sobre todo de Ucrania.
La iniciativa rusa prevé asimismo la creación de una línea directa con la OTAN para contactos de emergencia e intercambio regular de información sobre ejercicios y maniobras militares.
Además, Rusia insta a Estados Unidos a renunciar recíprocamente al despliegue de armas nucleares fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.
La iniciativa estipula que ninguna de las dos partes emplazará armamento o efectivos en regiones fuera del territorio nacional donde la otra pudiera considerarlo como una amenaza a su seguridad, ni siquiera si tal despliegue se lleva a cabo en el marco de organizaciones internacionales, alianzas militares o coaliciones.
El 12 de enero estos temas volverán a ser tratados en una reunión del Consejo Rusia-OTAN en Bruselas y al día siguiente, en una reunión del Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en Viena
Por otro lado, Estados Unidos autorizó de forma discreta a finales de diciembre, semanas antes de comenzar las conversaciones con Rusia, una ayuda adicional de 200 millones de dólares a Ucrania para reforzar sus capacidades de defensa ante la alarma causada por el incremento de tropas rusas en la frontera ucraniana.