EL-SUR

Sábado 19 de Junio de 2021

Guerrero, México

Opinión

Y vamos creciendo

Jorge Camacho Peñaloza

Abril 06, 2018

México tiene un gran camino por delante, pero tiene que pasar por la puerta ciudadana.
Margarita Zavala.

Las últimas encuestas de las preferencias electorales de la contienda presidencial muestran a Margarita Zavala como la candidata que más ha crecido, pues de acuerdo con Parametría de enero a marzo avanzó seis puntos pasando del 7 al 13 por ciento, sin estar en campaña y sin ningún spot, y ya en esta circunstancia seguramente que la tendencia se va a remarcar en las próximas dos o tres semanas, es decir estará superando a Ricardo Anaya y a José Antonio Meade, para quedar perfilada hacia alcanzar y rebasar a Andrés Manuel López Obrador.
Sin duda, a una semana de iniciadas las campañas, es notorio cómo se han estancado las de los candidatos representantes de los partidos y cómo va despuntando la candidata de la ciudadanía Margarita Zavala. Los candidatos de los partidos López Obrador y Ricardo Anaya empiezan a exhibir el cansancio de sus incongruencias y ocurrencias; la presidenta de Morena Yeidckol Polevnsky de plano pirateándose fotos de plaza llena de eventos del 2012 queriéndolas hacer pasar como de un evento de esta semana de López Obrador en Monterrey; en tanto que Meade, a pesar de las matracas, se nota que sufre la pesada carga de llevar en su espalda al partido más corrupto, el PRI.
López Obrador continúa con sus ocurrencias como la de que en el remoto caso de ganar, prescindiría del Estado Mayor Presidencial que es una institución de servicio del Ejército mexicano, además de seguir en la idea de dialogar con los dirigentes de la delincuencia organizada para pacificar al país, cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, vender la flotilla de aviones y helicópteros del gobierno y rebajarse el sueldo a la mitad, ofertas que tienen como incentivo su ambición por el poder con medidas populistas.
Ricardo Anaya ya no levantará, quedó en la lona después de que fueran exhibidos sus oscuros negocios inmobiliarios, lo que lo tiene atascado en un pleito de odio contra el candidato del PRI y sin saber qué hacer para hacer cuajar su estrategia de hacer creer que la contienda es entre él y López Obrador.
En esta elección, la más grande en la historia del país, se prevé una participación promedio del 65% del electorado, incentivada por una ciudadanía con mayor capacidad de obtención de información vía las redes sociales en las que se van a poder ver por primera vez los debates presidenciales. Este  es el factor que explica el crecimiento de Margarita Zavala, simple y poderosamente que en su campaña están participando ciudadanas y ciudadanos en todo el país, sin mucho ruido pero con la fuerza ciudadana su campaña empieza a despegar, haciendo propuestas pero sobre todo planteando lo que la hace diferente de los candidatos de los partidos, que es una persona de valor y de valores, de los que carecen aquellos candidatos.
Hace un año exactamente el 4 de abril del 2017, el periódico nacional El Financiero publicaba una encuesta en la que la entonces aspirante panista Margarita Zavala estaba con un 32 por ciento de preferencias electorales por encima de López Obrador con el 29. El conflicto interno en el PAN, la renuncia de la hoy candidata a este partido, la decisión de buscar la candidatura por la vía independiente y la creencia de que no podría conseguir las más de 830 mil firmas para conseguir la candidatura, hicieron que Margarita empezara prácticamente de cero, pero hoy ya candidata contra viento y marea, en el equipo estamos seguros que vamos a volver a rebasar a los candidatos de los partidos.
Vuela vuela palomita y ve y dile: A la ciudadanía que se ponga buza, que no es obligatorio votar por los candidatos de los partidos, más que ahora sí tenemos con Margarita candidata propia de lujo para llevarla a Los Pinos.