EL-SUR

Miércoles 16 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis (V)

Jorge Camacho Peñaloza

Enero 31, 2020

 

 

La violencia es el último recurso del incompetente.
Isaac Asimov.

La batalla que viene

Tal vez no sea el Apocalipsis político de Guerrero pero sí la madre de todas las batallas.
En julio del año que viene elegiremos gobernador, 80 presidentes municipales, con síndicos y regidores incluidos, 46 diputados locales y nueve diputados federales, todo esto entre ocho o nueve partidos políticos, y un padrón de 2 millones 500 mil electores; implicará la confrontación política de alrededor 470 grupos a nivel municipal, distrital y estatal por las presidencias municipales, diputaciones locales y federales y por la cereza del pastel, Casa Guerrero.
Una elección electoral genera fuertes ambiciones de poder, dinero y prestigio, los grupos en pugna tratan de desprestigiarse, debilitarse, generar el rechazo hacia sus adversarios, la sociedad, la gente, comunidades, familias, se dividen en los apoyos a los diferentes candidatos, y por experiencia propia de que cuando esas ambiciones son fuertes o las pasiones desbordan la competencia política racional, algunos grupos llegan hasta el extremo de querer exterminar al contrario, la violencia aparece, más aún cuando los poderes fácticos como el de la delincuencia organizada se interesa por influir en quien deba ocupar los cargos de elección popular en juego.
La confrontación política es tal que hasta al interior de los partidos, sobre todos los que tienen mayores posibilidades de triunfo, hay pugnas políticamente fratricidas, golpeteo bajo y sobre la mesa, se calientan los ánimos y parecerá que todo mundo está enfrentado. Esa es una de las debilidades de la democracia, que mientras no haya otro mecanismo para elegir a los gobernantes, a través de los partidos políticos, divide y confronta a la sociedad, las elecciones se ven más como confrontación que como competencia.
A estas alturas los pretensos ya se están moviendo, armando sus ejércitos electorales en todo en estado, poco a poco, los integrantes de sus grupos de seguidores empiezan a voltear a ver qué andan haciendo los contrarios y así se empieza a calentar el ambiente político hasta llegar a la franca e inevitable división y confrontación política.
A pesar de que aquí ya dejamos establecido que hay cuatro jinetes con la madera suficiente para llegar a la gubernatura, a saber, Félix Salgado Macedonio, Manuel Añorve Baños, Ángel Aguirre Rivero y Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, hay quienes deben estar escuchando el canto de las sirenas como Luis Walton, Adela Román Ocampo, Héctor Apreza, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, la demás chiquillada y una que otra y otro caballo negro que de ellos nos ocuparemos en otra entrega.
Ya hay mucha violencia en Guerrero como para que ahora la disputa por el poder se nos venga encima la violencia política, es tiempo de ir pensando en un mecanismo, un pronunciamiento por la paz de los Cuatro Jinetes, que mande el mensaje a los guerrerenses de que aunque sean de diferente color están unidos por un proceso electoral pacífico, de competencia de ideas, de propuestas, no de descalificativos y argucias que sólo tensan el ambiente político, es necesario que los políticos hagan honor a la política como una actividad civilizatoria, que surgió para cohesionar a la sociedad y darle reglas a las decisiones, ejercicio y lucha por el poder de la sociedad.
El punto es que todos los que aspiran a pelear por uno de los cargos que se pondrán en juego, sobre todo los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, desde ahora deben asumir su responsabilidad para que las precampañas internas, las campañas electorales y los comicios se lleven en paz, que no les gane la ambición y el poder por el poder, y solo les importe llegar, el fin, justificando todos los medios, que así como andan de interesados por querer ser, también les interese cuidar que no se caliente la confrontación electoral, como dijo el gobernador Héctor Astudillo antier, prepárense también para no ser.
Vuela vuela palomita ve y dile: A Andrés Manuel, que no puede el señor así nomas poner en rifa el avión presidencial, si no es suyo, si es muy democrático, que lo someta a una encuesta, porque para el 2024 yo estoy pensando en lazarme al concurso y si llego a Presidente… me canso ganso que yo sí lo uso.