EL-SUR

Martes 16 de Agosto de 2022

Guerrero, México

Espectáculos  

Denuncia la ONG Poder Prieto en el FICG el racismo que se muestra en el cine mexicano

Ante la directora del Imcine, María Novaro, presentan un estudio que señala que las personas morenas tienen una representación negativa en las películas que se transmiten por Netflix

Junio 13, 2022

El panel de discusión por la presentación del documental Muxes, un relato de lucha, superación y reconocimiento, ayer en el Festival Internaciona de Cine de Guadalajara Foto: Agencia Reforma

Agencia Reforma

Guadalajara

En una incómoda pero necesaria discusión, el conversatorio Diversidades: Cine mexicano contemporáneo se convirtió en un espacio de denuncia en contra del racismo que propaga el cine mexicano.
Los actores Khristina Giles e Ianis Guerrero, parte de la organización antirracista mexicana Poder Prieto, presentaron un estudio reciente que hicieron sólo con 11 filmes estrenados en Netflix en 2019 para señalar la representación negativa de las personas morenas frente a María Novaro, directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), financiador de varios de esos filmes, quien moderó la mesa.
El análisis muestra, entre otras cosas, que de las 11 películas estrenadas en la plataforma digital durante 2019, seis tienen protagonistas blancos y cinco protagonistas morenos. De esas cinco, en dos los protagonistas se dedican a actividades ilícitas en pantalla.
De las seis películas con protagonistas blancos en ninguna el protagonista comete delitos o se dedica a una actividad ilícita.
“No es que no haya morenos en pantalla, sí hay morenos protagonistas, el problema es que los morenos en pantalla están retratados como delincuentes en un cuarenta por ciento de estas películas”, lamentó Guerrero en el encuentro.
De los cinco protagonistas morenos en las películas mencionadas, una es la biopic, otra es la historia de una indígena nativa sonorense, en otro caso el protagonista es el único moreno que aparece en todo el filme, en la siguiente el protagonista es moreno y es un delincuente y en el último ejemplo el personaje está huyendo de la violencia de un cartel en una situación de violencia.
En la película de los protagonistas de piel blanca los personajes son empleados de oficina, un arquitecto, un grupo de amigos de clase media, una mujer mayor que quiere casarse, una chica que tiene un dilema amoroso y una que conoce la vida en el campo.
“¿Por qué no son morenos?, ¿acaso no hay trabajadores de oficina morenos o arquitectos morenos en México? Creo que podríamos preguntarnos eso ya que somos mayoría en México”, cuestionó el actor tapatío.
Durante la charla, en la que también participó el director tzotzil Xun Sero, Guerrero afirmó que el estudio no busca ir contra ninguna película en particular y que sólo aparecen en los resultados por haberse estrenado en 2019:
“Pero todos los años desgraciadamente es igual y cualquier año que agarremos será similar”, afirmó.
Según el estudio, en dos de las siete películas de protagonistas blancos no hay una sola persona morena en pantalla y en el resto de las películas están en quinto o sexto lugar de relevancia en la trama: son personal de limpieza o bravucones.
“¿Que está financiando el Imcine en México? Porque no hay que olvidar que es dinero de todos los mexicanos: de 11 películas estudiadas, siete son financiadas por el Imcine, no que las otras cuatro no recibieron dinero público, simplemente no lo pusieron en los créditos, pero es raro que una película en México se haga cien por ciento sin dinero público”, afirmó el actor mientras leía los resultados del estudio.
En esos momentos, mientras afirmaba que el Imcine era, por lo tanto, racista, la directora del Instituto intervino levemente señalando que lo “era” antes de que ella llegara.
“Perdón, pero sigue siendo, pero bueno, tiene que cambiar”, rebatió Guerrero.
“El racismo en el cine mexicano es alarmante como pudieron ver, está en curso y no es inevitable. Pasa que en México si le dices a un director: ‘oye, estás haciendo una película racista’, te va a decir ‘yo no soy racista, cómo voy a hacer una película racista’; tiene que ser comprendido el racismo primero, dentro de la industria, se entiende erróneamente que el racismo sólo es solo una acción directa pero pasa por alto este tipo de discriminación que vimos hoy, agresiones implícitas no reconocidas que excluyen a las personas morenas”, concluyó.

Muxes, entre la discriminación
y la violencia cotidiana

La historia de las muxes es de contraste: aunque existe un tono de fiesta, glamur y folclor a su alrededor, también hay discriminación y violencia cotidiana.
Este universo, que se remonta al Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, desde tiempos prehispánicos, se ha considerado el tercer género: “Ni hombre, ni mujer, simplemente muxe”, relata Felina Santiago, una de las protagonistas del documental Muxes, un relato de lucha, superación y reconocimiento, que se presentó ayer en el FICG.
“Mi historia personal tiene que ver con un proceso de reivindicación de mi propia sexualidad, soy el primer profesionista de mi familia, desde temprana edad me enseñaron que tenía que abandonar todo rastro que tuviera que ver con lo femenino, me dijeron que tenía que dejar de ser yo para que no me expulsaran de la escuela.
“Me tocó primero darme a conocer como muxe, después pasar por un proceso reivindicatorio, y ahora lo asumo con mucho orgullo, con mucha naturalidad, porque entiendo la historia de lucha, porque más allá de la fiesta y el folclor, hay un movimiento social, sexual, una postura política y es justamente esa valentía de las otras, de los otros, lo que nos coloca aquí frente a ustedes”, relató Elvis Guerra, quien cuenta su historia junto con Kristhal Aquino y Felina Santiago.
Este documental propone un viaje al corazón de Oaxaca para conocer esta tradición ancestral. A partir de la historia de estas tres muxes, se busca hacer visible la disidencia sexual en los pueblos originarios, pero también poner luz sobre la reiterada discriminación y violencia que sufren.
“Con este documental quiero mostrarle a la gente nuestra lengua zapoteca, que hay raíces de las que estamos orgullosas; quiero mostrar mi cultura, mi orgullo de ser indígena, quiero llevar un mensaje a mis compañeros LGBT y a todo el mundo, que salgan del clóset, que no vivan la vida que los demás esperan que vivas”, recalcó Felina.
Aunque se ha querido confinar a la comunidad muxe al terreno doméstico, cada vez más salen a tomar el espacio público.
“Nosotras desde casa sufrimos discriminación, el rechazo de los padres en ocasiones, de los tíos, de los abuelos, incluso de las mamás; entonces no vamos a hablar de cosas hermosas, porque sufrimos mucho”, abundó Kristhal Aquino.
El documental, producido por HBO Max, se estrenará próximamente en esa plataforma digital.