EL-SUR

Miércoles 16 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

¿Senadora o comandante fallida?

Jorge Camacho Peñaloza

Noviembre 09, 2018

 

Mendigo como soy, también soy pobre en agradecimiento. William Shakespeare.

Después de obtener la Presidencia de la República, la mayoría en las cámaras de senadores y diputados, así como la mayoría en varios congresos locales, ayuntamientos de municipios importantes y la mayoría de las alcaldías en la Ciudad de México, Morena va por el resto de los espacios políticos en las futuras elecciones. Así se observa la estrategia de colocar a ex candidatos a gobernadores perdedores como coordinadores estatales en Guerrero y en el Estado de México, por ejemplo, pero también en la desenfrenada actividad proselitista rumbo a elecciones por las gubernaturas que ya están desarrollando algunos actores políticos pro AMLO como es el caso de mi paisano calentano el senador Félix Salgado Macedonio y la senadora comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, la nacionalizada estadunidense Nestora Salgado, ex presidaria acusada de secuestro y tortura de unas jovencitas menores de edad por quienes sus secuaces pedían dinero por liberarlas.
La senadora Nestora se da a conocer en el 2013 al frente de un grupo de policías comunitarios en Olinalá, argumentando hacer frente, al margen de la ley, a la inseguridad y las amenazas de los grupos delincuenciales existentes en esa parte de la Montaña de Guerrero. Sin ser indígena se dispuso, en franca actitud retadora frente al Estado, a comandar un grupo de comunitarios imponiendo su ley y voluntad a las comunidades del municipio, hacía detenciones, recluía e imponía procesos de reeducación como le llaman esas policías comunitarias, le llamaban la Comandante Nestora. Fue detenida en agosto del 2013 acusada de secuestro y recluida en el penal federal de Tepic de dónde salió en marzo de 2016.
Consultando a un grupo de abogados que le dieron seguimiento al caso de Nestora nos comentaron que quedaron en el aire varias preguntas derivadas de sus argumentos de defensa para exigir su libertad: ¿A quién combatió Nestora? A personas que sujetó a medidas de reeducación sin que existieran denuncias, querellas o acusaciones en su contra, entre ellas menores de edad que fueron víctimas de abuso sexual, y por quienes sus policías exigían sumas de dinero por su liberación, según declaraciones públicas de esas víctimas. ¿Dónde están las víctimas de todas las personas que detuvo? ¿Dónde están los narcotraficantes que detuvo o expulsó de Olinalá? ¿Dónde están las pruebas de la red de trata que aduce haber puesto al descubierto? En algún momento, adujo que contaba con videos sobre el tema, ¿por qué no los da a conocer? ¿Será que no existen? ¿Bajo qué supuestos sujetó a mestizos a su jurisdicción, sin existir situación de conflicto o controversia con indígenas?
Olinalá es uno de varios municipios en los que se encuentran asentados núcleos o poblados indígenas, tal como lo contempla la Ley 701, pero la mayor parte de su población es mestiza. El artículo 2° de la Constitución General de la República y los instrumentos jurídicos internacionales de la materia, con especial referencia al Convenio 169 de la OIT y a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en ningún momento señalan que terceros a los pueblos o comunidades indígenas puedan ser sujetos a la jurisdicción indígena, en el caso, por lo tanto, existió aplicación extraterritorial de la ley.
La Comandante Nestora se ha convertido en una férrea crítica del gobierno de Guerrero señalando que es un Estado fallido, carente de gobernabilidad, seguridad y bienestar, en dónde puede estar gobernando el crimen organizado, en donde hay un abandono total, que Acapulco está de miedo y que hay ausencia de gobierno. Durante su estancia en la cárcel la Comandante Nestora buscó ayuda para poder salir de ella, finalmente las autoridades judiciales la liberaron conforme a su proceso penal, pero hubo quienes se solidarizaron con ella. En medio de sus críticas al gobierno de Guerrero el gobernador Héctor Astudillo Flores no ha querido polemizar con la hoy Comandante Senadora, y a fines del pasado mes Astudillo se refirió a sus críticas declarando “De Nestora ya me ocupé cuando estuvo en prisión y ella sabe a qué me refiero, de todo lo demás no le voy a contestar. Repito, de Nestora ya me ocupé cuando estuvo en prisión: ella me buscó y encontró respuesta.”
Es innegable la problemática de la inseguridad y presencia de la delincuencia organizada en Guerrero, de la pobreza y marginación, pero eso no ha logrado generar ingobernabilidad y mucho menos un Estado fallido, hacia eso se perfilaba Guerrero en el 2014 cuando el gobierno perredista estatal llevó al caos político y económico al estado y al gobierno por su irresponsabilidad e incapacidad. Héctor Astudillo recibió en el 2015 un estado casi en ingobernabilidad situación que hoy no existe, hay obra pública en todo el estado, hay altos índices de ocupación hotelera en Acapulco, hay inversión histórica inmobiliaria en Acapulco, las instituciones están funcionando, la democracia se consolida en el estado, pero la Comandante Nestora no lo ve así.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A la senadora Nestora que para tener la lengua suelta, se debe tener la conciencia tranquila, que lo que debiera hacer es seguir el ejemplo de López Obrador: amor con amor se paga.