EL-SUR

Sábado 19 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

¿No mentir?

Jorge Camacho Peñaloza

Noviembre 01, 2019

 

Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escasez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en todo momento.
Joseph Goebbels

Tenía que ser en un evento de graves consecuencias que se les vendría abajo su teatrito, primero Alfonso Durazo, a la manera más parecida al viejo régimen de mentir, sostuvo, como si los mexicanos siguiéramos gobernados por aquellos innombrables dinosaurios, que el fallido intento de detener a Ovidio Guzmán había iniciado como un “patrullaje de rutina” y que los elementos habían sido agredidos por lo que después de repeler la agresión ingresaron a la casa de donde había venido la agresión encontrándose, ¡oh sorpresa!, nada más y nada menos que con el hijo de El Chapo.
Después ayer, otra vez Alfonso Durazo nos quiso hacer creer que después de casi cinco horas, de las 14 horas cuando sale el primer escalón de seguridad externa del campo militar de Culiacán, hasta las 18:45 horas cuando los integrantes del gabinete leyeron el primer comunicado, sólo tuvieran la información de que iba pasando por ahí de rutina en el fraccionamiento Tres Ríos una patrulla; aunque después, al día siguiente rectificó y sostuvo que era todo un operativo para detener al hijo del Chapo Guzmán.
Alfonso Durazo se molestó tanto ayer en la mañanera de López Obrador que le dijeran que había mentido a la prensa por sostener que todo inició con un patrullaje de rutina, que tuvo que argumentar que el hecho de tener información incorrecta no significa que se esté o se tenga la intención de mentir, y con ese argumento, no obstante, volvió a mentir que no mentía porque claro que mintió con lo del patrullaje de rutina; en sus años mozos era priista y aprendió muy bien a mentir, como López Obrador.
No conformes, el pasado miércoles nos exponen con fotos, videos y toda la cosa cómo estuvo el operativo para otra vez salir a mentir que el Grupo de Análisis de Información del Narcotráfico (GAIN) compuesto por 38 elementos de la Sedena, ocho de la Guardia Nacional, siete vehículos (tres blindados) y dos patrullas de la Policía Federal, decidieron solos a las 15:30 horas iniciar el operativo en el fraccionamiento Tres Ríos en Culiacán, cuando debieron tener la autorización del subjefe de Inteligencia del Estado Mayor de la Sedena, y éste de su jefe, el general secretario Luis Crescencio Sandoval, imposible que un operativo así de importante no se le esté informando minuto a minuto al gabinete de seguridad.
Y López Obrador tampoco se quedó atrás, le dijo a la reportera de Proceso que quería aclararle a la revista porque si no sería capaz de hasta ponerlo en portada, que Washington no le ordena nada a México, pero en poco más de un mes de que la Corte Federal de Columbia en Estados Unidos solicitara a México la orden de detención provisional con fines de extradición de Ovidio Guzmán, los efectivos del GAIN lo tenían literalmente en sus manos adentro de su casa, órdenes son órdenes.
Ahora algunas verdades. Primera: Minimizaron la capacidad de reacción en rapidez y de fuego del ejército de los hermanos Guzmán y no hicieron los escenarios acertadamente ¿Quién es el responsable? Segunda: No dejaron que se instalara primero el círculo externo de seguridad para después instalar el intento y efectuar la intervención; bien opinan algunos generales en retiro que primero se debió hacer un envolvimiento de la zona u objetivo, después enviar las tropas especiales y luego las aerotropas ¿Quién operó tan ineficientemente el operativo además del Coronel Verde? Tercera: No hubo planeación estratégica para estudiar el lugar, momento y la forma más oportuna de realizar la detención ¿quién es el responsable?
Fue una falla, y no cualquiera; una más de tantas graves que ha cometido el gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación. En menos de un año ya van varias de dimensiones importantes, por ejemplo, aún y cuando sostenga que la paz es posible sólo con justicia, durante este gobierno se han registrado las cifras mas altas de homicidios dolosos en el país, se ha caído el PIB, no funciona el sistema de salud, la seguridad pública no ha mejorado ni con la creación de la Guardia Nacional, entonces ¿Cuál mejora?
Vuela vuela palomita y ve y dile: Al Gabinete de Seguridad y a López Obrador, a ver señores ¿donde quedó el “no mentir, no robar y no traicionar” a mí se me hace que ya no les queda el no mentir, ni el no robar y ni tampoco el no traicionar.