EL-SUR

Martes 18 de Enero de 2022

Guerrero, México

Opinión

El nuevo gobierno: los caminos de la utopía

Carlos Toledo Manzur

Octubre 26, 2021

Con la nueva gobernadora Evelyn Salgado Pineda podemos celebrar no sólo la llegada por primera vez de una mujer a esa alta responsabilidad, sino también el arribo por vez primera de un gobierno verdaderamente de izquierda, que además tendrá la gran ventaja de estar alineado con el gobierno federal y contar con el apoyo del Presidente de la República.
Esto representa una enorme oportunidad para lograr las transformaciones estructurales y de fondo que nuestra sociedad demanda, pero sobre todo es un logro que reivindica las aspiraciones de varias generaciones de luchadores sociales que ahora ven cristalizado el sueño largamente anhelado de que las fuerzas de transformación social lleguen finalmente al poder.
En efecto el movimiento de izquierda, más allá de matices y posiciones, ha tenido históricamente la pretensión de transformar la injusta, desigual y desequilibrada organización social predominante para construir una nueva sociedad en la que se arribe a una etapa superior de desarrollo. donde los principales problemas sean solucionados en beneficio de las mayorías.
En Guerrero hoy podemos aspirar a caminar hacia una sociedad en la que se reduzca seriamente la desigualdad y se erradique la pobreza, en donde toda la población tenga cubiertos sus mínimos de bienestar; ser un estado que tenga un crecimiento económico elevado y que supere la situación actual caracterizada por el estancamiento, la falta de integración económica y la exclusión de amplios sectores productivos; lograr que la democracia se amplíe y se consolide, y que pase de ser una democracia representativa, a ser una de carácter participativo en donde permanentemente exista incidencia de la población en la operación de las políticas públicas y en la que se consolide el poder popular; garantizar la seguridad de la población, erradicar la violencia y a los grupos criminales; contener la contaminación y el deterioro ecológico, conservar la rica biodiversidad que poseemos, aprovechar sustentablemente los recursos naturales, reciclar la basura y combatir el cambio climático; garantizar los derechos humanos y las libertades; y lograr el florecimiento pleno de la cultura y la ciencia.
Estos serían algunos de los rasgos de la utopía de izquierda, a la que hoy se abren las posibilidades de acceder.
Esta y otras reivindicaciones requieren de una visión estratégica dentro de todas las áreas de la nueva administración para que no caiga en ser una simple sustitución de actores o solo logre ser un poco mejor que las anteriores.
Como ha sido claramente asumido por la nueva mandataria, se requiere un compromiso profundo con el planteamiento hecho por el presidente López Obrador, de impulsar la cuarta transformación, que implica en efecto la operación de un cambio verdadero.
Además de la definición precisa de las estrategias generales que son necesarias para el impulso de transformaciones de fondo, un reto muy importante que debe enfrentar el gobierno que inicia, es la de garantizar una operación del aparato gubernamental que sea eficiente y efectiva, porque no son suficientes las buenas intenciones y la situación concreta en la que se encuentra el aparato administrativo requiere de amplias habilidades de los nuevos funcionarios para sanearla y hacerla funcionar plenamente, lo que implica la combinación de la austeridad con la eficiencia operativa.
Será difícil que en seis años se logre la construcción completa de esa nueva sociedad que se sueña desde la perspectiva izquierdista, pero lo que estamos seguros es que Evelyn Salgado Pineda nos dirigirá sin duda por los caminos que nos permitan avanzar significativamente para que esa utopía se haga realidad.

[email protected]