EL-SUR

Miércoles 19 de Enero de 2022

Guerrero, México

Espectáculos  

Denuncia la actriz Ruby Rose abusos de ejecutivos durante grabaciones de la serie Batwoman

La chantajearon para obligarla a trabajar 10 días después de tener una cirugía de cuello y obligaron al equipo del programa a seguir laborando durante la pandemia, señala en Instagram. Salió del show por “múltiples quejas sobre su comportamiento”, responde Warner Bros. en un comunicado

Agencia Reforma Ciudad de México

Octubre 21, 2021

La actriz Ruby Rose caracterizada como Batwoman, serie que protagonizó de 2019 a 2020 Foto: Tomada de internet

Agencia Reforma

Ciudad de México

La actriz Ruby Rose acusó a la cadena de televisión The CW, a la productora Caroline Dries y a otros ejecutivos de Warner Bros. y Berlanti Productions de abusos que le hicieron desistir de continuar en la serie Batwoman.
Rose publicó varias historias en la red social Instagram durante la noche de este martes en las que reveló algunos de los problemas que sufrió durante su tiempo en la producción, entre ellos ser obligada a trabajar 10 días después de sufrir un accidente que le dañó el cuello y por el que tuvo que someterse a una cirugía.
“Para todos los que dijeron que me veía demasiado rígida en Batwoman, imaginen volver al trabajo 10 días después de esto. ¡¡¡10 DÍAS !!! O todo el equipo y el elenco serían despedidos y decepcionaría a todos porque Peter Roth dijo que no haría recast, y yo perdí millones en el estudio al lesionarme en su set” y además la chantajeó diciéndole que en caso de cancelar la producción le diría a quienes perderían su trabajo que fue por culpa de ella, indicó en una de las publicaciones.
Sobre Roth –jefe de Warner Bros. cuando sucedieron los hechos, entre 2019 y 2020–, la australiana afirmó que abusó de su poder al obligar a mujeres jóvenes a alizar sus pantalones con vapor en el área de su entrepierna, cuando los tenía puestos, y contrató a un investigador privado para que indagara respecto a la seriedad de su lesión.
También dijo que fue obligada a disculparse con los fans por no poder acudir a una rueda de prensa sobre la serie en una Comic-Con a pesar de que ella sí quería hacerla, pero no se le permitió porque se decidió no darle tiempo en su agenda de grabaciones para ello.
“Imaginen recibir un gran recorte salarial para estar en un proyecto que te apasiona y estar muy emocionada por una Comic-Con y que luego te digan que no te van a ajustar la agenda y no podrás asistir. Pero que luego que digan: ‘No lo anunciaremos nosotros, tú lo harás’.
“Y yo plantándome y diciendo: ‘¿Por qué debo poner la cara por esto?’, sólo para que me dijeran que si no hacía este video, ellos se mantendrían callados y la gente sabría hasta ese día que yo no estaría ahí”, escribió, junto al clip que lanzó para anunciar su falta de participación en la convención.
A Dries la señaló como una persona “sin corazón” quien sólo acude al set máximo cinco veces al año y que obligó al equipo a seguir filmando el proyecto durante la pandemia a pesar de que otras producciones de The CW ya habían cerrado sus sets para no exponer a ninguno de sus trabajadores.
En sus declaraciones, la estrella acusó al actor Dougray Scott de haber violentado a una doble de reparto, de gritarle groserías como “pequeña perra” a otras mujeres en el set y de tener un comportamiento abusivo y grosero en general.
“Se iba cuando quería y llegaba cuando quería. Él abusó de mujeres, y como consecuencia, como la protagonista de un show, yo mandé un e-mail pidiendo una política de no gritar, que ellos declinaron”, añadió.
“Así que para terminar, por favor, queridos queridos fans, dejen de preguntar si regresaré a ese horrible show. No regresaría por ninguna cantidad de dinero ni por si me apuntaran una pistola en la cabeza. ¡YO NO RENUNCIÉ! ¡NO RENUNCIO! Ellos arruinaron a Kathy Kane, y destruyeron Catwoman, no yo. Yo seguí ordenes, y si quería quedarme iba a tener que renunciar a mis derechos”.

Es una “historia revisionista”, dice Warner Bros.

Warner Bros. emitió un comunicado en respuesta a las afirmaciones de Rose, calificando su recuento de su tiempo en el set como una historia revisionista.
“A pesar de la historia revisionista que Ruby Rose ahora comparte en línea dirigida a los productores, el elenco y el equipo, la cadena y el estudio, la verdad es que Warner Bros. Television había decidido no ejercer su opción de contratar a Ruby para la segunda temporada de Catwoman, basándose en múltiples quejas sobre su comportamiento en el lugar de trabajo, que fueron revisadas exhaustivamente y manejadas en privado por respeto a todos los involucrados”, se lee en el comunicado.
No obstante, la celebridad continuó con sus declaraciones, detallando otras lesiones que, afirmó, ella y otros sufrieron en el set antes de revelar por qué eligió hablar de todo esto hasta este momento.
“Hablo ahora porque entiendo mi privilegio. PERO no soy Scar Jo (Scarlett Johansson). No tengo dinero, poder o influencia tipo Scarlett y, lamentablemente, no tengo un equipo como ella, que se preocupó lo suficiente como para no tener miedo”, expresó.
“También creo que no tengo la fuerza de superpoder que ella debe haber tenido para hacer lo que hizo. Pero soy alguien que siempre ha tratado de hacer lo correcto, y ella me inspiró”.