EL-SUR

Miércoles 26 de Enero de 2022

Guerrero, México

Opinión

Quitarse la camiseta

Jorge Camacho Peñaloza

Junio 25, 2021

La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo.
Isaac Newton.

Sin duda alguna el hecho de que, hoy por hoy, no exista ningún ayuntamiento tomado, ninguna carretera bloqueada y ningún plantón en ninguna oficina electoral en protesta por los resultados de la elección de los 80 ayuntamientos, 46 diputados locales, nueve diputados federales y del titular del Poder Ejecutivo Estatal, habla del avance de nuestra democracia y madurez política en Guerrero, lejos, muy lejos, ha quedado la violencia poselectoral, indica que en términos generales la competencia entre las candidatas y candidatos se llevó a cabo en buena lid, que en el comportamiento de los seguidores de los diferentes candidatos hubo respeto y tolerancia y que los órganos electorales fueron capaces de organizar y conducir el proceso electoral.
No hubo una sola candidata o candidato del partido o coalición que fuera que ofreciera empeorar las cosas o la situación en nuestros municipios o en el estado, por el contrario, todas y todos ofrecieron mejorarlas y muchas veces, si no es que en la mayoría, coincidiendo en la forma de cómo lograrlo aún en medio de las diferencias, dado este hecho, que normalmente se pierde de vista, bien valdría la pena conceder el beneficio de la duda a las y los ganadores del proceso y esperar a escuchar y ver sus primeras acciones desde ahora como presidentes, integrantes del Cabildo, diputados y gobernadora electa y electos.
Es importante que se asuma que sea cual sea que haya sido el resultado de la elección para los diferentes cargos, en este momento, hay candidatas y candidatos dispuestos a mejorar las cosas en nuestros municipios y estado desde los ayuntamientos, el Congreso del Estado, la Cámara de Diputados y el gobierno estatal, que son entes de poder público con la capacidad de lograr ese propósito, es decir, en este momento tenemos ciudadanas y ciudadanos electos que tienen total conocimiento del tamaño de la responsabilidad que la ciudadanía guerrerense les ha puesto en sus manos y toda una agenda de acciones a desarrollar para ese propósito. Por esta razón no habría, en este momento, lugar para pensar que nos va a ir mal o para desear que les vaya mal a estas mujeres y hombres en quienes hemos confiado las y los guerrerenses, quienes ganaron a demostrarlo y quienes perdieron a hacer una oposición propositiva y constructiva, y no destructiva.
La gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda ha hecho el llamado a quitarse la camiseta partidista y ponerse la de Guerrero, es un buen llamado, habla de que ella ahora como gobernadora no es abanderada de un partido, no es abandera de Morena, porque el poder que ha sido depositado en sus manos es de todos los guerrerenses, no sólo de los que votaron por ella sino también de los que no votaron por ella, de ellos, los que votaron por otras opciones, también de ellos emana el poder que va a tener ahora bajo su responsabilidad, y lo mismo deben hacer los demás candidatos ganadores en los diferentes cargos, deben quitarse las camisetas y ponerse la de Guerrero.
Lo anterior no significa que en la política no haya disensos, al contrario, se nutre de ellos, pero ante ellos gobernantes y la oposición deben tener la capacidad y ánimo de ser incluyentes, constructivos y propositivos, sin abdicar a la crítica, a las diferencias y a la confrontación de ideas, no apostarle a que las cosas no funcionen, a que les vaya mal a los gobernantes electos, a la descalificación a ultranza, a destruir recíprocamente; tiene que haber altura de miras en los gobernantes y en la oposición, finalmente el estado está dividido y todos, principalmente la gobernadora electa debe trabajar para unificarlo en lugar de polarizarlo.
Todo gobernante, por más experiencia y trayectoria que tenga, necesita del consejo, aunque muchas veces entre más experiencia y trayectoria menos capacidad para dejarse aconsejar tienen, haciendo gobiernos monótonos, unilineales, de una sola visión, lentos, intolerantes, la gobernadora electa Evelyn, por su juventud y escasa experiencia en el manejo del poder, necesitará de mucha capacidad para escuchar y dejarse aconsejar; no dudo de que tiene la claridad para tomar decisiones, en ese sentido qué bueno que tiene a un padre como el senador Félix Salgado Macedonio, no dudo que sus consejos ayudarán a su hija, tampoco que él sabe perfectamente que puede ser luz u oscuridad para Evelyn, el senador deberá tener la inteligencia para pintar su raya.
El caso es que ya estamos a días de empezar un nuevo ejercicio en los poderes públicos en Guerrero, la problemática es compleja, lacerante, profunda, entre más divididos nos agarre más difícil será superarla y mientras sea pública nos pega a todos, más vale que vayamos agarrándole la palabra a la gobernadora electa Evelyn Salgado, pongámonos la de Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores ya demostró que cuando un gobernante trabaja duro sin distingos y convocando a la unidad se alcanza la gobernabilidad y se avanza en la pacificación del estado. Guerrero nos necesita a todos.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A los que ganaron, humildad, y a los que perdieron, generosidad, para que entiendan que Guerrero se construye con las dos partes, si una falta no llegaremos a ninguna parte.