EL-SUR

Viernes 21 de Enero de 2022

Guerrero, México

Opinión

El Robin Hood de los impuestos

Jorge Camacho Peñaloza

Mayo 21, 2021

 

Hay dos clases distintas de personas en la nación, aquellos que pagan impuestos y aquellos que reciben y viven de los impuestos.
Thomás Paine.

Adela Román Ocampo es una abogada con toda una excelsa carrera en cargos de impartición de justicia al interior del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Guerrero, donde actualmente es magistrada con licencia, hecha gracias a su relación con gobernantes emanados del Partido Revolucionario Institucional; desarrolló también su incursión en la política con el PRD, fue síndica y regidora del ayuntamiento de Acapulco y diputada local.
Ahora como presidenta municipal de Acapulco con Morena, a nadie le queda duda que la presidencia municipal de Adela Román Ocampo ha sido la más desastrosa que ha tenido el puerto en las últimas décadas en materia de seguridad, servicios públicos, baches en todas las calles de la ciudad, además de la ineficiencia en toda la administración municipal, opacidad y corrupción. Nunca como ahora la ciudad está abandonada a la suerte de su población.
Pero la administración de Adela Román tiene como sello una bien ganada imagen de nepotista con una interminable lista de familiares y amigos desangrando el erario municipal, ella será recordada como la administración más familiar que haya tenido el municipio. Jesús Román Salgado, sobrino de la presidenta municipal, quien es recaudador del impuesto predial de Ciudad Renacimiento y ahora ante la ya próxima terminación de la administración, han echado a andar una política de cobros del impuesto predial que en lugar de ofrecer incentivos para los contribuyentes, están utilizando la amenaza que de no hacerlo en un tiempo perentorio serán embargadas sus propiedades, al más puro modo del cruel rey Juan I en la historia de Robin Hood.
Debido a que es una medida institucional no hay duda de que fue ordenada por la presidenta morenista Adela Román, a quien no le habría importado la crisis económica por la que se está atravesando gracias a las políticas económicas del gobierno de su partido a nivel federal y el pésimo manejo de la pandemia, razones por las que se ha reducido la actividad económica, ante lo cual, por cierto, el gobierno municipal de Morena no otorgó ningún apoyo a la población.
La intimidación a los contribuyentes del impuesto predial firmada por Jesús Román Salgado señala que “en virtud de que no ha cubierto el adeudo fiscal por concepto del Impuesto Predial al que está obligado, conforme a los plazos establecidos en el Artículo 22 del Código Fiscal Municipal… para el ejercicio fiscal 2021, por medio de la presente se procede a formular el monto del pago del Impuesto Predial que a la fecha adeuda”, advirtiendo que “de hacer caso omiso en el plazo indicado, este requerimiento es base legal para remitir dichas actuaciones a la Dirección de Fiscalización Municipal, a fin de que proceda al Procedimiento Administrativo de Ejecución, que pudiera generar el embargo de su propiedad, tal como lo estipula el Título Cuarto, Capítulo II del Código Fiscal Municipal No 152”.
A diferencia de esa medida de recaudación medieval del ayuntamiento de Morena, el candidato Ricardo Taja, a la Robin Hood, después de un estudio minucioso de la administración del pago del impuesto predial, arrojó que hay una gran corrupción, que hay gente que debe cuatro o cinco años de predial que es engañada por los recaudadores medievales de Adela quienes “logran que sólo pague el último año” pero sin ingresar a las arcas del ayuntamiento, ante eso Ricardo Taja, a la Robin Hood, está proponiendo un borrón y cuenta nueva en el cobro de impuestos para beneficiar a los contribuyentes deudores e incentivos de cobro para los que van al corriente, es decir, Ricardo Taja, el Robin Hood de los impuestos, condonará a las familias acapulqueñas los adeudos de predial con lo que también pretende acabar con las “mafias de corrupción” que se quedan con los ingresos de los contribuyentes y que no permiten que los recursos lleguen a las arcas del municipio.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A toda la paisanada que no se dejen engañar por esos cobrones de impuestos de la cruel Adela Román, que ya falta poquito para que llegue Ricardo Taja al ayuntamiento, el Robin Hood de los impuestos, y les ponga un hasta aquí a esos cobrones, porque si llega Abelina es capaz de doblarles la tabla impositiva.