EL-SUR

Sábado 19 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

Que se escuchen las mujeres

Jorge Camacho Peñaloza

Marzo 12, 2021

Calificar a la violencia de género como un “asunto de mujeres” es parte del problema. Da a una enorme cantidad de hombres la excusa perfecta para no prestar atención.
Jackson Katz.

Arrancó la campaña por la gubernatura del estado. El viernes pasado dimos aquí el banderazo de salida deseando que sea una buena campaña para Guerrero, que haya debate de altura, de soluciones; en ese sentido en estos primeros días empieza a tomar forma el tipo de campaña que vamos a tener, comenzando por las tres candidatas a gobernadoras en la contienda, cifra inédita, empezando a destacar el tema de la mujer en la competencia de propuestas, oferta y compromisos, lo que, a la vez, convierte a esta campaña en histórica, cuyo desenlace, en la victoria e integración del gobierno de la o el candidato o candidata ganadora, va a marcar el inicio del gobierno más feminista en la historia de Guerrero, eso realmente le pone la sal a esta campaña.
Aquí siempre me he pronunciado porque en política pasemos a los tiempos en que manden más las mujeres, por eso apoyé a Josefina Vázquez Mota y a Margarita Zavala en sus intentos por la Presidencia de la República, estoy convencido de que el paradigma patriarcal y machista de este milenario sistema de dominación política se ha agotado, los problemas que enfrentamos como sociedad, como la pobreza, la distribución inequitativa de la riqueza, la exclusión, discriminación y violencia contra la mujer, la falta de justicia, la débil vida democrática, la falta de transparencia en el ejercicio de gobierno, etcétera, se resolverían más si gobernaran más las mujeres.
Hay estudios que muestran que las mujeres ganan menos, tienen menos acceso a la educación, a los cargos públicos, al empleo, a la justicia, a la salud, a vivir una vida sin violencia, son muchos los problemas que anulan el potencial de la mujer como palanca del desarrollo, no se sabrá nunca cuánto ha perdido la humanidad por colocar a la mujer en un plano de desventaja.
Por el momento Mario Moreno Arcos, el candidato de la coalición Va por Guerrero, es el más adelantado en este tema al pronunciarse por convertirse en un gobernador que le dará un ya “basta a las agresiones en contra de las mujeres, a comprometerse a respetarlas, a velar por sus derechos y a construir con ellas una sociedad justa y segura, que conciba el valor de la igualdad entre hombres y mujeres como su pilar fundamental”, ha firmado su declaración 3 de 3 contra todo tipo de violencia en razón de género y junto con las candidatas Irma Lilia Garzón Bernal del PAN, Ruth Zavaleta Salgado, de Movimiento Ciudadano, ha firmado el “Acuerdo de igualdad, paridad y no violencia en contra de las mujeres en razón de género” con el Colectivo Nacional 50+1; mientras que Ruth Zavaleta ha planteado que uno de los tres ejes de su propuesta a los guerrerenses es la defensa de los derechos de las mujeres, y esto es sólo el comienzo.
La Organización de las Naciones Unidas ya establece que “hay una evidencia creciente y establecida de que el liderazgo de las mujeres en los procesos políticos y de toma de decisiones mejora dichos procesos”, para la investigadora Isabel Cuadrado las mujeres tienen un estilo de liderazgo propio y diferente al de los hombres, el liderazgo de éstos se caracteriza por la competitividad, la autoridad jerárquica, un alto control del líder y la resolución analítica de problemas, mientras que el de ellas, por la cooperación, la colaboración entre el líder y los subordinados, un bajo control del líder y la resolución de problemas basada en la intuición, la empatía y la racionalidad; el liderazgo de la mujer enfatiza más en la cooperación que en la competición, en la igualdad más que en una jerarquía superior, definitivamente un estilo más humano y menos sustentado en el poder coactivo que ralentiza los procesos sociales, de ahí la necesidad de la mujer en la política.
Falta un buen trecho a las campañas pero desde ahora es bueno poner el tema de la mujer en la deliberación proselitista, sin duda será tema prominente de los debates entre las candidatas y candidatos organizados por la autoridad electoral, pero además una exigencia de las organizaciones verdes y moradas, de las mujeres universitarias e indígenas del estado, de las empresarias y maestras, de las estudiantes y servidoras públicas, de las profesionistas y amas de casa, de las campesinas y comerciantes, de las choferes y regidoras y campesinas y un largo etcétera, lo importante es que los derechos de la mujer se pongan en el centro del debate de las campañas para que en el próximo gobierno la mujer deje de ser sólo un elemento de legitimidad y se convierta en un factor de transformación social.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A todos los huercos que ya vayan escogiendo el color de su mandil, porque ya va siendo hora de que demostremos que semos machitos dándole no solo al fregadero y la estufa sino promoviendo que ellas lleguen a espacios en el gobierno, la empresa y la escuela… pero sin mandil.