EL-SUR

Viernes 21 de Enero de 2022

Guerrero, México

Opinión  

Un mes

Sólo hay dos errores que se pueden cometer en el camino hacia la verdad: no empezar y no llegar hasta el final. Buda El pasado lunes se cumplió el primer mes de Evelyn Salgado Pineda al frente del Gobierno del Estado en el cual lo mejor que ha hecho la gobernadora es mandar mensajes con … Continúa leyendo Un mes

Noviembre 19, 2021

Sólo hay dos errores que se pueden cometer en el camino hacia la verdad: no empezar y no llegar hasta el final. Buda

El pasado lunes se cumplió el primer mes de Evelyn Salgado Pineda al frente del Gobierno del Estado en el cual lo mejor que ha hecho la gobernadora es mandar mensajes con eventos emblemáticos acerca del cambio que está impulsando en la forma de gobernar al Estado. Desde el mismo día de su toma de protesta nunca antes un gobernador había recibido el bastón de mando por parte de representantes de los pueblos indígenas de Guerrero ahí en la explanada de la hoy denominada casa del pueblo, antes Palacio de Gobierno, en Chilpancingo.
Asimismo, lo ha dicho casi en todos los eventos públicos o conexiones en vivo a través de Facebook, que el combate contra la corrupción y los privilegios va en serio, y para corroborar su dicho ha iniciado el proceso de venta de todas las camionetas blindadas de lujo que adquirieron y usaron la mayoría de los gobernadores y funcionarios de primer nivel de por lo menos de los últimos 4 sexenios, con lo que la Gobernadora manda un claro mensaje de austeridad y medianía.
De igual forma para empezar a dar cumplimiento a sus promesas de campaña presentó en Tlapa su estrategia para prevenir atender sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres niñas y adolescentes de la región de la Montaña y Costa Chica del Estado, con el cual pretende terminar de raíz con la venta de niñas para matrimonios forzados en estas regiones y con la que Evelyn promete hacer de Guerrero un santuario para ellas y que los usos y costumbres no sean un pretexto para esas aberrantes situaciones que violan todos los derechos humanos de las niñas indígenas.
Desde los primeros días retomó las reuniones de la Mesa Estatal para la Construcción de la Paz y la Seguridad con las instancias federales y estatales en la que se da seguimiento el panorama de la seguridad en el Estado, así el informe diario sobre el panorama de la pandemia, también recibió al gabinete federal en pleno, encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien acompañó en una larga gira de tres días por el estado, y ha sostenido diversas reuniones con funcionarios federales.
Se entiende que en este primer mes el nuevo Gobierno se está acomodando, conociendo el terreno y acabándose de integrar, se trata de un proyecto que tiene prioridades diferentes y un modo distinto de entender el ejercicio del poder, sin embargo, hay algo que está empezando a preocupar en este arranque de Gobierno y es que cuando se está en el Gobierno la realidad y la compleja problemática política y social se mueve a una velocidad más alta que a la que se mueve cuando no se tiene una responsabilidad pública, es decir, para tomar la estafeta de un gobierno se tiene que venir a la misma velocidad o más que la que traía el Gobierno que entrega, pero no menos porque entonces el Gobierno puede convertirse en un embudo que entorpece la cotidianidad política y social.
Con la llegada de la denominada Cuarta Transformación se supone que estaría arribando un Gobierno más cercano a la sociedad, como se ha repetido, del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, con el que se abrirían los canales de comunicación, el diálogo y la participación para distender los graves conflictos y problemas que tiene el Estado, sin embargo, algo está pasando porque en este primer mes se han generado fuertes tensiones derivadas de demandas y conflictos abiertos y latentes que pudieron ser previstos, como la crisis en el municipio de Xalpatláhuac, derivado de la reciente contienda electoral y que estalló con el enfrentamiento entre la policía comunitaria y la policía municipal en una asamblea organizada por la presidenta Selene Sotelo para revisar la actuación de la comunitaria en su municipio. Así también, se ha registrado el bloqueo más largo a la autopista del Sol en la Caseta de cobro Palo Blanco, de casi 6 horas, por parte de pobladores del municipio de Ayutla encabezados por integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y su dirigente Bruno Plácido Valerio, para protestar nuevamente contra el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, el diputado morenista Alfredo Sánchez Esquivel, actividad que estuvo a punto de generar enfrentamiento entre automovilistas y los manifestantes. De igual forma los normalistas de Ayotzinapa y habitantes de Atlixtac, Chilapa, Quechultenango y Mochitlán han tenido que bloquear la Autopista del Sol en el punto conocido como parador del marqués para hacerse escuchar por las autoridades estatales y en Acapulco las ejecuciones en plena costera y ayer en la playa emblemática de Caleta.
Es notorio que no se observa un arranque homogéneo en todo el gabinete, Se entiende que la mayoría de los secretarios y funcionarios apenas se están acomodando en sus escritorios, conociendo sus oficinas Y aclimatándose como servidores públicos, pero ese aprendizaje debe terminar para empezar a operar más allá de las atribuciones que están conociendo e ir al encuentro de la sociedad y sus problemas para atenderlos y que no lleguen hacer de Guerrero un polvorín.
Vuela vuela palomita y ve y dile: Al supergabinetazo que ya se pongan las pilas, que no crean que el Parador del Marqués es la antesala del Palacio de Gobierno, que no estén esperando que los pro-blemas toquen a sus oficinas, sálganse a buscarlos porque sino, ¡pelas!