EL-SUR

Viernes 07 de Agosto de 2020

Guerrero, México

Cultura  

Lamentan Poniatowska, Villoro, Glantz y otros el cierre de la primera librería Gandhi

Será convertida en las oficinas de la empresa, informa el gerente comercia de la cadena, Alberto Achar Abadi. En el sitio, “un espacio decisivo de la cultura de la letra”, se reunían Jaime Sabines, Gabriel Garci?a Ma?rquez y muchos más

Redacción

Agosto 01, 2020

Redacción

Cerrar la librería Gandhi Oportunidades de Miguel Ángel de Quevedo 134, en la Ciudad de México, fue una decisión “triste” pero necesaria que se tomó hace apenas dos o tres semanas, cuenta Alberto Achar Abadi, gerente comercial de la cadena. En ese lugar se instalarán ahora las oficinas de la empresa, informó.
La decisión fue lamentada por los escritores Elena Poniatowska, Juan Villoro y Margo Glantz, entre otros, que encontraron en esa librería un lugar donde exponer sus obras y además era un centro de encuentro entre lectores y autores.
Cerrarán este espacio emblemático fundado en 1971 el próximo 16 de agosto, porque “ya no era una librería muy rentable”, y aunque siguió siendo el espacio donde inició todo y emocionalmente significaba mucho para la historia de esta empresa que el pasado 24 de junio cumplió 49 años de existencia, a la Gandhi Oportunidades la visitaban apenas entre 18 y 19 mil personas al mes, dice Achar Abadi.
“Por el romanticismo y por lo que significa ese espacio la convertimos en una librería de oportunidades, una librería de saldos desde hace mucho tiempo, y aunque el concepto funcionó por un tiempo, no era una librería que realmente fuera muy rentable como tal, más bien era el espacio donde inició todo”, señala en entrevista con El Universal.
El gerente dice que “caprichosamente” ante la epidemia “se presenta la oportunidad de que el corporativo vuelva al nido, es una oportunidad muy viable de convertir ese espacio de la librería en oficinas y tristemente cerrarla al público”.
Incluso dice que la decisión es obligada por la coyuntura, “es algo que nos permite financieramente hacer, algo que nos ayuda, y de alguna manera si lo vemos de forma positiva, en este espacio donde inició todo, vamos a estar las personas que estaremos impulsando el crecimiento de las 44 librerías para que sigan en pie”.
Tomar la decisión de cerrar este lugar emblemático que reunió a la intelectualidad mexicana no fue fácil, pero son ajustes que toman “para sobrevivir”, porque el cierre durante meses de todas las sucursales de esta cadena –cinco siguen cerradas– por la epidemia de Covid-19, las ha afectado financieramente.

Reacciones

Con el cierre de este espacio se cierra un capi?tulo en la historia del concepto que ideo? Mauricio Achar, el librero que queri?a un lugar en donde la gente pudiera tocar los libros, leerlos y convivir con los escritores. Cuenta la historia que Mauricio Achar viajaba a todas las ferias del libro para obtener ejemplares u?nicos a bajos precios y venderlos en ese espacio, que poco a poco se convirtio? en un lugar u?nico al que acudi?an Ernesto de la Pen?a, Germa?n Dehesa, Jaime Sabines, Gabriel Garci?a Ma?rquez y muchos otros escritores.
Al enterarse, Juan Villoro dijo a El Universal: “Es una noticia muy triste. La ‘vieja’ Gandhi fue un espacio esencial para mi generacio?n. Estaba en la preparatoria cuando se inauguro?. Los libreros eran estupendos lectores que te recomendaban novelas o ensayos segu?n lo que habi?as comprado antes y fueron esenciales en nuestra formacio?n. En el cafe? reinventamos el pai?s y el universo y asistimos a numerosas presentaciones de libros. Fue un espacio decisivo de la cultura de la letra. Espero que cuando el virus deje de ser una amenaza, la gente recobre el gusto de reunirse con libros de por medio y surja otro espacio digno de la inolvidable primera Gandhi”.
Elena Poniatowska, quien conocio? a Mauricio Achar y es vecina de la libreri?a, lamenta la pe?rdida: “Es una noticia muy triste, yo iba con frecuencia, a presentaciones de libros y a dar conferencias, para mi? es una pe?rdida enorme, tambie?n iba a tomar cafe?. Es una perdida enorme porque todos recurri?amos a la Gandhi, todos amamos a la Gandhi, era el lugar que todo mundo deci?a: ‘Nos vemos en la Gandhi’, que? pe?rdida”.
El dramaturgo y actor Boris Shoeman dice que es absolutamente lamentable el cierre de una libreri?a tan importante e ico?nica, “las libreri?as han mostrado que ma?s alla? del acervo que proponen al pu?blico son lugares de encuentro, de convivio, muy importantes para la ciudad, y si ahora sera?n puros centros comerciales que reu?nan este tipo de oferta y no lugares especializados tan buenos como la libreri?a Gandhi”.
Uno de los escritores, editores y promotores del libro y de la bibliodiversidad es Toma?s Granados Salinas, quien en su volumen Libros dedico? unas pa?ginas a recordar la historia de la Gandhi de Mauricio Achar, y asegura que “esa libreri?a se volvio? importante por la seleccio?n que teni?a, el tipo de libros, la combinacio?n de libros mexicanos, libros importados y su mezcla de espacio de conversacio?n, un foro que era un pequen?o teatro y despue?s esta idea que ahora nos parece muy normal de tener el libro en la calle”.
En su cuenta de Twitter, la escritora Margo Glantz califico? el cierre de la libreri?a como “Otra tragedia”, mientras que Alfonso Miranda, director general de Museo Soumaya agradecio? “por tanto” a la sucursal.
En esa red social, el periodista Leo?n Krauze tambie?n compartio? que en la sucursal dedicada a la venta de libros, discos y peli?culas de saldos paso? grandes momentos en los que estuvo rodeado de todos esos arti?culos culturales.
“Tambie?n ahi? aprendi? el arte de vender libros, cuando tuve que convencer al sen?or Achar de tomar varios ti?tulos de Cli?o a consignacio?n. Vendimos todos. Gran escuela. Gran lugar”, sen?alo? Krauze.
En su cuenta, Consuelo Sa?izar, ex directora del extinto Conaculta, indico? que no deberi?an las libreri?as no deberi?an de cerrar jama?s, a trave?s de un mensaje acompan?ado con la etiqueta #LutoCultural.