EL-SUR

Miércoles 19 de Enero de 2022

Guerrero, México

Cultura  

Exhibe la diseñadora Aida Walls en La Nao prendas inspiradas en los huipiles na savi

Llama la creadora oaxaqueña a estar alerta ante la apropiación cultural y plagio de textiles indígenas que hacen las marcas internacionales de ropa en entrevista en el festival

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Noviembre 10, 2021

La diseñadora afromexicana Aida Walls recibe un reconocimiento del embajador de Costa de Marfil en México, Robert LY Djérou, el lunes Foto: El Sur

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Si bien es una empresaria mexicana, la diseñadora de modas Aida Walls es en realidad una artista que se ha preocupado por rescatar y modernizar prendas de vestir tradicionales como el rebozo y el huipil.
Ello, al transformarlos para volverlos otra cosa en sus diseños, pero sin perder su identidad nacional, logrando con su trabajo la admiración internacional.
En entrevista al término de su participación en un desfile de modas ofrecido el lunes por la noche en el Zócalo de Acapulco, la afrodescendiente originaria de Oaxaca comentó que “en los últimos años, considero que los textiles mexicanos han tomado un lugar preponderante dentro de la moda y a nivel mundial, creo que muchas marcas importantes y diseñadores tanto internacionales como locales han visto en nuestros textiles una oportunidad para poder hacer prendas diferentes, prendas que tengan algo más allá de un diseño simple; que tengan historia, tradición, cultura, aquellas que una tela sencilla nunca va a tener”.
No obstante y ante el empuje del propio mercado, dijo que hay que tener cuidado con esto de la llamada apropiación cultura indebida, pues se puede caer en el plagio.
“Es un tema escabroso, porque no se han definido los criterios para definir lo que es un plagio; yo considero que es plagio cuando un diseñador, lejos de utilizar un textil original, simple y sencillamente va sobre uno que le parece hermosa a él, hace un trabajo de fotografía, de impresión extraordinario y ahí sí se apropia de la iconografía de los pueblos originarios.
“No están ni siquiera dando un solo centavo que beneficie a esas comunidades dueñas de ese arte, de esa cultura, de una tradición milenaria que considera todos estos procesos que ellos tiene que realizar para poder obtener esos textiles; ahí sí, entonces, considero que es plagio”.
“Ahora, cuando un diseñador se involucra con el grupo de artesanos, con su trabajo creativo, yo creo que no estás plagiando, estás haciendo acuerdos y lo más lindo es cuando es ganar-ganar, porque la gente que hace esos textiles también gana”.
En su caso, y tras recordar sus orígenes en José María Morelos, localidad enclavada en el municipio de Santa María Huazolotitlán, en la Costa Chica oaxaqueña, de cuando de niña veía a su madre coser, encontrando en las agujas, los hilos y las máquinas de coser su pasión, abundó en que “tengo veinte años haciendo cosas con estos textiles y desde siempre me he involucrado directamente con los artesanos, desde conocer sus costumbres, su dinámica del día a día para entender todo lo que tiene que pasar para poder tener algo que a mí me interesa.
“Eso me ha ayudado mucho porque me he identificado mucho, soy de origen costeño, conozco muy bien a las comunidades, trato de acercarme a ellas, trato de hacer actividades que apoyen a la gente, trato de servirles, y cuando hace eso la gente te acoge y eso te permite lograr un gran trabajo” como el que presentó precisamente en el Zócalo –una colección de 19 piezas– y que se inspiró en los huipiles que elaboran las mujeres na savi de San Juan Colorado, Oaxaca.
En dicho desfile que formó parte de las actividades del Festival Internacional La Nao Acapulco compartió además escenario con Adiela Valencia, diseñadora colombiana que mostró con su trabajo la colorida cultura de Costa de Marfil, también de la mano de los textiles.
En ambos casos, y con la presencia del embajador de Costa de Marfil, Robert LY Djérou sonaron los aplausos de las más de 100 personas que asistieron.

Prepara el proyecto Lienzos
afro-mixtecos en movimiento

Mientras tanto, Aida Walls cuyo trabajo está disponible en sus redes sociales y plataformas digitales, adelantó que se encuentra preparando un trabajo en compañía del artista plástico de Cuajinicuilapa Baltazar Castellano Melo.
“Estamos trabajando nuestra próxima colección que se va a llamar Lienzos afro-mixtecos en movimiento; él va a pintar en cada uno de los lienzos que se convertirán en prenda.
“Va a pintar historias, va a hablar de nuestra cultura, de nuestras tradiciones, de nuestra gastronomía, nuestros oficios, etcétera”.
Sin fecha estimada, aceptó que será un trabajo largo “pues con ayuda de un equipo multidisciplinario vamos incluso a hacer investigación para tener incluso una ficha técnica por cada prenda con la idea de tener una colección digna de un museo y poderla montar en muchas partes, para que la gente conozca lo que somos los afrodescendientes tanto de Oaxaca como de Guerrero”.