EL-SUR

Jueves 20 de Enero de 2022

Guerrero, México

Cultura  

Solicitan colectivos al Ayuntamiento el retiro de la estatua de Eugenio Derbez

Los grupos Mira Cultura y Acapulco Cultura señalan que el comediante no tiene méritos para que se le honre con un monumento, y que además no era un gasto prioritario

Octubre 22, 2021

 

Óscar Ricardo Muñoz Cano

Los colectivos Mira Cultura y Acapulco Cultura solicitaron al Instituto Municipal de Planeación (Implan) de Acapulco el retiro de la estatua del comediante mexicano Eugenio Derbez ubicada frente al hotel Copacabana y que ha generado el repudio de sectores de la sociedad desde su instalación, el 9 de octubre.
Lo anterior fue confirmado por el propio director del Implan, Yair García Delgado, quien reiteró que se encuentran en revisión los permisos relacionados con la instalación de la estatua, para verificar su legalidad.
Mientras tanto, de manera separada y a través de cartas enviadas a dicha dirección, los colectivos mencionan que además de que el personaje no tiene los méritos necesarios, no era prioritario destinar recursos para una estatua.
El escultor Jorge Alfaro confirmó que Mira Cultura envío la carta en la que mostraron su rechazo a la estatua y solicitaron su retiro porque el actor, conocido por la serie de comedia La famila P. Luche, producida por Televisa, no tiene los méritos y porque se instaló sin el consenso de la gente.
Criticó la opacidad con la que se trabajó para hacerla e instalarla, a pesar de que la obra se hizo con recursos públicos.
A título personal, comentó en breve charla telefónica que la estatua es el reflejo de “un vicio ya muy viejo de las instituciones y hasta de algunos individuos en específico ligados al gobierno, de pensar que el espacio público es un espacio abierto para goce y beneficio de ellos”.
El colectivo Mira Cultura está integrado por artistas como el pintor Miguel Ángel Sotelo o el fotógrafo Luis Bracho, así como la promotora cultural Gloria Bracho y el propio Jorge Alfaro.
Por su parte, Acapulco Cultura hizo pública la carta que envió al Implan a través de sus redes sociales, en la que se suman al rechazo a la estatua del protagonista de la película No se aceptan devoluciones –un cursi melodrama filmado en parte en Acapulco– independientemente de la promoción que éste haya hecho o no del puerto.
Lo anterior, porque “consideramos que no era prioritario destinar recursos para esta estatua, ya que nos encontramos atravesando una crisis económica generada por la emergencia sanitaria a causa del Covid-19, y en la realidad de Acapulco, fuera de la pantalla grande, es visible la falta de abasto del agua potable, el deficiente servicio de recolección de basura, el daño a la infraestructura vial que se acentuó debido al sismo de septiembre de este año, así como el alto nivel de violencia e inseguridad en el puerto”.
En dicho posicionamiento colocado en sus redes los miembros del colectivo omitieron sus nombres por temor a represalias.