EL-SUR

Sábado 23 de Enero de 2021

Guerrero, México

Cultura  

Hay una deuda con Luis Zapata porque su obra no se conoce en el estado, dicen en homenaje

Recuerdan historias sobre el escritor guerrerense en un encuentro virtual del Festival Nacional de Literatura Acapulco Barco de Libros

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Noviembre 28, 2020

Los miembros del comité Acapulco Barco de Libros Yelitza Ruiz y Ángel Vargas y los escritores que participaron en la jornada de lecturas de ayer, Luis Armenta Malpica, Carmen Villoro, Jorge Humberto Chávez y Jorge Ortega Foto: Tomada de la transmisión en vivo

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Con la participación de Rosina Conde, Odette Alonso, Hernán Bravo Varela y Misael Habana, entre otros, la tarde del viernes se realizó la charla virtual Acapulco recuerda a Luis Zapata, como parte de las actividades de la edición de este año del Festival Nacional de Literatura Acapulco Barco de Libros.
Anécdotas y comentarios sobre la falta de difusión de la obra del escritor guerrerense fallecido a principios de noviembre fueron la constante.
Fue la escritora y artista multidisciplinaria Rosina Conde quien recordó primeramente fragmentos de sus alrededor de 40 años de amistad que incluyeron el compartir su gusto por cantar, de hablar portugués o la lectura de sus textos incluso antes de presentarlos a las editoriales, lo que derivaba en largas charlas.
De hecho, dijo, “con Luis aprendí a hablar en femenino y a revalorar lo femenino” y recordó que cuando escribió la famosa novela El vampiro de la colonia Roma, a finales de los años setenta y con ese libro gana uno de los grandes premios de ese entonces, causó gran revuelo.
La gran mayoría de sus colegas lo veía menos, reveló.
“Lo voy a extrañar, lo extraño ya, me hace falta”.
Asimismo, el poeta, ensayista y traductor Hernán Bravo Varela recordó que conoció primero a Luis de la mano de En girones, un texto de corte sicológico y existencial cuyo tema central es la relación amorosa, pasional y carnal entre dos hombres, que como toda relación, tiene altibajos.
“Si una pieza yo rescataría y destacaría del corpus muy valiosa, sin detrimento de la obra de Luis, sería En girones”, publicada en 1985.
“Así como El vampiro de la colonia Roma es una novela de educación sentimental (…) es sin duda En girones donde las afinidades electivas de su educación sentimental.
“Es la novela en la que hay una mayor intensidad del lenguaje de acuerdo con las proyecciones que tiene sus personajes que circulan, que no pueden dejar de amarse y de odiarse”, y si bien conoció apenas en 2005 al escritor, con quien se reunía a tomar cafés –incluso en alguna ocasión le cantó A dónde va nuestro amor, de Angélica María– y tener largo intercambio de correos electrónicos, no dejó de volcarse de admiración hacia él y la importancia que tuvo dicho libro en su vida personal.
Por su parte, el periodista Misael Habana aceptó que se le tiene una deuda muy grande con el autor pues su obra no ha sido dada a conocer como se debería en el estado.
Asimismo, dijo que “la gran aportación de Luis al movimiento por los derechos LGTB+ fue precisamente El vampiro de la colonia Roma”, aceptando que con esa obra se introdujo, en la parte técnica, todo un vocabulario que no se había dado a conocer.
“El vampiro de la colonia Roma es una victoria en muchísimos sentidos”, afirmó por su parte Bravo Varela, recordando también que fue punta de lanza para todo un movimiento.
No obstante, todos los participantes concordaron con el hecho de que el originario de Chilpancingo escribía literatura, buena literatura, sin etiquetas.
Siete noches junto al mar, La hermana secreta de Angélica María o Melodrama, todos textos del guerrerense, fueron alabados en su oportunidad al igual que también fueron recordados personajes como el dramaturgo José Dimayuga y el actor Enrique Caballero, ambos también fallecidos y amigos de Luis.
La charla virtual Acapulco recuerda a Luis Zapata fue moderada por la poeta y narradora cubanomexicana Odette Alonso y forma parte de las actividades de la edición de este año del Festival Nacional de Literatura Acapulco Barco de Libros que inició el pasado jueves 26 de noviembre y termina el sábado 28.
Presentación de libros, lectura de obra, mesa de diálogo y talleres, las actividades contando con la participación de poco más de 40 autores como las escritoras Elisa Díaz Castelo, Marisela Guerrero y Carmen Villoro así como Luis Armenta Malpica u Oscar de Pablo, entre otros.
Todas las actividades, trasmitidas en la página oficial del Festival Nacional de Literatura Acapulco Barco de Libros, donde está a detalle el programa.