El ejército declara la alerta

 

 

El ejército mexicano es una especie de tótem en la vida política de la aldea. Todos pasan al lado, rara vez se le ve, pero cuando se habla de él o se le roza infunde un respeto inspirado en poderosos motivos, algunos buenos y otros malos. Como todo tótem casi nunca se mueve pero cuando lo hace más vale estar atento porque sus pasos suelen desencadenar trepidaciones.

El jueves pasado Clemente Vega García, secretario de la Defensa Nacional, pronunció un discurso tan interesante como extraño durante la celebración del Día del Ejército, en el Heroico Colegio Militar. Es una fecha clave la que escogió el titular de la Defensa, porque es el día en que los tres poderes acuden a festejar –y a escuchar– al ejército. Fox también habló, pero su discurso obsequioso fue prácticamente el mismo que los presidentes han pronunciado cada año: una oda plagada de elogios para la institución castrense, pero que en realidad esconde una condescendencia paternalista mediante la cual se compra el derecho de ignorar al ejército los siguientes 364 días. El mensaje real parecería ser algo así como: “Lo están haciendo muy bien; manténganse allí; sigan entrenando y nos vemos dentro de un año”.

Pero el discurso del general claramente intentó romper este confinamiento. Habló fuerte y claridoso: “De cara al futuro, entenderemos lo que es nuestra nación; no la perdamos, urgente es conciliar, el ejército en esta tarea es y será el primero en decir, presente”. Para el buen entendedor estas palabras pueden ser percibidas como la expresión de una inquietud o francamente de un malestar.

Desde luego es una advertencia a la clase política que se encontraba presente. El general transmitió la preocupación que inspira la incapacidad de los poderes para llegar a los acuerdos que requiere la nación. Vega García explicó que la democracia es un triunfo de todos y el fruto de sacrificios y muchas batallas en el pasado. Por lo mismo, urgió a los poderes a cuidarla y para ello insistió en la necesidad de llegar a consensos de manera productiva y a favor de los intereses del país.

Sus palabras también podrían interpretarse como un aviso, quizá incluso, una amenaza. En la tarea urgente de conciliar para sacar adelante los acuerdos, el ejército “será el primero en decir, presente”. En otras palabras, los militares no quieren ser exclusivamente carne de desfiles, fumigadores de sembradíos o asistentes de Protección Civil en los desastres naturales. Y si quedaba alguna duda, el general dejó en claro que al margen de la clase política, el ejército tiene una especie de mandato popular, porque es “el brazo armado del pueblo, un brazo que se nutre con las gentes de la ciudadanía mexicana, que proporciona a sus Fuerzas Armadas su legitimidad, esa fortaleza que otorga también legalidad y dignidad al ser libres y soberanos”.

Estas líneas van mucho más allá de un arranque retórico o emotivo sobre el carácter nacional y popular del ejército. En realidad son una tesis de filosofía política que establece el derecho del poder militar de erigirse en alter ego, en representante del pueblo y de sus intereses, en tanto que constituye un brazo que emana del pueblo mismo.

Pero en realidad no es así. La verdadera proyección del pueblo son las leyes que la sociedad se ha dado a sí misma para gobernarse y vivir en convivencia. De estas leyes ha resultado una forma de gobierno y un aparato de seguridad, incluyendo el ejército, que garantiza la preeminencia de esos mandatos que emanan de la voluntad popular. Las fuerzas armadas son el resultado de esas formas de gobierno y no al revés. No existe “un brazo armado del pueblo” al margen de la estructura jurídica que la nación se ha dado para gobernarse y el ejército está subordinado a ella. No está al lado ni por encima. En otras palabras, no hay un ejército del pueblo en términos abstractos. En algunas regiones podrían decir que ese ejército popular sería el EZLN; en Atengo seguramente consideran a sus macheteros como su “brazo armado”.

Quizá por ello, el general inmediatamente matizó. Reconoció que la Constitución “marca el desempeño de las misiones” e insistió en que los militares tienen las armas para la defensa del país pero nunca para perseguir el poder político.

En suma, las palabras del secretario de la Defensa tienen un carácter inédito y son preocupantes. A mi juicio el general envió un doble mensaje; uno hacia adentro y otro hacia fuera. Por un lado constituyen una severa advertencia para la clase política: “Si no asumen su responsabilidad podríamos hacerlo nosotros” parecería decir el militar. Con esa amenaza satisface a los sectores castrenses más duros que se muestran inconformes con la parálisis del régimen. Pero, del otro lado, el secretario también parece advertir a los propios militares que el poder político les está vedado y que fuera de la Constitución no se hará nada.

Un discurso histórico, plagado de claroscuros. Las fuerzas armadas han hecho un diagnóstico de la situación y claramente señalan que no es positivo. Sugieren, también, que además del diagnóstico podrían tener una propuesta. El tótem habló; más vale escuchar y prever.

([email protected])

ESTRICTAMENTE PERSONAL

 

  Punto sin retorno

 

Las dos transiciones a la democracia más exitosas de los últimos 30 años son la española y la chilena. La primera venía de una dictablanda que había sido debilitada por el asesinato del almirante Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno del generalísimo Francisco Franco, y las presiones europeas. La segunda, que era una dictadura selectiva, sufrió por la presión internacional cuando la doctrina de seguridad nacional dejó de ser un activo para Estados Unidos y se convirtió en un lastre para su nueva política de defensa de los derechos humanos. Las dos tienen como común denominador que no se plantearon una revisión exhaustiva de su pasado ni se dedicaron a buscar esqueletos en los armarios. No todos estuvieron satisfechos con esa línea de acción, consensuada entre las élites gobernantes, pero los dos países han avanzado sólidamente en lo político, lo económico y lo social.

En otras partes del mundo siguieron rutas diferentes. En Sudáfrica se creó una comisión de la verdad donde todo aquél que admitiera voluntariamente que había violado los derechos humanos durante el régimen del apartheid, sería perdonado. Hubo quienes quedaron insatisfechos políticamente porque consideraron que un buen número de infractores se salvó de ser juzgado por ese formato. En Argentina se hicieron juicios selectivos a generales que participaron en la sangrienta guerra sucia en esa nación, hasta que las élites acordaron la Ley del Punto Final. Muchos quedaron satisfechos al sentir que se repararon históricamente los daños humanos durante aquél periodo, aunque ciertamente hay quien sigue lamentando que el reclamo judicial no hubiera sido más extenso.

En todos esos casos el dilema era cómo enfrentar el pasado sangriente y reciente. Españoles y chilenos se acercaron al modelo francés de no buscar fantasmas. Cuando los franceses se apartaron de esa línea de pensamiento hace unos años y quisieron reabrir expedientes de quienes colaboraron con los nazis en el gobierno de Vichy, las estructuras políticas y sociales se cimbraron de tal manera –por el elevado número de franceses que apoyaron a los alemanes en la Segunda Guerra Mundial–, que las élites optaron por no seguir en ese camino. Al caer el Muro de Berlín se abrieron los archivos de la vieja policía secreta germano-oriental, la Stasi, pero la revelación del espionaje tan profundo sobre su sociedad amenazó con llevarla a un quiebre irreversible por la sospecha y la traición, por lo que el gobierno alemán decidió ponerle candado a los archivos para el público en general. Cada nación escogió su modelo, lo adaptó y llevó adelante en la necesidad de conciliarse con sí misma, evaluando qué tipo de resarcimiento requerían, cómo hacerlo y cuántos responsables hallar para sanar las heridas. No era extraño entonces que cuando se dio la alternancia del poder en México en 2000, en la perspectiva del cambio de régimen, se hablara con tanta vehemencia en el juicio al viejo orden porque la legitimidad pasaba por juzgar a los responsables de la guerra sucia en los 70 y 80.

Los principales promotores de esa idea fueron el todavía secretario de Gobernación Santiago Creel, y los ex asesores Adolfo Aguilar Zinser y Jorge Castañeda. Estaban muy inspirados por los casos de éxito en el mundo, pero al presionar al presidente Vicente Fox a seguir esa ruta como uno de los caminos de consolidación de su cambio, no se pusieron de acuerdo en qué modelo seguir, ni tampoco cómo adaptar los ya existentes. Por eso, cuando lo convencieron de que juzgar a los victimarios en la guerra sucia legitimaría su gobierno, se les olvidó decirle, o soslayaron, que las acciones dramáticas contra un viejo régimen que por las características de longevidad le hacía mantener un férreo control sobre los resortes del poder y de los cuerpos de seguridad, no debían de hacerse sin una negociación previa, precisamente, con los hombres fuertes del viejo régimen. Fox y Ernesto Zedillo, a la sazón Presidente, debieron haber pactado el tipo de persecución que se haría a fin de que establecieran los límites y las formas. De esa forma Zedillo, con todos los recursos políticos todavía a su alcance, podría haber forzado a la negociación interna en el anterior sistema político sobre quiénes y cuántos perderían, y por cuánto tiempo. No se hizo.

La falta de resultados es clara. La persecución ha sido difícil, pero las consecuencias en otros campos donde se necesitaba la alianza de los personeros del viejo régimen, han sido totalmente negativas. El gobierno foxista olvidó por completo que en política se miden costos vis-a-vis beneficios. ¿Era más importante la cruzada contra la corrupción que reformas fiscales? El costo fue el escándalo del Pemexgate, donde los implicados están                           siendo exonerados. El beneficio fue cero: no hay reforma fiscal. ¿Encontrar a todos los responsables de la guerra sucia era más importante que la estabilidad? El beneficio es que algunos presuntos responsables están siendo llevados ante los tribunales, aunque no se sabe si los jueces finalmente procederán en su contra. El costo ha sido que al disparar con escopeta contra todos ellos, no ha podido establecer alianzas con algunos grupos del viejo régimen para poder crear una gobernabilidad sólida y acuerdos legislativos, y sí los ha unido en su contra, generándose turbulencias políticas que amenazan al gobierno. El gobierno foxista jugó una apuesta muy grande al querer hacer todo al mismo tiempo. En condiciones normales y racionales, esto es imposible.

La paradoja en la que se encuentra es que no tiene para dónde hacerse. Ni puede dar marcha atrás, ni puede darse el lujo de seguir naufragando en la segunda parte del sexenio. El presidente Fox se encuentra en un punto sin retorno. De esta manera, se puede elaborar una proposición: si en lo económico no hubo avance y no hay razones para pensar que sí lo habrá significativamente hablando en los próximos meses preelectorales. ¿Quién en la oposición le regalará la reforma política al precandidato Creel?, ¿quién la reforma eléctrica al precandidato Felipe Calderón?, ¿quién aumentará impuestos para beneficiar al gobierno del PAN? Ni el PRI, ni el PRD, para empezar. ¿Qué le queda libre entonces al presidente Fox?

Uno de los pocos caminos que se ven claros para evitar un sexenio perdido y dejar una huella histórica, es profundizar en que los responsables por crímenes en la guerra sucia, paguen por ellos. Fox puede emerger de los errores iniciales a los que fue empujado y de los titubeos en el apoyo a la Fiscalía Especial, a la que secó en presupuesto y le regateó apoyo político. Puede subirse en ella y respaldar de manera política y no sólo retórica a la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Esta es la única bandera ética y política que puede arriar, sobretodo porque ya sufragó los costos y podría, si va al fondo del problema por donde sangra México, comenzar a obtener beneficios.

[email protected]

[email protected]

La universidad es nuestra

 

 

En días pasados las precampañas de algunos candidatos perredistas pusieron la mira en la Universidad Autónoma de Guerrero haciendo algunos señalamientos que marcan diferencias sobre la percepción que de ella tienen. La UAG es una institución de primera importancia en el desarrollo de nuestra región y merece un tratamiento respetuoso a su naturaleza y responsable en lo que toca a sus repercusiones políticas.

Hay que decir que tenemos que lamentar situaciones que se dieron en el pasado en cuanto al manejo político de esta institución que ha pasado por etapas de manipulación, de agresión y de confrontación desde el poder público y desde los partidos políticos. Tienen que quedar en el pasado vicios que han frenado las tareas propias y específicas de la universidad en aras de intereses de personajes y de grupos que la han utilizado para hacerse de parcelas de poder al interior de la universidad y en los diversos ámbitos de la vida política de la región.

Es irrenunciable el significado político de una universidad como la de Guerrero, que tiene que ser ponderado y orientado siempre en la dirección correcta. “La universidad es nuestra”, dicen que dijo uno de los precandidatos y habría que hacer un esfuerzo de interpretación de lo que quiso decir y en nombre de quién lo dijo. Porque si a alguien tiene que servir la universidad es a todo el pueblo de Guerrero y sería un grave error el intentar, siquiera, orientar el peso de la universidad hacia un partido político determinado o hacia una facción partidista. La universidad es de todos, y cuando señalo que es de todos, quiero decir que no es sólo de los universitarios, sino de todos los guerrerenses que vemos en ella un punto de apoyo para el desarrollo cultural, social, económico y político de esta región tan deprimida en todo sentido.

Por otro lado, el pensar que se puede seguir manejando a la universidad y a los universitarios de manera corporativa al estilo de los regímenes desgastados de antaño, no es más que un insulto a la inteligencia y al honor de muchos universitarios, desde estudiantes hasta trabajadores docentes y administrativos que, con una vocación democrática, asumen sus opciones y su compromiso político con una visión abierta a las necesidades de la gente y no a las cuotas de poder comprometidas.

La universidad es nuestra, y pedimos que sea tratada como un patrimonio que no debe ser tocado para favorecer a grupos, ni siquiera de aquellos que piensan que representan a los pobres. Los pobres no tiene que ser mediatizados y el servicio de la universidad al pueblo de Guerrero no tiene porqué pasar por intermediarios que cobren su comisión y lucren con lo que pertenece a todos.

Lo que sí esperamos de quienes compiten en las precampañas de hoy y en las campañas de mañana es un respaldo completo a la educación en todos los niveles, que “despolitice” la tarea educativa del Estado en cuanto que no sirva para promover políticamente a personas, grupos o partidos, sino que sea capaz de promover políticamente al pueblo de Guerrero, educando para la participación, para la conciencia crítica, para el diálogo, para la honestidad, para la responsabilidad, para la justicia y para el desarrollo. De otra manera, ¿qué visión tan miope y tan cerrada se tendría de la universidad?

Mitin de Zeferino en Metlatónoc con unos 800 “compañeros estratégicos”

 

Alrededor de las 11 de la mañana arribaron a Metlatónoc donde ya lo esperaba un contingente de alrededor de 800 personas reunidas y cuatro bandas de música de viento. El presidente municipal Saúl Rivera Mercenario, el presidente del PRD municipal Martín Vázquez, el profesor Taurino Rojas, el ex presidente Agustín Meléndez Vázquez, el presidente del Frente Cívico Julio Ortega, el coordinador de la precampaña en la región, el profesor Eliseo de Jesús, el dirigente del MIG Urbano Lucas Santamaría, indígenas y mujeres que acompañaron a Zeferino Torrebalnca hasta el centro de la población donde se instaló el presídium en los pasillos del Ayuntamiento.

A su paso por las calles Torreblanca encontró muestras de apoyo con consignas a su favor y algunas señoras acudían a abrazarlo y felicitarlo. En el centro de la población mantas con lemas como “Metlatónoc está contigo”, “El Movimiento de Izquierda Guerrerense apoya a Zeferino”.

Hubo indígenas Na savi (mixtecos) que caminaron más de ocho horas de sus comunidades para llegar a la cabecera municipal y saludar a Torreblanca. Venían de San Lucas, Chilixtlahuaca, Arroyo Prieto, Zitlaltepec, Lagunilla YukuTuni, San Cristobalito, Tierra Blanca, San Rafael, Yuvi Nani, Ojo de Pescado y diversas comunidades. Indígenas con los morrales y una servilleta llena de tortillas, descalzos, callados, con las ropas raídas. El rostro de la miseria en La Montaña, pobladores del municipio más pobre de la entidad y que ocupa, de acuerdo con los datos del INEGI, el segundo lugar nacional en pobreza. Las mujeres cargando a sus hijos, vistiendo huipiles tradicionales. Se reunieron en la plaza central para escuchar a sus dirigentes y al precandidato del PRD. Algunos eran comisarios o representantes del PRD en sus localidades.

En lengua indígena, tu´un savi (lengua de la lluvia), el profesor Taurino Rojas González dio la bienvenida a Torrebalnca e hizo planteamientos y solicitudes al precandidato en caso de llegar a la gubernatura: la pavimentación de la carretera Tlapa- Metlatónoc; la construcción de un hospital general en la cabecera; mejorar la calidad educativa de las escuelas; la creación de un centro educativo integral en la cabecera y las comunidades. Agregó de manera efusiva: “Su forma de gobierno nos ha convencido y le prometemos luchar hasta que usted sea el próximo gobernador”. La banda tocó dianas, y los aplausos se dejaron escuchar.

Los mensajes eran en lengua indígena que posteriormente eran traducidos. Los habitantes de San Lucas señalaron que Metlatónoc “necesita de hombres capaces que luchen por esta tierra” y por eso le pidieron que no se olvide de ellos. Recordaron que desde que el PRD gobierna en el muncipio –tres alcaldes en cuatro trienios– las cosas han ido mejorando poco a poco y que los saldos de esto ha sido la represión a muchos militantes. Ahí mismo el lider del PAN local se declaró en favor de Zeferino Torreblanca y convocó a los dirigentes de su partido a establecer una alianza para llevar al diputado federal a Casa Guerrero.

En su intervención, el presidente municipal Saúl Rivera señaló que al gobierno del PRI le preocupa perder las elecciones y que se encuentra como en “un río que lo puede arrastrar”. En torno a Zeferino Torreblanca señaló que “muchos quieren ser gobierno, pero sólo uno lo va hacer”. Destacó las posibilidades de ganar la gubernatura con el ex alcalde de Acapulco y a éste dijo que los allí reunidos son “compañeros estratégicos, ellos son los que conocen y respaldan a las comunidades, ellos conocen las rutas de Metlatónoc”. Y por eso pidió a Torreblanca “que nos vayamos preparando para ganar”.

En su intervención ante un público indígena que no se movía a pesar del sol abrazador, Torreblanca reconoció la miseria en que se encuentra la población. Destacó que su gobierno va ser para todos, que es un hombre casado con los principios del PRD y que Guerrero necesita un hombre que gobierne con equidad. Mencionó: “Hermanos y hemanas de Metlatónoc. Los convoco a una revolución de ideas para contruir la patria digna que queremos”. Las bandas de viento tocaron dianas. La gente le aplaudió eufórica. Después un maestro indígena arengó a la población a votar por el hombre que “representa la esperanza de Guerrero, así como lo demostró gobernando Acapulco”.

Posteriormente Zeferino Torreblanca se encaminó al auditorio municipal donde una larga fila de indígenas y comisarios le entregaban solicitudes. A esas alturas del mitin la gente seguía llegando de las comunidades en pequeños grupos. El profesor Taurino Rojas dijo que “los caminos se encuentran en mal estado y por eso unos apenas vienen llegando de muchos lugares de La Montaña”.

Alrededor de las 4 de la tarde Zeferino Torreblanca se trasladó a Tlapa. En Igualita todavía se reunió con un grupo de mujeres que le mostraron su respaldo y total apoyo. El camino a Tlapa fue tortuoso y cansado.

El caso del ex presidente de Guatemala debe ser tratado sin revanchismos: Marcial

 

El síndico Marcial Rodríguez Saldaña opinó que el ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo Cabrera debe “estar disponible” ante las instancias judiciales de ese país que lo requieren por corrupción, negligencia, y abuso de poder, y éstas deben actuar “sin revanchismos, ni orientaciones políticas”.

De acuerdo con información publicada en periódicos nacionales, Portillo Cabrera llegó a México el miércoles pasado, antes de que la Fiscalía General de Guatemala emitiera una orden de arraigo en su contra por actos de corrupción, negligencia y abuso de autoridad

Consultado en su oficina, Rodríguez Saldaña ratificó su relación de amistad que mantiene desde hace varios años con Portillo, afirmó que las instituciones de justicia de Guatemala deben tratar este asunto “sin revanchismos, ni orientaciones meramente políticos partidistas”, y que él debe “estar disponible” para aclarar cualquier duda que pudiera haber del actual gobierno.

Mencionó que si Portillo Cabrera es invitado a informar ante una instancia de Guatemala que revisa el gasto público, “no veo ninguna complicación, veo algo normal que haya una rendición de cuentas”.

El ex rector de la UAG dijo que no tenía “elementos suficientes” para emitir un juicio si Portillo Cabrera cometió los actos de las acusaciones que le realizan, “si alguien presenta una acusación tendrá que probarlo ante una instancia de Guatemala, él debe estar abierto a que sea valorada su actuación como un ex presidente de la República”.

Mientras que el senador Armando Chavarría dijo que no tenía datos para opinar sobre el caso, recordó que Alfonso Portillo fue estudiante y profesor de la UAG, pero después se retiró a Guatemala, “de las acusaciones que de él hay no me constan y por tanto no tengo opinión al respecto”, indicó.

Se suman a Astudillo los grupos de Héctor Pineda Velázquez y del diputado Rey David

 

La suma de las corrientes priístas se realizó en un acto que congregó a más de 2 mil simpatizantes, quienes con porras, collares de sombreros y confeti, recibieron al senador Astudillo.

Allí, llegó el aspirante con el diputado local Orbelín Pineda Maldonado, los ex presidentes municipales Pablo Santamarina, César Pineda Mojica, Edilberto Mojica y Evaristo Rodríguez Fernández, así como el ex presidente municipal de Tlalchapa, Rey Hilario Salazar Santibáñez.

En el acto de adhesión hizo uso de la palabra el diputado Rey David Francisco Ruiz quien afirmó que miles de calentanos respaldan al senador porque reconocen su compromiso de apoyar a la gente del campo, a las mujeres y en especial a la Tierra Caliente.

Francisco Ruiz señaló que Héctor Astudillo “es un hombre honesto que todo el mundo reconoce su trayectoria”, y aseguró que la gente de la Tierra Caliente “trabaja para llevarlo a la candidatura y después a la gubernatura”.

En su mensaje, el senador Astudillo dijo que son tiempos de unidad en el PRI y llamó a los priístas a no confrontarse “porque lo más importante es llegar al triunfo con la fuerza de la cohesión interna”.

El aspirante ofreció un proyecto que sea incluyente y todos tengan cabida. “Todos son importantes en el proyecto que impulsamos por el bien de Guerrero”, enfatizó.

Por último, resaltó que el Proyecto Astudillo “es el espacio para unir a todos los priístas, a todos los que han dejado de confiar en el partido, para todas aquellas personas que no tienen partido político y para los jóvenes que por primera vez van a votar; es un proyecto para todos”.

Posteriormente, el senador Astudillo se reunió con un                 grupo de jóvenes de toda la región quienes le manifestaron su total respaldo. Después se trasladó a la clausura de fin de cursos del Instituto Tecnológico Agropecuario (ITA) donde fue como padrino.

Saldrá bien librado Portillo de las acusaciones, confía López Sollano

 

López Sollano lamentó que un “amigo”, calificado como líder y precursor del cambio en la UAG en los 70 esté involucrado en estos hechos “lamentables” y manifestó su deseo de que se demuestre que las acusaciones sean falsas, “pero con el deseo no cambio la realidad”. Será el pueblo y la justicia guatemalteca los que decidirán, aseveró el también ex presidente estatal del PRD.

Portillo participó en el proceso del cambio de la UAG en el primer rectorado de Rosalío Wences Reza en 1972-75, y estudió en la Facultad de Derecho. Dejó el estado luego de una reyerta en un baile en Zumpango en el que asesinó a un joven de esa población. Siempre alegó “legítima defensa”.

Actualmente enfrenta dos demandas penales. La primera puesta por el director del diario El Periódico, José Rubén Zamora, en la cual se le acusa de abuso de autoridad, corrupción y negligencia. En la segunda se le responsabiliza de los disturbios de simpatizantes de su partido cuando exigían el registro del ex dictador Efraín Ramos Montt como candidato presidencial, en junio del 2003 y en los cuales murió un periodista.

“Es difícil opinar desde fuera, sobre todo que desconozco el asunto, sin embargo, la capacidad y las cualidades de líder y estadista le                 permitirán (a Portillo) enfrentar el proceso jurídico y aseguro que saldrá bien librado”, expresó López Sollano por vía telefónica.

Al preguntarle si tenia conocimiento de Portillo se encontraba en México y particularmente en Guerrero, lugar en donde vive su padre y su hija, López Sollano dijo que “desde hace mucho tiempo” no mantiene una comunicación directa con el ex mandatario guatemalteco.

 

Perdería votos el PRD si se impone al candidato, advierte Pérez Palacios

 

Con este mecanismo, dijo, el PRD recuperará y ampliará el margen de los más de 40 mil votos perdidos sólo en Acapulco durante el proceso electoral federal de julio de 2003. “Si no le ponemos atención a las demandas y propuestas de la gente e imponemos candidatos como ocurrió el año pasado en las elecciones federales, tengan por seguro que el partido seguirá en declive y si el año pasado perdimos más de 2 millones de votos a nivel nacional y 40 mil en Acapulco, créanme que esa tendencia puede continuar”, advirtió.

Ya en entrevista dijo no creer en las encuestas porque a pesar de los rigurosos mecanismos científicos para la aplicación de la misma, la encuesta la gana quien la paga, y peor aún, las encuestas no orientan, “yo digo que desorientan”.

Sobre todo, inisitió, porque si esas encuestas se aplicaran en el                 medio rural la ganará un candidato que no tiene la misma presencia en la ciudad y si esa misma encuesta se aplica entre universitarios, no me crean, pero el ganador tendría una ventaja sobre el resto de los precandidatos de más de 8 puntos.

“Por lo tanto, el método para seleccionar el candidato debe ser aquél que garantice la unidad del partido y la fortaleza del sujeto, para que los que no tienen candidato no lo rechacen y voten sin pensarlo tanto, en pocas palabras que el método sea en apego a lo establecido en estatutos pero que la gente participe”.

Pérez Palacios estuvo de gira proselitista durante dos días en esta ciudad y se reunió con empresarios, joyeros, organizaciones sociales y representantes de la sociedad civil, a quienes planteó un proyecto “no acabado: porque le faltan propuestas de la gente de todo el estado”, indicó.

Dijo que en su recorrido por 38 municipios de la entidad se ha reunido con campesinos, inversionistas, mujeres, jóvenes e indígenas, quienes le han sugerido no olvidarse de nadie, porque lo mismo vale un voto de un hombre que el de una mujer, el de un rico que el de un pobre, el de un joven que el de un viejo.

Este viernes el precandidato desayunó con integrantes del Movimiento Azteca de Guerrero (Movaz), dirigido por Arturo Hernández Cardona –y en el cual estuvo presente el recién liberado Everardo Salgado Román–, líderes perredistas de Cuetzala del Progreso, Pilcaya, Taxco e Iguala.

Ahí, recibió el planteamiento de integrar a su plan de gobierno una propuesta de solución a los problemas del campo, del medio ambiente, del atraso en que viven los indígenas, los jóvenes y de garantizar la equidad de género en los puestos de elección popular y dentro de la administración que podría dirigir.

Pérez Palacios aseguró que el campo ha permanecido olvidado por conceptos equivocados de los gobiernos, sobre todo porque se sigue pensando que ya no es redituable, pero con buenos proyectos y apoyos se puede recuperar una muy buena área de producción.

Del medio ambiente indicó que es necesario impulsar proyectos de saneamiento básico, principalmente en esteros, lagunas, ríos y la franja marítima, porque la experiencia dice que estos recursos cuado se pierden es muy difícil recuperarlos.

De los indígenas, aún cuando no sea el candidato y menos el gobernador, propondrá el respeto a las cuatro etnias con sus lenguas, costumbres, rituales y formas de gobierno, “porque si han vivido durante más de 500 años, es necesario que se les respete y no se les tenga como meras figuras decorativas, al contrario que su forma de gobierno se impulse y aliente”.

Respecto a los jóvenes, dijo que estos serán los gobernantes del mañana, por lo tanto se les debe preparar para gobernar y no aislarlos precisamente por su inexperiencia.

Exhorta Sánchez Barrios a no presionar a la dirigencia del PRI para elegir candidato

 

Y sin que se declarara a favor de la convención de delegados o consulta interna como método de selección del candidato priísta, Sánchez Barrios pidió a la dirigencia y aspirantes a escuchar la voz de la sociedad, “ya que ahí radica la fuerza del PRI”.

El diputado local asistió a la entrega de reconocimiento a los fundadores del Colegio de Economistas Guerrerenses, asociación civil que actualmente preside su esposa, Martha García Martínez y en este año cumple 30 años de su fundación.

En entrevista, Sánchez Barrios aseguró que a los grupos que se han sumado a su proyecto les ha pedido paciencia y disciplina. Descartó que este pensando declinar por otro aspirante, “todo lo contrario, estamos abiertos por si otro compañero desea sumarse”, respondió a pregunta de un reportero.

Reveló – sin dar detalles – que sostuvo una platica vía telefónica con el dirigente nacional del PRI, Roberto Madrazo. Además, aseguró que en los próximos días se reunirá con los integrantes del CEN del PRI.

Sobre los resultados que recientemente anunció el senador Héctor Astudillo, en la ciudad de Iguala, en donde asegura que va adelante de todos los aspirantes, Sánchez Barrios opinó que el senador deberá fundamentar sus declaraciones.

-Usted a mandado realizar alguna encuesta?

-No tengo ninguna encuesta, yo me he dedicado a trabajar con la sociedad, respondió.

Sobre su regreso al Congreso local, Carlos Sánchez aseguró que es cuestión de semanas. Hace unos días se reunió la comisión de diputados encargados de analizar su caso y distribuyeron un dictamen médico de un hospital cubano, en el cual se específica que el diputado priísta esta apto para realizar cualquier actividad.

El reconocimiento a los fundadores del Colegio de Economistas Guerrerenses se realizó en la sala de sesiones del Tribunal Superior de Justicia y asistieron funcionarios del gobierno estatal, ex gobernadores y economistas de diferentes regiones del estado.

En el lugar estuvo el secretario de desarrollo económico, Juan Salgado Tenorio, el ex gobernador, Israel Nogueda Otero, el ex diputado federal priísta, Raúl González Villalba y la titular del DIF, Paula Sánchez.

Por parte de los economistas estuvo presente el presidente del colegio nacional, Carlos Loaeza, y algunos fundadores como Palemón Díaz y la actual presidenta estatal, Martha García Martínez.

Declaran presos a seis detenidos de San Luis Acatlán libres bajo fianza

 

Ellos son Ildefonso Nava Lezama, Cresencio Abundis, Medardo Castro Marín, Cirilo Garzón Balderas, Angel Rentería Barragán y Urbano Mendoza Vázquez, quienes por el momento se encuentran en libertad bajo fianza.

Se informó en el juzgado que Román Pinzón se declaró incompetente para continuar con el proceso y puso a los seis a disposición del juez de Distrito. Hasta el viernes no se logró precisar a disposición de qué juez de Distrito quedaron los seis procesados.

El viernes por la tarde, en la Redacción de El Sur, integrantes del movimiento contra el alcalde de San Luis Acatlán, Genaro Vázquez Solís, denunciaron que el presidente municipal “se ha dedicado” en los últimos días a “intimidar” a habitantes de comunidades, a las que “acude armado a entregar recursos condicionados, acompañado por policías municipales”.

El dirigente del plantón que mantiene tomado el Ayuntamiento de aquel municipio, Crispín Santos Calleja, acudió acompañado por el también integrante del movimiento Jesús Manuel Ramírez Zúñiga, así como por el comisario de Cerro Zapote, Martín Faustino Villegas y por el coordinador de la Unidad Campesina del PRD en la Costa Chica, Oscar Chávez Rendón, para hacer un llamado a Genaro Vázquez para que “no genere más violencia” en San Luis Acatlán.

Pidieron, asimismo, a los diputados locales del PRD, “en específico” al coordinador de la fracción en el Congreso, David Jiménez Rumbo y a Mauro García Medina, que no “obstaculicen” el proceso de desafuero contra Genaro Vázquez.

Oscar Chávez dio a conocer que en los próximos días le enviarán un documento al dirigente estatal del PRD, Martín Mora Aguirre, y al Comité Ejecutivo Nacional del PRD “porque los diputados de la fracción no quieren recibirnos, mejor otras fracciones han estado más pendientes del caso”.