EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Opinión

Prudencia

Jorge Camacho Peñaloza

Agosto 20, 2021

La temeridad es peligrosa en un jefe: el verdadero coraje es la prudencia.
Eurípides.

Más que generar incertidumbre, la postura expresada ayer por Mario Moreno Arcos de anunciar su disposición a acatar cualquier resultado que emane del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal por las impugnaciones que interpuso contra la elegibilidad de la hoy gobernadora Electa, Evelyn Salgado Pineda, y contra la injerencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la pasada elección para gobernador del Estado, manda un mensaje de prudencia en medio de las aguas revueltas que hay en este momento en ese tribunal.
En los últimos días el TEPJF ha resuelto impugnaciones que han afectado a Morena al confirmar la nulidad de algunas casillas impugnadas por la coalición PAN-PRD-PRI en la CDMX, Baja California Sur y en Nuevo León, otorgando el triunfo a los candidatos de esa coalición, lo cual inmediatamente prendió las luces de alarma en Morena como lo declaró hace unos días su dirigente nacional Mario Delgado al sostener que el tribunal estaría por quitarle el triunfo en por lo menos dos gubernaturas ganadas, esto aunado a las lapidarias declaraciones que hace, un día sí y otro también, López Obrador en contra ya no sólo del INE sino del TEPJF, calificándolos de no demócratas, por decir lo menos, y de que urge una renovación radical y completa de esos órganos para lo cual presentará una iniciativa de reforma a las leyes electorales que conlleven a su desaparición y creación de otros nuevos.
Ante estas resoluciones del TEPJF y las descalificaciones de López Obrador hacia los magistrados que lo integran, empezaron a generarse fuertes especulaciones sobre lo que podría pasar con las impugnaciones presentadas por Mario Moreno Arcos ante el tribunal, levantándose la especie de que podría estarse anulando la elección que hasta hoy le ha dado el triunfo a Evelyn Salgado Pineda.
Ante el comportamiento del TEPJF, primero, de haberle retirado la candidatura a Félix Salgado Macedonio, luego, de corregir triunfos de Morena, después las amenazas de AMLO de desaparecer estos órganos electorales y las declaraciones de Mario Delgado de que a Morena le estaría quitando el triunfo en dos gubernaturas, empezando con la de Campeche que habría ganado con Layda Sansores, en donde ayer ya ordenó el recuento total de las casillas, en Guerrero empezó a brotar un clima de incertidumbre sobre lo que ocurriría con la iniciada transición entre Evelyn Salgado y Héctor Astudillo Flores.
Ante ese escenario, en lugar de echarle más leña al fuego, arremetiendo contra la supuesta ineligibilidad de la gobernadora electa o la injerencia del Presidente López Obrador en las elecciones, para tratar de incidir en la determinación del TEPJF acerca de sus impugnaciones, el posicionamiento de ayer de Mario Moreno Arcos vino a tender un velo de prudencia política al sostener que va acatar cualquier resolución del Tribunal, sea en el sentido que sea, es decir, sustentado que no sólo ha actuado con prudencia política y en los cauces de la ley, sino también la resolución también que pudiera serle adversa, y si ese fuera el caso lo tomaría con prudencia subsumiéndose a la ley; Mario es un político que nunca ha estado involucrado en escándalos ni exabruptos políticos, antes de fijar su posicionamiento hubo incluso no pocos que, con ese perfil, en aras de una transmisión armónica de poderes en Guerrero, pensaron que retiraría sus impugnaciones.
La semana que viene el TEPJF debe emitir su fallo respecto a las impugnaciones de Mario Moreno, acerca de si la designación de Evelyn Salgado como candidata por parte de Morena fue o no legal y si AMLO influyó o no en el voto del electorado el 6 de junio por la hoy gobernadora electa, son tiempos en lo que se requiere prudencia política, como la que han mostrado los electores y las dirigencias de los partidos políticos al aceptar los resultados electorales en Guerrero, asimismo, el ánimo de la transición va más avanzado que en los demás estados en los que se va a renovar la gubernatura, la prudencia política del gobernador Héctor Astudillo Flores de empezar a encaminar a Evelyn es un comportamiento inédito que habla de la prudencia política que está instalada ya en Guerrero. Sigamos por esa ruta.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A los liderazgos políticos, económicos, sociales, populares, sindicales, transportistas, religiosos, comerciales, empresariales, rurales, que se pongan las pilas y hagan a un lado el capricho, pa’echarle todos montón al cobicho, pos su prevención no es solo responsabilidad gubernamental, sino social.