EL-SUR

Sábado 27 de Noviembre de 2021

Guerrero, México

Espectáculos  

Estrenan en el FICG Plaza Catedral, cinta que devino en denuncia contra la violencia

Con la mexicana Ilse Salas y dirigida por el panameño Abner Benaim, la película dio un giro al drama urbano que relataba cuando fue asesinado en un fuego cruzado uno de sus protagonistas, el incipiente actor de 14 años Fernando de Casta

Agencia Reforma / Redacción Guadalajara

Octubre 05, 2021

 

La actriz Ilse Salas, protagonista de Plaza Catedral, en el estreno el lunes, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara Foto: Tomada de internet

La realidad golpeó de frente a Plaza Catedral.
La película, dirigida por el panameño Abner Benaim, buscaba originalmente contar la vida de Alicia (Ilse Salas), una mujer que lo pierde todo, pero que gracias a Alexis (Fernando de Casta), un adolescente cuidacoches, encuentra un motivo para seguir adelante.
Pero la historia dio un vuelco inesperado. Fernando de Casta, elegido a través de una audición a 300 niños pertenecientes a un barrio popular de Panamá, fue asesinado dos meses antes de que la película estuviera lista y eso dio pie para alzar la voz y resaltar aún más el mensaje de rechazo a la violencia en América Latina, resaltó Benaim.
“No soy activista, pero soy comunicador a través de las películas que hago y espero que ésta tenga un mensaje alto y claro de repudio a la violencia, así como nosotros conocimos a Fernando, y al igual que ustedes que lo vieron en pantalla sabemos que tenía un gran potencial y que su muerte es una tragedia”, describió el realizador panameño.
Fernando de Casta era un niño queriendo ser grande, recordó conmovida la actriz Ilse Salas en el estreno mundial de Plaza Catedral en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG).
Tanto Ilse como el director del filme, Abner Benaim, hablaron sobre el joven panameño quien murió a mediados de este año a los 14 años, víctima de fuego cruzado durante una balacera en Torrijos-Carter, el barrio donde vivía, en Panamá capital.
“Él nunca vio la película, la estábamos reservando para que la viera así con público. Él ni siquiera leyó el guión, practicábamos escena por escena y lo platicaba con Ilse 10 minutos antes de filmar”, relato Abner.
“Él entendió la historia porque era inteligente pero nunca vio la película”.
Durante el estreno del filme, realizado en la Sala Guillermo del Toro de la Cineteca de la Universidad de Guadalajara, Ilse no pudo ocultar las emociones de ver la película sin la presencia del joven, llegando a llorar mientras daba entrevistas.
Además relató cómo fue el trabajo con su coprotagonista, quien aunque no era actor profesional, la reto en la grabación.
“Llegué muy ilusionada para reafirmar y cambiar mis métodos y fue muy fácil, pero sumamente demandante trabajar con Fernando porque era muy frontal, demasiado duro, entonces me decía cosas tan claras como ‘porque me voy a reír aquí si no me está dando risa lo que tú me dices’”, contó.
“Él llegó a buscar la verdad de lo que entendía pero no sólo eso, a buscarla en el otro con los ojos, con esa energía que tenía, y a mí esa gente me cae muy bien, me identifico mucho con la frontalidad y la inocencia que tenía Fernando. Era un niño jugando a ser grande pero un niño al fin. Fue muy demandante pero muy divertido”.
Si bien tanto actriz como director compartieron que en un inicio la cinta no fue concebida como una denuncia sobre la violencia, los hechos que terminaron con la vida de Fernando han hecho que cobre un sentido diferente.
“La historia originalmente no fue concebida como una denuncia, estaba el trasfondo de las clases sociales, pero no era sobre eso, la protagonista siempre fue pensada que era Alicia y el niño entraba a demostrarle que no es la única del mundo”, dijo el director.
“Con la muerte de Fernando pasó algo que como siempre dicen ‘la realidad es mucho más fuerte que la ficción’ pues se metió a darle un final mucho más duro que el que yo me imaginé como guionista”.
Este largometraje, una producción conjunta de Panamá, Colombia y México, se estrenó en el marco del FICG y apenas empezará su ciclo por varios festivales en América Latina y Estados Unidos.
Para Ilse Salas, actriz mexicana que ha participado en cintas como Cantinflas, Me estás matando Susana y Las niñas bien, relata que la experiencia de protagonizar Plaza Catedral, le trajo muchos aprendizajes y retos.
“La labor de una actriz es encontrar las similitudes con el personaje, si no son tan evidentes, hay que indagar y hacer que existan, siempre partimos de nosotras, siempre hay algo nuestro en todos nuestros personajes, mi trabajo fue disponerme para que mi imaginación llegara a lugares profundos y sin límites.
“Los contrastes sociales es algo con lo que lidiamos en México, entonces no me sorprendió, es algo que está ahí, eso es lo impactante cómo estos mundos conviven así tan francamente cuando es inmoral”, resalta la actriz que pronto estrenará Señorita 89, serie ambientada en el México de los 80, primera producción nacional que se emitirá por la plataforma de Starzplay.

Publica Elsa Aguirre memorias

La primera actriz del cine mexicano, Elsa Aguirre, lanzó un libro donde recaba su historia y sus memorias.
En la obra Elsa Aguirre, la mujer que yo amé, la chihuahuense de 91 años narra su vida y las experiencias que tuvo en décadas de trayectoria artística.
Contiene 21 capítulos y los títulos, en su gran mayoría, hacen referencia a los filmes más significativos de Aguirre. Roberto Fiesco Trejo, autor del libro publicado por la UdeG, expuso que todo lo contenido en el libro surgió luego de cuatro días de entrevistas con la actriz, en su casa en Cuernavaca.
“Fue una conversación muy cálida. Creo que nos conectamos rápidamente. Mucha gente trata de ocultar experiencias y ella fue muy generosa con todos sus testimonios, lo cual ayudó a la decisión de que ella contara su propia historia”, dijo.

Celebra Premio Maguey
sus 10 años

Sexualidad, vida y salud son solo unos de los ejemplos de la carga simbólica que la comunidad LGTB+ imprime en el amarillo, naranja y rojo de su colorida bandera.
Es justo por los 10 años del Premio Maguey, la sección del FICG que desde 2012 legitima y reconoce el cine con diversidad sexual, que el popular estandarte contagia a los galardones.
“Siempre buscamos personalidades que tengan repercusión local y proyección internacional. Reconocemos a la gente que ha hecho aportaciones a la lucha de la causa queer. Son íconos de la comunidad, gente que le da voz y representa a la comunidad”, argumenta Pavel Cortés, director del Premio Maguey.
Son siete los galardones tallados en madera, con forma de eme, y pintados por el artista plástico tapatío Adrián Guerrero que se entregarán. Dos de ellos ya tienen dueño, el amarillo llega a manos del español Luis Venegas, fotógrafo y fundador de la primera revista trans (Candy), quien este año se lleva el premio Maguey a la Trayectoria; mientras que la morada es para la cantautora originaria de Cuernavaca, Zemmoa, galardonada con el Premio Maguey Ícono Queer.
“Este premio me ayuda a lidiar con la depresión, a quitar las inseguridades y miedos. Es un aplauso que me alienta a seguir soñando y a seguir siendo tenaz con lo que hago. Me emociona mucho que celebren mi trayectoria y mi lucha personal, como mujer trans defendiendo mi espacio en la música desde 2008”, comenta Zemmoa.
El resto de colores aún no tiene dueño, pero será en la ceremonia de clausura, a celebrarse el sábado, que se conocerán los nombres.