EL-SUR

Lunes 29 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Cultura  

Aprovechan acapulqueños y turistas la polémica estatua de Eugenio Derbez para tomarse fotos

“Hubieran puesto a alguien en verdad importante como a Juan Gabriel”; “Yo no sé ni quién es ese señor”, dicen quienes trabajan en la zona

Octubre 27, 2021

Paseantes se toman fotografías junto a la estatua del comediante Eugenio Derbez, ubicada frente al hotel Copacabana, en Acapulco Foto: El Sur

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Ante la pasividad de las autoridades para definir el retiro de la estatua del comediante Eugenio Derbez, ubicada frente al hotel Copacabana, la gente –principalmente turistas– poco a poco se acercan, pues al pasar frente a ella buscan tomarse la foto.
Dicha estatua fue develada en sigilo hace unos días en una glorieta que ahora lleva su nombre también y no hubo comunicado oficial del gobierno estatal –encargado de la obra a través del de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero, CIACEG– que informara sobre el comité técnico que dictaminó que fuera del actor mexicano la estatua y tampoco sobre el monto gastado en ella.
Ante ello, fueron las redes sociales las que mostraron las primeras reacciones de repudio y posteriormente diversos colectivos sociales y culturales hicieron lo propio al tiempo que a nivel municipal, el Instituto Municipal de Planeación (Implan) se encuentra en la revisión de permisos relacionados con la instalación de la estatua.
Mientras tanto, acapulqueños y turistas aprovechan para tomarse la foto y posar junto a ella.
Fue la encargada de una tienda de conveniencia ubicada junto a la estatua quien comentó que son turistas principalmente quienes al acceder a la playa a través del andador de la plaza Costa Rica quienes se detienen un momento para tomarse la foto.
“A mí no me gusta, hubieran puesto a alguien en verdad importante como a Juan Gabriel pero pues a la gente le gusta”, dijo.
Lo mismo opinó el señor Juan, acomodador de autos quien comentó que hasta el mediodía en que se termina su turno son muchas las personas que se acercan.
“Yo no sé ni quién es ese señor pero la hubieran de echar a la Costera, acá ni se ve”.
Ayer, en el transcurso de un par de horas fue de llamar la atención que varios vehículos dieron la vuelta en dicha glorieta y sus conductores sin bajarse tomaron la foto para luego retirarse.
Asimismo, fue posible observar a algunos turistas tomarse la foto y del mismo modo a acapulqueños que ante la controversia quisieron ir a ver la estatua.
“A mí no me gusta, pero a mi esposo sí”, dijo una madre de familia que en compañía precisamente de su esposo y sus hijos acudió a ver la estatua.