EL-SUR

Sábado 04 de Abril de 2020

Guerrero, México

Sociedad  

Declaran el inicio de la fase 2 de la epidemia del Covid-19; suman cinco muertos por la enfermedad

En la nueva etapa se busca contener la propagación comunitaria, indica el subsecretario Hugo López-Gatell. Será una lucha larga contra el virus, advierte el funcionario; la emergencia se prolongaría hasta agosto: OMS. Alistan dependencias la atención hospitalaria y el Ejército activa el plan DN-III. Reporta José Luis Alomía 38 casos nuevos en el país

Staff / Agencia Reforma / Redacción / El SurCiudad de México

Marzo 25, 2020

 

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la conferencia matutina Foto: Cuartoscuro
El presidente Andrés Manuel López Obrador y parte de su gabinete, en la conferencia matutina en Palacio Nacional para informar las acciones contra la pandemia de coronavirus Foto: Presidencia

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, anunció que se inició la fase 2 para contener propagación comunitaria del Covid-19 en el país.
“Vamos a poder doblar la curva, seguiremos teniendo trasmisión, la expectativa no es terminar con el virus de un momento a otro (…) pero esto es importante porque nos lleva a administrar el riesgo”, dijo en conferencia matutina acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador.
El funcionario destacó que el país anticipó las medidas generales como las de higiene y la sana distancia.
La fase 2 consiste en cuidar y proteger a los adultos mayores y grupos de mayor riesgo; suspender clases en todo el sistema educativo hasta el 19 de abril; suspender eventos y reuniones de más de 100 personas; suspender temporalmente actividades laborales que involucren movilización de personas en todos los sectores de la sociedad e intensificar medidas básicas de prevención
López-Gatell indicó que por ahora no se necesitan medidas extremas que afecten las garantías individuales.
“Declaro y reitero, medidas extremas son parte del repertorio de salud, pero lejos estamos de medidas que vulneren la vida pública o que afecten garantías individuales”, afirmó.
El 80 por ciento de casos han venido del exterior y el 20 derivan del proceso de importación y estuvieron en contacto con quienes viajaron, precisó el subsecretario.
En el Valle de México hay mayor concentración de población por lo que presenta un mayor número de casos, dijo López-Gatell.

Salud confirma quinto
deceso por Covid-19 en
México; reportan 405 casos

Por su parte, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, confirmó en la conferencia de prensa nocturna el quinto fallecimiento por Covid-19 en México, además de 405 casos positivos de la enfermedad, es decir, 38 más que los reportados el lunes.
Señaló que hasta el último corte de este martes también se han descartado 2 mil 161 casos y mil 219 se encuentran bajo sospecha, los cuales serán resueltos en los próximos días.
Sobre los decesos, informó que 80 por ciento de ellos han ocurrido en hombres y 20 por ciento en mujeres. Todos ellos, dijo, estuvieron asociados con problemas de obesidad, diabetes, hipertensión, insuficiencia renal crónica y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).
Además, tres de estos decesos ocurrieron en la Ciudad de México, uno en Durango y uno en Jalisco, detalló.
Alomía Zegarra indicó que con el último deceso ocurrido ayer, la letalidad de Covid-19 en el país es de 1.2 por ciento. “Muy por debajo de lo observado a nivel internacional”, destacó.
Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, quien también estuvo en la conferencia de actualización de datos, comentó que hasta ahora el cierre de fronteras aéreas, terrestres y marítimas, y que forman parte de las medidas de contención, no han demostrado tener la eficacia necesaria para evitar que el virus se propague.
Por ello, reiteró que las medidas de mitigación, que iniciaron con la Jornada Nacional de Salud, no deben considerarse de segundo nivel debido a que tienen mayor eficacia.
“Son mucho más efectivas porque son masivas y ocurren simultáneamente en millones de personas, a deferencia de las de contención que son casi por caso para intentar detener cada cadena de transmisión”, apuntó.

Se tienen 356 unidades para casos críticos

El país cuenta con 356 unidades de terapia intensiva para atender los casos críticos de Covid-19, informó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.
Se trata de la capacidad instalada en el IMSS, la Secretaría de Salud (Ssa), el ISSSTE, Pemex y la Marina.
Según los datos desglosados de la Secretaría de Salud, esta dependencia cuenta con 204 unidades de terapia intensiva.
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene 79; el Instituto para la Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) 55; Petróleos Mexicanos (Pemex) 10 y la Secretaría de Marina (Semar) ocho.
Según los datos presentados por el funcionario, hay 2 mil 446 camas de terapia intensiva y 9 mil 71 de urgencias.
La Secretaría de Salud tiene mil 553 camas de terapia intensiva; el IMSS, 430; el ISSSTE, 330; Pemex, 82 y la Semar, 51.
La Ssa cuenta con 5 mil camas de urgencias; el IMSS con 3 mil 64; el ISSSTE con 800; Pemex con 130; la Secretaría de la Defensa (Sedena) con 68 y la Semar con ocho.
También se tienen disponibles 5 mil 523 ventiladores mecánicos y 9 mil 90 monitores.
Hay 576 aparatos portátiles de rayos x; 22 mil 150 pulsioxímetros; mil 962 carros rojos; 436 ultrasonidos móviles y mil 40 ambulancias.

Infraestructura hospitalaria

Tras declarar el inicio de la fase 2 de propagación del coronavirus, en la que se esperan cientos de contagios debido a la transmisión comunitaria, López-Gatell anunció que el país cuenta con una infraestructura hospitalaria de 87 mil 331 insumos para hacer frente al virus.
“Queremos declarar formalmente el inicio de la fase 2. Lo que nos permite trazar el horizonte para los siguientes 30 a 40 días, en donde empezaremos a visualizar que en México, por haber anticipado dos semanas antes las medidas masivas que tienen los mayores impactos tanto en reducir la transmisión, vamos a poder tener menor transmisión.
“La expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión en vez de llevarnos a una epidemia corta nos va a llevar a una epidemia más larga, pero esto es importante porque lleva a administrar el riesgo, lo que quiere decir que cada día haya menos casos de los que se pueden atender en la infraestructura del sistema de salud en México”, señaló en la conferencia matutina.
El funcionario dijo que ha llegado el momento donde se puede tener una mayor contribución contra el Covid-19, implementando estrategias colectivas.
“Corresponden al capítulo técnico de mitigación comunitaria y nos van a permitir ser aún más eficientes en reducir la velocidad de propagación, contribuyendo al esfuerzo inicial centrado particularmente en la contención (centrada en los casos)”, indicó.
La acción clave, aseguró, es mantener la sana distancia de más de 1.5 metros para evitar el contagio en forma individual.
“Si nos mantenemos en una sana distancia, vamos a poder alejarnos de la fuente de propagación que es la vía respiratoria de aquellas personas infectadas. Esto lo podemos hacer y lo debemos hacer en forma individual quedándonos en casa”, enfatizó.
El subsecretario refirió que las acciones masivas consisten en proteger a adultos mayores, la suspensión de clases en todo el sistema educativo nacional del 23 de marzo al 19 de abril; la cancelación de reuniones con más de 100 personas, suspender actividades laborales que involucren una gran movilización e intensificar las medidas de higiene.
López-Gatell reiteró que para la fase 2, México tiene una infraestructura médica sólida.
“Solamente la infraestructura dedicada específicamente a Covid-19, que no es toda la infraestructura, nos permite tener unidades de terapia intensiva, camas hospitalarias, ventiladores mecánicos, monitores, oxímetros, rayos x portátiles, etcétera, todo el equipamiento que cuidadosamente fue seleccionado como relevante para enfrentar al virus”, agregó.

El IMSS alista 70 hospitales

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) prepara 70 hospitales que serán los lugares de referencia para el tratamiento de la pandemia del coronavirus, informó ayer en la conferencia nocturna en Palacio Nacional Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas del organismo.
De acuerdo con el especialista, además de contar con módulos específicos para realizar análisis respiratorios y no mezclar a los pacientes, para la última fase de la pandemia, en la eventual necesidad de una reconversión hospitalaria para atender casos críticos, están preparando alrededor de 19 hospitales a los que se sumarán algunos otros que están a punto de ser inaugurados.
“Estamos preparando también 70 hospitales que serán lugares de referencia para el tratamiento de los casos.
“Y ya en la última fase, donde tengamos que hacer una reconversión hospitalaria, porque tengamos más casos críticos que requieran ser atendidos a la vez, estamos preparando un número de hospitales, aproximadamente 19 hospitales ahora, que puede crecer un poco más porque estamos viendo inaugurar algunos hospitales nuevos y desde la inauguración convertirlos en hospitales para Covid-19”, agregó.
Esos hospitales, indicó Borja en la conferencia de prensa, serían inaugurados y destinados desde el principio para atender la pandemia.

“De tal manera que esta reconversión nos dará la capacidad para atender un número grande de casos que se den a la vez, pero finalmente vamos a estar atendiendo en todo el país”, apuntó.
Al informar sobre los avances de la pandemia, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, señaló que ya suman en México cinco defunciones por coronavirus y 405 casos positivos, es decir, 38 más que los reportados el lunes.
Borja indicó que en el IMSS han tomado la determinación de prescribir incapacidades inmediatas a los trabajadores contagiados y a sus contactos, con el fin de evitar la propagación del virus.
“A algunos trabajadores les vamos a dar su incapacidad de inmediato para que no regresen a sus lugares de trabajo y evitar contagiar a sus compañeros.
“También vamos a dar incapacidad a aquellos que son sus contactos que requieran incapacidad, esto es, el epidemiólogo tomará los datos de los contactos y no se requiere que estén enfermos, se requiere que los contactos también estén en seguimiento”, señaló.
Gustavo Rojas Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, indicó que la reconversión de las instituciones sanitarias permitirá aumentar en la zona Metropolitana las camas de cuidados intensivos, entre la primera y tercera etapas de la pandemia, de 117 a casi 800.
Para ello, dijo, el Plan General para la Reconversión Hospitalaria incluye nosocomios como el Enrique Cabrera, el de Tláhuac y el Belisario Domínguez.
Con respecto a zonas rurales, Lopez-Gatell explicó que para la atención de la pandemia en esas zonas harán uso del conocimiento del territorio que tienen las Fuerzas Armadas y la Secretaría de Bienestar.
“La secretaria (de Bienestar) María Luisa Albores con su fabuloso equipo. tienen también muy bien identificado el territorio y esto nos permite activar los mecanismos, tanto de comunicación de gobiernos a la población, como de la población hacia nosotros, o enlazar incluso el apoyo en el nivel de territorio entre las comunidades”, indicó.

Se entregará el control de
10 hospitales civiles a las Fuerzas Armadas

La entrada de México a la segunda fase de la epidemia de Covid-19 activó ayer los planes de apoyo militar con los que se entregará el control de 10 hospitales civiles a las Fuerzas Armadas y se permitirá la participación de casi 17 mil elementos castrenses para hacer frente a la emergencia.
A través del plan DN-III-E, de la Secretaría de la Defensa, y del Plan Marina, personal de esas instituciones equiparán y operarán una decena de instalaciones de la Secretaría de Salud ubicados en Chiapas, Coahuila, Durango, Michoacán, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas.
Además, la Sedena pondrá a disposición cinco hospitales militares de zona y 37 unidades operativas para terapia intensiva; así como 41 unidades operativas acondicionadas para hospitalización, con una capacidad de más de 3 mil camas y con una meta de atención de 14 mil pacientes.
La Semar ofreció ocho hospitales con 79 camas, para la atención de casos graves, y 10 centros de aislamiento voluntario, con una capacidad de más de 4 mil camas disponibles.
“El plan DN-III tiene como objetivo complementar las capacidades del Sistema Nacional de Salud en todo el territorio nacional, empleando los recursos humanos y materiales que tenemos disponibles en la Sedena. Este concepto operativo del plan que ya estamos en el plan en su primera fase”, explicó el general Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional.
“Nosotros estamos ya en el Plan Marina para apoyo cuando la Secretaría de Salud nos lo indique, porque es necesario entender que la Secretaría de Salud es la que lleva el liderazgo de esto”, aclaró el almirante Rafael Ojeda, secretario de Marina.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó por su parte que entregará una partida de 4 mil millones de pesos a la Sedena y 500 millones de pesos a la Semar para la implementación de acciones de combate al Covid-19.

Prolongada curva de contagios, considera la OMS

La curva de contagios de coronavirus en México podría llegar hasta agosto, advirtió Cristian Morales, representante de la Organización Mundial de la Salud en México.
El especialista explicó al Centro de Información de las Naciones Unidas en México (CINU México) que en España e Italia la curva de contagios ha sido más prolongada que en China, donde los casos comenzaron a descender en unos dos meses y medio.
“En México, lo que está tratando de hacer la autoridad con las diferentes medidas que se están tomando es que esa curva, que es muy, muy, abrupta en un corto tiempo, sea más plana durante un periodo más largo”, indicó.
“Entonces, normalmente, si resulta lo que se está haciendo aquí en México, vamos a tener un periodo epidémico probablemente mucho más largo que dos meses, o dos meses y medio, o tres meses, pero también con una expresión de los casos y de los casos graves más pausado en el tiempo, lo que le va a permitir al sistema de salud responder mejor”.
“Yo pienso, no es una estimación científicamente respaldada, pero sí puedo pensar que fácilmente podemos estar con este problema por lo menos hasta el mes de julio o el mes de agosto”.
Morales reiteró que no existe un indicador específico sobre el momento ideal para implementar medidas restrictivas más agresivas, como impedir el tránsito de autos al 100 por ciento, pero consideró que inevitablemente llegará ese momento.
Sobre la realización de pruebas de Covid-19, planteó la necesidad de que todos los casos sospechosos sean analizados con una prueba, así como todos los contactos de esos casos sospechosos.
“En México sí se están cubriendo todos los sospechosos, los 367 casos confirmados vienen de ahí, de haber recibido una prueba, y los mil y tantos casos que se han testeado y que han resultado negativos también vienen de esa búsqueda de contactos”, aseguró.