EL-SUR

Sábado 19 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

Hay que detenerlo

Jorge Camacho Peñaloza

Junio 12, 2020

A la memoria de todas las personas que están perdiendo la vida por el coronavirus en el estado

Es triste la cantidad de personas conocidas en Guerrero contagiándose y perdiendo la vida por el coronavirus, de a dos y hasta tres integrantes de familias han enfermado y perdido la vida, se van en pocos días, sobretodo, si tienen alguna enfermedad crónica, o que se recuperan pero en una delicada situación familiar para no contagiar a sus seres queridos, y es triste ver cómo en Guerrero la velocidad de contagio y de fallecimientos ha crecido vertiginosamente hasta rebasar muchos estados en número de contagios y de decesos.
El 4 de mayo Guerrero estaba en el lugar 17 en el país en casos positivos acumulados con 388 casos, Quintana Roo, en el sexto lugar con 955, pero para el 10 de junio, poco más de un mes después, en 37 días, Guerrero ya estaba en el lugar número 12 con 2 mil 887 casos y Quintana Roo en el 18 con 2 mil 283, es decir en 37 días Guerrero creció en 2 mil 449 casos mientras que aquel estado lo hizo en mil 328 casos, mil 121 casos más en Guerrero.
Para el 4 de mayo en defunciones Quintana Roo estaba en el sexto lugar con 121 casos, mientras que Guerrero en el lugar 12 con 54 decesos, pero para el 10 de junio, la situación se invirtió, Guerrero pasó al lugar 8 y Quintana Roo al 9, con 489 y 447 decesos respectivamente, nuestro estado aumentó en 435 casos en esos 37 días mientras que Quintana Roo lo hizo en 326, es decir 109 casos más en Guerrero que en aquel Estado.
Los números son claros, no mienten, ahí están. Estos mil 121 casos positivos y 326 defunciones con las que Guerrero, en 37 días, ha rebasado a estados como Quintana Roo, indican que los guerrerenses se están contagiando y muriendo con mayor facilidad, y no se trata de que haya o no medicina, información sobre la enfermedad o apoyos, significa que la movilidad físico espacial social en Guerrero es mayor que en estados como Quintana Roo, que ha sido uno de los que menor índice de movilidad han mostrado según datos de Twitter, Facebook y Google. Al paso que vamos en pocas semanas estaremos en los primeros lugares del país en casos positivos acumulados y de fallecimientos con la gravedad de que puede colapsar la capacidad hospitalaria.
En Guerrero hay factores que lo ponen en una ruta de alto riesgo que puede conducir a la pérdida de control de la pandemia, mucha gente por ignorancia no entiende lo que está pasando, se sale a la calle sin necesidad y sin medias preventivas, se ríe, dicen que no ven el coronavirus, lo adquieren y lo contagian; mucha gente por indolencia, sabe del peligro pero se sienten más fuertes y resistentes, Guerrero es de los estados en los que la gente tiene menos miedo al contagio, por eso hacen manifestaciones y bloqueos de calles anteponiendo a su vida y salud, su protesta; algunas personas por necesidad tienen que salir a ganarse la vida con o sin coronavirus, luchando contra esa otra pandemia que es la pobreza o porque tienen una responsabilidad en alguna actividad esencial como es el gobierno, a propósito del gobernador Héctor Astudillo que se contagió de alguna forma porque no dejó de trabajar, de estar en la primera línea de lucha contra la pandemia en el estado.
Tenemos que hacer algo más, no ha sido suficiente lo que se ha hecho, depende de todos, la encuesta Mitofsky señala que para el 51 por ciento de los mexicanos los principales responsables de que haya o no contagios son las personas, el 25 por ciento sostiene que es el gobierno federal y el 21 por ciento el gobierno estatal, se requieren medias que disminuyan la movilidad social, compromisos entre los distintos sectores: transportistas, iglesias, sindicatos, partidos políticos (que han desaparecido del mapa en este problema), los diputados y diputadas, los presidentes y presidentas municipales, los senadores, los rectores de las universidades, los medios de comunicación, los empresarios, los aspirantes… no los he visto haciendo de manera conjunta un fuerte llamado a no salir, a implementar las medidas sanitarias, la población necesita escuchar fuerte la voz de los liderazgos, no dejar solo al gobernador, no es sólo su responsabilidad, hagamos algo, hagámoslo por Guerrero.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A los líderes del estado que no se me duerman, que digan algo para llamar a no salir o tener la máxima precaución y aplicar medidas sanitarias, que no nomás sean buenos pa’llevar despensas, salir en la foto y pa’pedir el voto.