EL-SUR

Sábado 19 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

Elecciones pacíficas

Jorge Camacho Peñaloza

Abril 23, 2021

Nosotros no le tememos a la competencia política. Lo que sí rechazamos es la incompetencia política.
Luis Donaldo Colosio.

El sábado inician las campañas electorales por las presidencias municipales del estado y prácticamente están en juego todos los cargos de elección popular excepto la Presidencia y el Senado de la República. La contienda política estará a su máximo nivel en el estado, hay que recordar que no se trata de una confrontación entre las personas sino entre las propuestas de los candidatos.
Debe estar claro que los seguidores, simpatizantes y militantes de los partidos políticos y de los candidatos no tienen entre sí ninguna competencia, ninguna confrontación personal, sólo es entre las propuestas de los candidatos a presidentes municipales, síndicos y regidores de las planillas que presentaron los partidos y coaliciones para integrar los cabildos de los ayuntamientos, así como entre las propuestas de los candidatos a diputados locales y diputados federales y por supuesto entre las propuestas de las candidatas y candidatos a la gubernatura del estado.
En todos los municipios de Guerrero habrá una intensa contienda electoral, en todos habrá aspiraciones, convicciones, entusiasmo y determinación por ganar, de todos depende que está contienda no se nos salga de las manos, ciudadanos, partidos, candidatos, autoridades, liderazgos e instituciones electorales, todos tenemos la responsabilidad de hacer de esta contienda una contienda pacífica, legal y civilizada en la que no tenga cabida la intolerancia, la confrontación personal, la intimidación y la violencia.
Para llegar a esta etapa los candidatos, los partidos y las alianzas tuvieron que pasar por procesos internos de elección de candidatos, en los que hubo confluencias y diferencias que por momentos tensaron el ambiente electoral de manera natural porque se trata de proyectos que buscan un mismo objetivo a partir de diferentes ópticas. Se hacen declaraciones fuertes pero también silencios que desequilibran, amagos de división y separatismo, y se acude a veces a la guerra sucia, pero ya llegamos hasta aquí y mañana miles de candidatos y candidatas a presidentes y presidentas municipales, a diputadas y diputados entrarán en contienda.
Aunque su existencia nace de la diferencia, la cual para arreglarla se lleva al método o regla de oro de la democracia, ninguno de ellos tiene derecho a provocar la confrontación en la sociedad, a que los guerrerenses lleven al terreno de lo personal esas diferencias y se conviertan en agresiones y expresiones violentas que nada tienen que ver con la democracia, queremos ver candidatas y candidatos que abonen a la democracia, al respeto a las reglas, al mantenimiento de la cohesión social y no al caos e irresponsabilidad política y social, recuérdese que la política es de la sociedad no de las ideologías ni de los partidos, menos de los candidatos.
Frente a este panorama el electorado debe ser más cauto con la competencia electoral, con sus simpatías electorales, no llegar al extremo de la intolerancia y el fanatismo, a la defensa radical de su preferencia electoral, sí es parte de la democracia que la ciudadanía participe apoyando y argumentando a favor de una opción u otra, pero siempre en el marco del respeto entre las personas, no olvidando que su papel fundamental es el de depositar su voluntad en la urna para que estás al conteo de los votos expresen la voluntad general y en ese papel cada vez es más pertinente que analice más allá de sus simpatías hacia los candidatos, en manos de quién es deseable entregarle el poder para que lo ejerza a nombre de todos, en quién tenga el mejor perfil para ello. Que sean los candidatos que piensen más en trabajar y en las soluciones a los problemas que tenemos como sociedad y no en aquellos que cargan con odios, conflictos, problemas legales, agravios personales y sociales que de ganar sólo saben trasladarlos a las funciones del cargo para el que luego resultan electos.
En civilidad política se ha avanzado mucho en los últimos procesos electorales en Guerrero desde 2008 a la fecha, ya no es escena común los va y vienes de las despensas y palanganas, los carruseles y ratones locos, cada vez tenemos menos intervención de los gobiernos municipales, estatal y federal en los procesos electorales, los partidos y los candidatos tienen que rascarse más solos en las campañas y a pesar de lo que algunos dicen que ya no se requieren acuerdos de civilidad porque la democracia en nuestro país está ya institucionalizada y no depende de los gobernantes, sí se necesita del compromiso de estos, de los partidos y órganos electorales con la civilidad política.
Vuela, vuela palomita y ve y dile: A toda la paisanada que tiene más de un mes para pensarle, que no se trata de ver qué candidato cae mejor sino el que se vea que va a resolver mejor nuestros problemas que son muchos como para equivocarse y llevar a los cargos políticos el peor.