EL-SUR

Martes 30 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Opinión

ESTRICTAMENTE PERSONAL

Los derechos de autor, irrenunciables

Raymundo Riva Palacio

Abril 23, 2007

La Sogem y la Sociedad de Autores y Compositores asistieron a una renunión en la que el
diputado perredista Alfonso Suárez del Real anunció la presentación de una iniciativa de
reforma constitucional para que el Poder Legislativo pueda legislar sobre derechos de
autor.
En realidad, existe legislación al respecto desde el siglo 19 y rascándole la podemos
encontrar en las Leyes de Indias. La última reforma data, no de 1982, como dijo el diputado
Suárez del Real, sino del año pasado, pero la de mayor importancia por sus perjudiciales
alcances es la de 1997, cuando se despojó a los autores de derechos para beneficiar a
quienes viven precisamente de explotar a los creadores.
Y mientras la Sogem, la SACM y el diputado planteaban la necesidad de reformar la
Constitución, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por cinco a votos a cuatro, le hizo
el trabajo sucio al duopolio de la televisión, pues estableció que las regalías por
transmisión de derechos de autor son transferibles mediante el pago correspondiente y
bajo contrato entre el autor y la empresa que explote la obra, lo que al no poner límites
precisos a la duración de tales contratos sacraliza los abusos que cometen las empresas
contra los titulares de los derechos, como ocurre –expuso en el pleno don Genaro Góngora
Pimentel– con los deudos de Pedro Infante, quienes en 1999 recibieron apenas 4 mil 288
pesos por la transmisión de las películas del citado actor en televisión abierta, restringida y
por cable (a lo anterior respondió el ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano diciendo
que Infante ganó mucho dinero y que si sus herederos “no conservaron dentro de su
patrimonio aquella abundancia, es otro tema”.
Dicho de otra manera, si un creador gana buen dinero alguna vez, él y sus herederos
pierden derechos, lo que por supuesto es inadmisible).
Pero el fallo de la Corte incluyó un punto que pondrá a temblar a algunas editoriales poco
respetables, pues determinó que los derechos de autor son irrenunciables, de modo que
es ilegal editar un libro sin el indispensable pago de derechos, aún con el consentimiento
del autor.
La policía de Neza y la lectura
El autor de esta columna fue a la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl a platicar de
libros con un público en el que había estudiantes y mayoritariamente policías y bomberos
de ese municipio, quienes están en el programa Literatura Siempre Alerta, un proyecto de
estímulo a la lectura que ha dado excelentes resultados, al extremo de que corporaciones
de otros países han pedido información. En la mesa estuvieron don Víctor Manuel Bautista
López, presidente municipal de Nezahualcóyotl; el anfitrión, don Aníbal Pacheco, rector de la
citada casa de estudios; don José Jorge Amador Amador, director de Seguridad Pública
municipal y decidido impulsor del programa; y el escritor Juan Hernández López, que tiene
a su cargo la coordinación de lecturas y la atención a los lectores. Toda una experiencia.
La importancia de llamarse D_oni
Alguien dijo que la lengua que hablan los otomís se llamaba “hñahñú” y con esa base un
matrimonio de esa etnia llevó a una hija ante el Registro Civil y pidió asentar que el nombre
de la criatura es D_oni Zänä.
Como eso es impronunciable en español se rechazó la inscripción, lo que alguien
consideró discriminatorio y el caso fue a dar a una reunión de directores del Registro Civil
del centro y sureste de México, con asistencia de representantes del Registro Nacional de
Población, organismos indigenistas y de varias entidades federativas, y se concluyó que
las computadoras en uso no aceptan esa grafía, por lo cual los nombres otomíes como los
de cualquier otro origen tienen que ceñirse a las reglas del español escrito, asimismo se
propuso hacer una anotación al margen o un acta complementaria con apoyo del Instituto
Nacional de Lenguas Indígenas, si así lo requerían los padres, aunque el problema
subsistiría a la hora de inscribirse en padrones como el de la SEP, bancos, el IFE,
Relaciones Exteriores y varios más, lo que es condenar de por vida a la pequeña D-oni
Zänä a dificultades sin cuento.
Breviario…
Los domingos, a las 11:30 de la mañana, Alberto Barranco Chavarría, cronista y
enamorado de la ciudad, conducirá visitas guiadas a mansiones, palacios e iglesias del
México colonial. Para mayores informes, los interesados pueden comunicarse al teléfono
55-26-02-19 de la Coordinación Nacional de Literatura del INBA. @@@ En el
septuagésimo aniversario de la fundación de Radio UNAM, la emisora estrenó equipo que
viene a sustituir los aparatos antediluvianos con que operaba la emisora. Es un logro más
de Gerardo Estrada, coordinador de Difusión Cultural, quien ha tocado a todas las puertas
en busca de donativos para construir el nuevo Museo Universitario de Arte Contemporáneo,
en terrenos de Cultisur, mismo que estará terminado antes de fin de año. @@@ Es
excelente la Crónica trunca de días excepcionales, de Octavio Paz, con un muy buen
prólogo de Antonio Saborit. Los textos de este pequeño gran libro no están en las Obras
completas de Paz y tratan de la Conferencia de San Francisco de 1945 en la que se fundó
la ONU. Ahí, el autor se muestra visionario, lejos del individuo reaccionario que sería en
sus últimos lustros.